Una universidad de cucaña

"Esta es la imagen sublime de todos los que creemos que la educación es el único medio para superar dogmas enfermizos"

Por: Gina Paola Herrera Ramírez
agosto 25, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Una universidad de cucaña
Foto: Pixabay

La universidad es una dama esquiva; es hermosa y sabia, a veces soberbia, a veces humilde, muy dolorosa para algunos, dócil para otros, pero, si la sabes llevar, te da enormes y rentables satisfacciones. Tan esquiva es que, según un estudio del Banco Mundial, en Latinoamérica apenas el 37% de los jóvenes accede a la educación superior y el 50% de estos últimos no culmina sus estudios; sabemos que existen brechas de naturaleza económica, social, cultural… que dificultan la entrada y permanencia en esta meca del saber, situación que se agudiza a causa del virus que actualmente aqueja al mundo.

Esta dama es vanidosa, se niega a envejecer, por eso se renueva constantemente; se acicala con promesas, se maquilla de sueños y se nutre de dinero. Su razón de ser es la de seducir a todo aquel que tenga un propósito y esté ávido de conocimiento, ella no ignora que tiene competencia, sabe que no es la única que puede cautivar al gentío; no obstante, sus rivales reconocen que pueden imitarla, pero nunca llegarán a reemplazarla.

Es hora de cambiar de estilo, de renovar el ajuar y de domar la soberbia, los nuevos vientos le demandan transformación, mayor flexibilidad, ser más generosa, menos esquiva. Debe comenzar pidiendo ayuda, pues para ser más dadivosa precisa que inviertan en ella; necesita ampliar aún sus aulas y migrar a nuevos escenarios educativos, actualizar sus programas conforme a las demandas globales, también debe reconocer y recompensar aún más a los talentos que sin su ayuda difícilmente podrían llegar a florecer. Ella quiere, tiene voluntad, pero a veces no puede o no la dejan, por ello ha decidido emanciparse y estar al servicio de la gente, toda, sin excepciones.

El maldito virus que lleva en sí una corona ha tratado de enfermar también a la dama; este no es el primer golpe que ella recibe, por años han tratado de subyugarla, manipularla, polarizarla; sin embargo, ahora es distinto, el virus solo ha servido de excusa para fortalecerse; ella cuan amazona aguerrida preparó sus armas y esta lista a pelear la batalla que le espera, su obligación es la de defender los ideales que desea que comiencen a regir en su ser: paz, equidad, diversidad, excelencia.

El futuro es una promesa, la universidad se ve a sí misma prospera, convocando multitudes, dando vida a proyectos, sirviéndole a la comunidad, siendo el alma de las naciones. Ella ya no será ansiada, será quien ansia; ya no será exclusiva para aquellos con poder adquisitivo, comenzará a ser un faro para el rico y el pobre, el intelectual y el ignorante, el revolucionario y el conservador, en otras palabras, será para todos.

Esta universidad de cucaña es la imagen sublime de todos los que creemos que la educación es el único medio para superar dogmas enfermizos; la academia ha sido, es y será un camino decoroso que conduce al éxito personal y profesional, por ello, y a riesgo de ser tomada por romántica o ilusa, me atrevo a decir que veo una universidad camaleónica que puede operar en un espacio presencial y/o virtual, una institución cuya esencia no está en el frío concreto de sus instalaciones o en la reputación que pueda ostentar, sino en el espíritu de sus educandos y en el mérito que se gana con ideas en virtud del esfuerzo dispuesto para cumplir los sueños. Veo a la universidad y reconozco en ella la esperanza de muchos jóvenes de mi país que, como yo, una modesta maestra de idiomas, anhelamos ir más allá, ser más de lo que nos han dicho que podemos ser; ansiamos cerrar bocas y desaparecer el techo de cristal que se nos atribuye mayormente a las mujeres, pero que yo estimo es una excusa falaz que nos encona y nos permite evolucionar.

-.
0
102
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Ser Pilo Paga pero las universidades privadas

Ser Pilo Paga pero las universidades privadas

Debatamos la gratuidad de la educación superior

Nota Ciudadana
Colombia y las

Colombia y las "Universidades de Garaje"

Nota Ciudadana
De la educación superior en la ruralidad y el COVID-19

De la educación superior en la ruralidad y el COVID-19