Uribe y Trump, no sean puercos y dejen en paz a mi amada Colombia

“Con el pretexto de contener el castrochavismo permitieron, permiten y permitirán genocidios”

Por: Juan mario sánchez cuervo
octubre 27, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Uribe y Trump, no sean puercos y dejen en paz a mi amada Colombia

Uribe y Trump han permitido crímenes que atentan contra la dignidad humana. Me refiero a todas las variantes del odio que tienen al mundo a un paso del colapso definitivo: racismo, segregación, intolerancia, difusión de la división y de todas las manifestaciones de la violencia.

Trump se comporta como un cínico sinvergüenza al respaldar incondicionalmente al verdugo del pueblo colombiano. Llamarlo héroe y felicitarlo por su libertad temporal ignorando las casi trescientas investigaciones que tiene en su haber el expresidente colombiano es un acto de bellaquería inmensa. Es como pasarle una tractomula a las miles de víctimas de nuestro país.

Estados Unidos sabe quién es Uribe es más, tiene todos los informes y conoce todos sus secretos. Mantenerlo en el poder (Uribe es una especie dictador en cuerpo ajeno), con el pretexto de contener el socialismo, constituye una práctica política depravada y psicótica. Es la hipocresía y la doble moral en su máxima expresión. El principio maquiavélico: el fin justifica los medios. Es el ejemplo más claro de la podredumbre abismal que se tomó al mundo. El mensaje es contundente: contengan el socialismo, incluso al precio de millones de vidas.

Sin embargo, en Colombia jamás ha existido el socialismo, sino una tiranía de más de un siglo con millones de víctimas y centenares de miles de crímenes. Y yo me pregunto: si la inteligencia de Estados Unidos es tan luminosa e inteligente, ¿no habrá podido inventarse una forma más humana, más racional, menos lesiva desde la defensa de los derechos de los niños principalmente, y desde los principios éticos y espirituales para contener esa supuesta amenaza?

Acá pensar distinto, tener ideas progresistas, ir en contravía del terrorismo de estado a través de argumentos, por medio de manifestaciones y protestas pacíficas te convierte en objetivo militar. Existe desde hace décadas en forma ilegal, camuflada y maquillada la pena de muerte. Yo mismo llevo a mis espaldas un panteón familiar, y vivo en el destierro bajo amenazas por decir la verdad y exigir justicia. Y a esa farsa la llaman democracia.

Este es el país de los genocidios, de las masacres y de los exterminios. Es el país del hemisferio con récord de candidatos a la presidencia asesinados: Jorge Eliécer Gaitán, Luis Carlos Galán, Pardo Leal, Bernardo Jaramillo Ossa, etcétera. Y en estos momentos no se detiene la masacre en contra de líderes, sociales, indígenas, campesinos, excombatientes, incluso en contra de niños inocentes y de mujeres…

En la gran mayoría de ellos el gran responsable es el Estado colombiano a través de sus verdugos con licencia para matar a quien les dé la gana. En mi amada Colombia el peor delito es hablar de paz y defender la paz que avaló la Comunidad internacional, la ONU, la Comunidad Europea, incluso los mismos Estados Unidos.

Uribe y Trump pregonan un fantasma llamado castrochavismo, el cual no ha pisado ni pisará nuestro suelo patrio; pero es la excusa perfecta para permanecer en la corrupción del poder. Estados Unidos tiene que repensar la forma de relacionarse con Latinoamérica porque si el verdugo elegido para maltratarnos y esclavizarnos es Uribe y sus secuaces y los uribitos que vienen en camino hechos a la medida de este capataz depravado, entonces nos aguarda una matanza jamás vista ni vivida en el cono sur del continente. El binomio Trump-Uribe es símbolo de degradación de los valores humanos y la exaltación de la violencia.

Para concluir, les recuerdo a los que me amenazan e insultan, que en numerosas columnas he dicho que amo la democracia y que con todos sus defectos es el mejor sistema posible. También he dicho que odio la extrema izquierda y la extrema derecha: todo terrorismo es malo. Y jamás he simpatizado con el comunismo, utopía absurda que se convirtió en capitalismo salvaje, pero disfrazado.

Debemos recuperar la humanidad, la solidaridad el respeto a la vida, el amor y respeto al planeta y a todas sus criaturas. Pero que este par de sinvergüenzas no nos lleven al más homicida totalitarismo dizque para contener al precio de millones de seres humanos un maldito fantasma que odio con toda mi alma, porque sin existir en Colombia ya ha dejado una estela mortal de millones de víctimas. Uribe-Trump, no sean puercos y dejen en paz a mi amada Colombia.

-.
0
1401
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El grado de su hijo Esteban compensará el difícil momento para encontrarse con Trump

El grado de su hijo Esteban compensará el difícil momento para encontrarse con Trump

Nota Ciudadana
¡Vivan las marchas de las mujeres contra Trump!

¡Vivan las marchas de las mujeres contra Trump!

Nota Ciudadana
Un monumento a Álvaro Uribe Vélez

Un monumento a Álvaro Uribe Vélez

Video. El agarrón de Álvaro Uribe en el Congreso

Video. El agarrón de Álvaro Uribe en el Congreso