Una vitrina llamada Deportivo Cali

Tras sus últimas movidas, la filosofía de los directivos parece ser "¡venda, mijo, y que se joda el hincha sufriendo otra mala campaña!". A raíz del caso de Palavecino

Por: Jamal Said
febrero 01, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Una vitrina llamada Deportivo Cali
Foto: Instagram @agusspalavecino

Todavía se sigue hablando de la decisión que tomó Agustín Palavecino: el argentino le pidió a Alfredo Arias que no lo tuviera en cuenta para jugar contra el Envigado. Y cómo no hacerlo si este muchacho, hasta hace poco un desconocido, es una inversión del club, y era su deber como profesional, en caso de no encontrarse físicamente mal, defender los colores de la divisa que hoy por hoy le paga un sueldo. Todo esto me deja un mal sabor de boca, me coloca como hincha en la posición de interpretar lo que hace rato está pasando en el Cali: el equipo se ha convertido en una vitrina. Todo se trata, amigo lector, de un negocio que los directivos han diseñado sin que haya ningún resultado deportivo.

No apoyo lo que hizo Palavecino, enfatizo, pero como están las cosas el jugador está haciendo lo que otros hacen en la actualidad: aprovechar su cuarto de hora. El problema está cuando no se tiene consideración por la gente que confió en vos, y cuando el equipo se presta solamente para ser una simple vitrina sin mayor aspiración. Es que el Cali solamente se ha preocupado por sacar jugadores que en un año estén llegando a la MLS o a la liga mexicana, porque realmente lo que juegan no les da para llegar ni siquiera al Benevento. Su última gran venta, por lo que el jugador de muestra domingo a domingo, fue la de Luis Fernando Muriel, canterano que ha logrado mantenerse desde su partida en Europa. Usted me dirá: ¿y qué pasa con Santos Borré? Yo le contesto: todavía no se habla de él en el viejo continente.

Los jugadores que promueve el Cali, cuya calidad año tras año viene en caída libre, terminan generando algunos dolores, pero esa es una plata que no se ve reflejada en las campañas del equipo, convirtiéndose así, aunque me duela decirlo, el hazmerreír de un tornero tan mediocre como el colombiano. Los directivos son muy conscientes de esta realidad, porque les conviene que no cambie nada aunque igualmente no se gane nada. Quieren vender para asegurar lo poco que invierten, y mantener una estructura institucional que ya más de uno cuestiona: la gente se mamó de unos accionistas que no saben nada de futbol y que no les importa que la hinchada celebre vueltas olímpicas. Todo se resume en “el negocio socio”. En nada más.

Por eso lo de Palavecino es otra muestra de lo que ya se conoce, así que si Marco Caicedo está hablando tanto es porque no le conviene la oferta que sobre la mesa ha colocado River Plate. Si la suma que hoy le propone el equipo guacho se acerca a sus pretensiones, lo más seguro es que avale cuanto antes la partida del jugador. Cuando asumió la presidencia del equipo verde y blanco también asumió la filosofía de todos los directivos: ¡venda, mijo, y que se joda el hincha sufriendo otra mala campaña! Así no es la cosa, así no se trata a la hinchada. Tarde o temprano la gente no va a ir más al estadio, y esta directiva, que más mediocre no puede ser, comprenderá que lo que realmente importa es el amor de un asalariado por el equipo que aprendió a querer desde niño.

-.
0
6100
Perú: el Congreso decide si abre un proceso de destitución contra Pedro Castillo

Perú: el Congreso decide si abre un proceso de destitución contra Pedro Castillo

Julio César Turbay y Álvaro Uribe, una vieja relación que todavía pesa

Julio César Turbay y Álvaro Uribe, una vieja relación que todavía pesa

Campaña electoral vs cambio climático

Campaña electoral vs cambio climático

Richard Aguilar, detenido por corrupción pero con monumento a su ego

Richard Aguilar, detenido por corrupción pero con monumento a su ego

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus