Una mirada distinta; porque algo existe llamado 'ética' y 'objeción de conciencia'

El criterio de moralidad es la razón, y, por lo tanto, ésta nos dice que tenemos responsabilidades con nosotros mismos y con los demás

Por: Cristina Isabel Ortega Palma
marzo 10, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Una mirada distinta; porque algo existe llamado 'ética' y 'objeción de conciencia'
Foto: Pixabay

A lo largo de la historia, el ser humano ha trabajado por mantenerse en la cúspide de la pirámide de los seres vivos, su capacidad de racionalizar y emanciparse de la naturaleza salvaje de la que procede, suele darle una gran ventaja frente a cualquier otro que habita este plano físico que llamamos tierra.

Sin embargo, no es solamente la composición de materia biodegradable que estructura al ser humano, no es solamente su materia sólida la que le da este título de ser superior frente a los demás organismos celulares que pueblan el planeta, sino también la connotación que hace al humano un ser diferente y superior al resto, el alma.

Esta unidad compuesta de materia y espíritu ha posicionado al hombre como el centro de todo, lo que llamamos también, ser antropocéntrico y sobre él oscila todo lo que yace en el mundo.

El alma de los hombres se proyecta en el exterior mediante la capacidad de razonamiento y la voluntad que va construyendo en la medida que se relaciona e interactúa con el medio que lo rodea, los seres humanos somos dinámicos, cambiamos, nos adaptamos según el clima que nos permea, las relaciones interpersonales que establecemos con los otros nos ayuda a identificar cada elemento que rige nuestra realidad, necesitamos construirnos desde la otredad para poder decodificar y entender el por qué y cómo de las cosas que creamos para vivir en sociedad.

Es entonces que reflexionamos en el plano de lo ético y moral, conceptos y prácticas que van ligadas la una de la otra, permitiendo consolidar el sistema de creencias valorativas que se deben adoptar para que la comunidad viva en armonía.

Ahora bien, la ilustración es conocido en términos historiográficos como el movimiento cultural e intelectual de los años 1685 hasta 1815.

La divisa de este movimiento era pensar por uno mismo, acceder a la mayoría de edad racional, no necesariamente se debe ser un erudito, pero al menos se debe tener la suficiente madurez cognitiva para decodificar todos los códigos a los que nos exponemos constantemente y ascender al grado más elevado para encontrar la verdad de las cosas.

Este ritual de emancipación intelectual nos va a permitir objetar de nuestra conciencia, consolidar las bases sólidas para defender el por qué y para qué hacemos lo que hacemos y como todo esto va ligado al actuar correcto, transparente y dignamente.

“El criterio de moralidad es la razón, y, por lo tanto, ésta nos dice que tenemos responsabilidades con nosotros mismos y con los demás, así como gozamos de diferentes derechos como parte de la sociedad a la que pertenecemos” (Morales, 1996, p. 86).

La objeción de conciencia nos permite ser fieles a nuestras convicciones y principios morales, las leyes no siempre por ser legales significan que son correctas, tomar responsabilidad frente a los comportamientos que asumimos ante diversas situaciones nos otorga o no la paz emocional que necesitamos para vivir, una conciencia tranquila condesciende a una vida plena. La conciencia de los límites no debería sobrepasarse para poder hacerse posible y para que tenga sentido, como sujetos razonables necesitamos actuar con transparencia, empatía y humanidad, nuestros intereses personales no deberían poner en riesgo la vida colectiva.

Hay conciencia en una persona cuando hay madurez humana y profesional, ésta se logra con la reflexión constante de los actos cotidianos. (Morales, 1996).

Como profesionales de las comunicaciones tenemos un compromiso ético y moral frente a este asunto y nos demanda total parcialidad, justicia y verdad.

-.
0
400
Isabel Cristina Zuleta hizo de Hidroituango su causa y ahora está con los mineros de Antioquia

Isabel Cristina Zuleta hizo de Hidroituango su causa y ahora está con los mineros de Antioquia

Diomedes Díaz volvió a hacer el milagro

Diomedes Díaz volvió a hacer el milagro

El mejor colegio del país, La Quinta del Puente, cerrado por falta de alumnos

El mejor colegio del país, La Quinta del Puente, cerrado por falta de alumnos

La sombra de Petro: el escolta que lo cuida desde hace 10 años

La sombra de Petro: el escolta que lo cuida desde hace 10 años

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus