Vender la ETB según un campesino que vive en Bogotá

"Esta empresa es una vaca resabiada que no da leche un día, pero al otro sí. Es decir, que da leche para la privatización, pero no para lo público"

Por: Edilson Silva Liévano
mayo 02, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Vender la ETB según un campesino que vive en Bogotá

Llegué Bogotá hace 26 años,  oriundo de un pueblo cercano, El Peñón, Cundinamarca, y aquí hice mi vida profesional y cultural. Pago impuestos como lo hace todo ciudadano, pero, además, sé que con los recursos que genera la ETB se financia parte de la educación pública de los jóvenes más pobres de Bogotá; aquellos  que no pueden ir a colegios campestres como el Réfous ni a la Universidad de Duke ni a la Université Paris II, Panthéon-Assas para hacer un doctorado como el que dice Enrique Peñalosa que cursó. Los pobres de la ciudad van a universidades públicas como la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Y eso cuando los puntajes le alcanzan.

Lo cierto es que sí les alcanzan, pero el problema no son las capacidades intelectuales de nuestros muchachos sino los cupos (la cobertura),  o lo que es lo mismo, los recursos necesarios para brindarles Educación de Alta Calidad: laboratorios e insumos, salidas de campo,  maestros con doctorado, patrocinio a la  investigación, movilidad nacional e internacional, ambiente cultural, becas,campus, etc. Ya esa estocada final a la educación de los jóvenes bogotanos menos favorecidos por la desigualdad del país,  se la quisieron dar en el años 2011 cuando Juan Manual Santos, junto con la alcaldesa encargada María Fernanda Campo, comisionaron a Cristina Plaza (alcaldesa ad hoc)  para que radicara ante el Concejo de Bogotá el mismo proyecto que años después encabeza el mismo pelotón de fusilamiento de lo público, el señor Enrique Peñalosa. En la privatización de ETB los argumentos vuelven a ser los mismos que se usan cuando de privatizar las empresas públicas se trata y se resumen en la siguiente tesis: La empresa solo deja pérdidas, hay que venderla. Con ese grave error de privatizar lo que es  público, lo que  en derecho le pertenece a todos, la ya maltratada educación de los más pobres, los que no pueden ir a París II a cursar sus doctorados, dejarían de recibir más de $2.039.241.180 de pesos que era la cifra que en el 2011 recibía la Universidad Francisco José de Caldas, más conocida con el nombre de la Universidad Distrital y que muchos identifican con la Macarena, pero que tiene sedes en diferentes partes de la ciudad, incluida Ciudad Bolívar.

Yo se lo analizo con la lógica del campesino. Nadie en el campo saca una vaca a  la plaza de mercado, y para venderla esgrime los siguientes argumentos: “venga señor  inversionista, compre mi vaca. Mi vaca está enferma, con hematites, raquítica, moribunda, pero es un súper negocio”. Habría que ser idiota para hacerlo, tanto para venderla como para comprarla, a lo sumo  las autoridades competentes le dirían que es un problema de salud pública, sacrfíquela. Pero resulta que en la lógica de privatizar para los amigos de acuerdo al alcance de las redes nacionales que se tenga  esa lógica sí funciona a la perfección, porque permite vender muy barato para favorecer intereses personales, cobrar la comisión, y además quedarse con lo público en le bolsillo. Ahora en la página de esta  ciudad que llaman con el slogan publicitario (la publicidad suele ser engañosa), ¡Bogotá mejor para todos!, aparece a la fecha la siguiente descripción: “Desde 2011 a mediados de 2015, ETB pasó de tener el 73% del mercado de líneas fijas en Bogotá al 55% y en Internet pasó de 50% a 34%; clientes que migraron a los competidores privados, en una suerte de “privatización por competencia”. Los ingresos de la entidad se redujeron en 6% en los últimos diez años mientras que el PIB del sector de las telecomunicaciones creció 110% en el mismo periodo y los tres principales competidores multiplicaron sus ingresos. Es así como en 2015, ETB representó menos del 6% de los ingresos de los cuatro principales operadores”. Lo cierto, es que la ETB, cuenta con una de las redes de fibra óptica más sólidas de la ciudad que se financió con los recursos de la ciudad, lo cual quiere decir, que es un súper negocio para los amigos inversionistas a los que se la queremos vender bien barata la vaca enferma.

Ahora bien, en esa lógica que me enseñó el campo, mi padre no hubiera contratado un veterinario para que sacrificara la vaca enferma sino para que intentara salvarla. Lo primero que vamos a decirle desde aquí es: Señor Peñalosa, usted, que promete una ciudad mejor para todos, viene con esos argumentos tan melifluos a decirnos que necesitamos construir 30 colegios (sí para los convenios privados), carriles de Transmilenio (¿sigue en pie el negocio con Volvo?). No será que los bogotanos lo eligieron para ser gerente de la  ciudad, incluidas sus empresas, ya que creyeron en tan altos estudios en París II.,  como para que ahora, usted venga a esgrimir las mismas razones con las que vendieron Isagén, y lo peor,  para que venga a decir: “la vaca está enferma, hay que sacrificarla, a nosotros no nos da leche pero a una multinacional sí”. Es decir, la ETB es una vaca resabiada que no da leche un día, pero al otro sí, es decir, que da leche para la privatización, pero no para lo público, los pobres que se vayan a la cama con hambre, sin refrigerio escolar, sin trasporte digno, sin educación. ¡Pobre el palacio Liévano! Esto  es Bogotá, peor para todos!

@palabreros

-.
0
5303
Un Honduras polarizado se prepara para elegir a su nuevo presidente

Un Honduras polarizado se prepara para elegir a su nuevo presidente

Hitchcock, un enfermo sexual que se escondía tras el oficio de director

Hitchcock, un enfermo sexual que se escondía tras el oficio de director

El cementerio donde los carros se pudren en Bogotá

El cementerio donde los carros se pudren en Bogotá

La ruptura de John Lennon con los Beatles y su derrumbe al lado de Yoko Ono

La ruptura de John Lennon con los Beatles y su derrumbe al lado de Yoko Ono

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus