Verdades y mentiras sobre el cultivo de caña en Colombia

Análisis de los impactos multidimensionales que ha traído la caña de azúcar como fuente económica para regiones como el Valle del Cauca

Por: Octavio Cruz González
junio 23, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Verdades y mentiras sobre el cultivo de caña en Colombia
Foto: Universidad Nacional

En un lapso de tiempo demasiado corto en Colombia, específicamente en el valle geográfico del inicio de su recorrido del río Cauca, el cual incluye tres departamentos del país, Cauca, Valle del Cauca y Risaralda, el cultivo de la caña de azúcar se tomó todos sus mejores tierras, además de suelos planos y fértiles, ocasionando la perdida y la apropiación de casi todos los recursos hídricos que existen en ellos, con el agravante de afectar varias cuencas hidrográficas y de haber hecho desaparecer físicamente varios de sus ríos.

Los que hemos nacido en esta región del país, venimos siendo testigos silenciosos del paulatino y rápido deterioro del medio ambiental de esta comarca, lo que está acaeciendo sin ningún tipo de control, ni límites, de parte de ninguna autoridad ambiental, ocasionando con ello innumerables tipos de problemas ambientales, económicos, sociales, culturales, de seguridad, de variabilidad genética, de aumento de la temperatura, de salud pública, de convivencia, de justicia, de equidad y de un largo etcétera de factores relacionados a los ya mencionados .

Los efectos ambientales incluyen desde la uniformidad del paisaje, antes diverso y ameno, como igualmente la desaparición acelerada de la de fauna y la flora local, hasta la perdida de gran cantidad de fuentes de agua dulce, a partir de la sobre explotación de sus recursos hídricos, cada vez más escasos, no solo por la agroindustria de la caña, sino también debido a los problemas inherentes a un cambio climático mundial, desbordado y sin contención, generando la desaparición de varios ríos, que antaño recorrían varias partes de esta región, hasta las aguas profundas, que vienen siendo exhaustivamente extraídas para regar los ya extensos cultivos de caña, como también venimos sufriendo un acentuado aumento de la temperatura ambiental, superior a los 7 grados centígrados, pues poniendo como ejemplo a la ciudad de Cali, su temperatura promedio pasó de 24 grados a 31.

En el tema económico, es un negocio que concentró la riqueza en muy pocas manos, repercutiendo en el desarrollo social de casi todos sus habitantes, quienes, ante la monopolización de la tierra agrícola, y de los diversos tipos de cultivos que desaparecieron de ella, han tenido que dedicarse a otro tipo de labores, por lo general trabajos informales cuando no ilegales.

Culturalmente es una región que se ha ido acostumbrando y adaptando a unas actividades y negocios relacionados por lo general con el narcotráfico y la informalidad, haciendo pulular la delincuencia y la ilegalidad, perdiendo entonces muchos de sus municipios la identidad de una comarca antes relacionada con una vida bucólica y rural.

La seguridad de sus residentes está cada vez más afectada por todo tipo de inconvenientes, no solo por los negocios ilegales a los que se tienen que dedicar, sino también porque los propietarios de las tierras, y de los negocios que giran alrededor de esta agroindustria, han terminado montando esquemas privados de seguridad para protegerse de una delincuencia provocada por ellos mismo, ante la aquiescencia de las propias autoridades, que se hacen las de la vista gorda, cuando no son las que patrocinan, por su incapacidad, esos comportamientos.

El monopolio y la uniformidad de ese cultivo en toda esta región, antes mucho más biodiversa, ha provocado graves efectos en la variabilidad genética de toda la comarca, haciendo desaparecer de manera acelerada muchas especies de animales, como aves, mamíferos, batracios, peces, insectos, y un largo listado de plantas y vegetales, sin contar los efectos nocivos sobre los microorganismos de los suelos y del ambiente.

Señalando como ejemplo lo que sucede en Cali, con su temperatura ambiental promedio, se puede extrapolar las secuelas que este aumento de la temperatura esta produciendo en todos los rincones de esta extensa región, ocasionando cambios directos en la humedad relativa y en la desaparición forzada de bosques, y de vegetación de cobertura y protección de los recursos hídricos y del suelo. No poseo los estudios ni tampoco la relación que indique los ríos que han desaparecido directamente, pero apelando a mi memoria de residente, puedo señalar algunos que ya no existen, como el rio Meléndez, el Aguacatal, el Lili, el Sabaletas, el Bolo, el Fraile, sin incluir en esta relación a muchos otros que hoy parecen simples canales de drenaje o alcantarillas, empezando por el propio rio Cali, el Guadalajara de Buga, el Tuluá, el Palo, y muchos otros, afectados por el uso excesivo que requiere el cultivo de sus aguas, como también por la extensión de los cascos urbanos a raíz de la migración de las personas de los campos hacia las ciudades.

La salud pública viene recibiendo muchas de las consecuencias que genera el monocultivo de la caña, por un lado en los temas de salud mental, al tener muchas personas que perder  sus fuentes de empleo,  por la cada vez más amplia mecanización de las labores agrícolas que vienen impulsando los ingenios azucareros, sino también en aspectos respiratorios y de problemas en la piel, por las continuas quemas que desarrollan éstos en los  cultivos, donde las pavesas, el calor y la perdida de humedad ambiental tienen directa relación con muchos de esos problemas de salud humana.

En cuanto a los temas relacionados con la convivencia, la justicia y equidad social, las razones de sus efectos y afectaciones sobran, porque muchas de las causan que inciden en ellas son consecuencias de las ya antes mencionadas y señaladas. De allí que se pueda concluir que los beneficios económicos que defienden y promueven los azucareros están chocando de manera violenta con todos los que venimos perdiendo los habitantes de esta otrora fértil y variada comarca.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿La convivencia con conciencia o con inconciencia?

¿La convivencia con conciencia o con inconciencia?

Las elecciones al parlamento europeo y la realidad colombiana

Las elecciones al parlamento europeo y la realidad colombiana

Frenazo a los abusadores sexuales de niños

Frenazo a los abusadores sexuales de niños

El Grammy de Silvestre Dangond estará en la plaza de su pueblo

El Grammy de Silvestre Dangond estará en la plaza de su pueblo