Opinión

Urgente: una política de población

Embarazos adolescentes, bebés abandonados, adultos mayores pidiendo limosna abandonados por familias y Estado, el cuadro demanda a gritos una explícita política de población

Por:
mayo 10, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Colombia nunca ha tenido una política explícita de población. En el mejor de los casos, el Estado "ha permitido" que instituciones dedicadas al control de la natalidad como Profamilia u otras, actúen.  Gracias a que a partir de ese momento se dio la coincidencia de la voluntad de las mujeres —más urbanas y más educadas— con la posibilidad de usar métodos anticonceptivos, se produjo el gran descenso en la fecundidad y por consiguiente en el crecimiento de población en el país. A pesar de los hombres y de la Iglesia. Debe recordarse a que a principios de los años 60 se trabajaba con una tasa de crecimiento de población superior al 3 % cuando actualmente se acerca cada vez más al 1 %. Nadie le reconoce ese mérito a las mujeres colombianas.

Pero el país abandonó la demografía y mucho más de la demografía económica que tanto impulsó uno de los científicos sociales más importantes de Colombia: Álvaro López Toro. Para aquellos que lo olvidaron o no lo conocieron, ha sido tal vez el único colombiano que ha recibido su doctorado en una famosa universidad americana, con un texto de muy pocas páginas. Fue un ser humano extraordinario y un científico social genial. El creó una escuela de demografía en los 70 en la Universidad de los Andes, pero después de su trágica muerte, ese grupo desapareció. Este recuento tiene como fin mostrarle al país cómo el olvido de temas estratégicos termina generando problemas que después se vuelven inmanejables.

Hoy el tema de los embarazos adolescentes, de bebés abandonados, es una verdadera tragedia nacional. Y si a eso se le suma la creciente población de adultos mayores pidiendo limosna, por estar absolutamente abandonados por las familias y por Estado, el cuadro demanda a gritos una política de población. Debe empezar por volver a fomentar el estudio y las investigaciones en demografía y un diseño de políticas adecuadas. La Iglesia no solo la católica sino las otras cristianas, tienen que reconocer la importancia de retomar seriamente los problemas que enfrentan distintos grupos de población.

La Región Caribe es tal vez la más preocupante. Las solas cifras de niños abandonados se han disparado, como lo recoge El Heraldo, y los embarazos adolescentes llegan a niveles inaceptables en ciudades como Valledupar. ¿No es hora de revisar la educación sexual que no encuentra la forma de que los adolescentes aprendan a controlar su fecundidad, ni que los padres asuman un rol más activo en este tema? Los mensajes que ignoran la realidad de la vida actual, cuando hombres y mujeres, sobre todo las niñas empiezan muy pronto su vida sexual, son inútiles, inoportunos, inadecuados. En eso no se pueden equivocar los responsables de estos temas.

Pues bien, estas dolorosas realidades son parte de lo que debería ser una política explícita de población que reconozca la etapa y las características de ella hoy y no sigan pensando en un mundo que ya no existe. De no hacerlo, estos problemas sociales que dejan niños abandonados, de niñas que inician su vida sexual antes de tiempo y unos hombres inconscientes, sumados a la situación de una población mayor creciente, serán inmanejables y particularmente costosos para la sociedad, en todo sentido. Esta gráfica publicada por El Heraldo muestra la dimensión del problema de niños abandonados en la Región Caribe. ¿No producen estas cifras ganas de sentarse a llorar por el futuro de estas criaturas? Llegó la hora de tener realmente la política de población que esta sociedad demanda a gritos.

cecilia poblacion

 

 

[email protected]
www.cecilialopezcree.com
www.cecilialopez.com

 

-.
0
2387
Nota Ciudadana
La historia secreta de 'Cali pachanguero'. A 10 años sin Jairo Varela

La historia secreta de 'Cali pachanguero'. A 10 años sin Jairo Varela

Mauricio Lizcano terminó en la política marcado por una tragedia familiar

Mauricio Lizcano terminó en la política marcado por una tragedia familiar

La conmovedora carta de Carlos Pizarro a su hija María José, entonces una niña de cinco años

La conmovedora carta de Carlos Pizarro a su hija María José, entonces una niña de cinco años

El consulado de Venezuela abandonado en Bogotá que se volvió guarida de drogadictos y fantasmas

El consulado de Venezuela abandonado en Bogotá que se volvió guarida de drogadictos y fantasmas

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus