Una eterna reverencia a Pastrana y Uribe

"Este par ha ganado, ha sobrevivido a punta de la miseria y de la muerte del que piensa distinto, ha encarnado en este reciente siglo XX todo lo oscuro que llevamos dentro"

Por: Efraín Leiva Gutiérrez
julio 07, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Una eterna reverencia a Pastrana y Uribe

En la actual coyuntura política de Colombia es necesario hacer un alto y reflexionar: ¿qué mueve a dos expresidentes de la República a buscar afanosamente la presidencia, cuando precisamente en sus administraciones campeó el crimen, la corrupción de vieja escuela y un perverso estilo de poder que siempre privilegió la arrogancia y el despilfarro?

Se encuentran en foros y se dan la mano, se reverencian aún cuando se asustan mutuamente, al verse la decrepitud como en un espejo que rechazan. Su discurso es cansado y gastado; critican al del palacio viendo su cada vez más extinto fuego, el propio, el que ellos fueron y dejaron apagar desde la práctica vitanda y repetida.

Son una generación que ha hecho daño al pueblo, no solo porque lo han engañado y empobrecido generando riqueza para ellos, (la del dinero, la del prestigio, la efímera que privilegiaron desde entonces) y para los suyos, sino porque lo han exterminado y perseguido, apagando sus sueños.

Al político siempre se le ha exaltado su sagacidad y su capacidad de resistencia en la derrota. Este par ha ganado, ha sobrevivido a punta de la miseria y de la muerte del que piensa distinto, ha encarnado en este reciente siglo XX todo lo oscuro que llevamos dentro y el propio rencor exaltado, queriendo cobrar venganza. Este par nunca pierde, es jauría acechando en la sombra y sembrando miedo, y uno a otro se veneran después de haber vendido la idea de que eran diferentes y con macabro reconocimiento, vuelven y se dan la mano.

Uribe y Pastrana han demostrado que es más fácil unirse desde el odio que desde la razón o el perdón. Son dos ancianos perversos que se dicen vitales desde el veneno que estilan. Los acerca una eterna reverencia y el repudio propio, es una cuenta que prefieren aplazar con tal de perpetuar su encono. Tienen una cuenta pendiente con la ambición y lo que menos importa es este, nuestro país materia de su delirio.

Envidia, apego a la guerra, irracionalidad pura. Nuestros líderes políticos encumbrando las bajas pasiones haciéndose oír desde el odio desatado y desde el racismo, perpetuando un equivocado sentimiento clasista que nos inquiere a buscar la diferencia que nos hace superiores, que nos hace poco humanos.

Está demostrado que eso conquista votos, pero esa infame perseverancia acaso con el tiempo solo derrumbe el intento de la probable reconciliación y el perdón. Si enseñamos a nuestros hijos que perdonar es de almas débiles, ¿en dónde estará la redención de las viejas culpas que llevamos arrastrando después de tantas décadas de miseria moral?

La mejor bandera hoy es sobreponerse a la vindicta y a la inveterada forma de razonar con virulencia y enfado. Ya estamos cansados de políticos caducos que en su rostro muestran el derrumbe inevitable de sus rencores y en sus palabras el tono pusilánime de aquello que con el poder no fueron capaces de edificar en procura de su propia salvación. Estos dos pequeños líderes se siguen debiendo la confiada genuflexión y la tumba los acecha; tienen la eternidad para derrochar veneno, pero su voz es eco del desenfreno que no perdona, aun cuando sea justa, hoy más que nunca, la aspiración de un pueblo cansado de tanta inútil violencia y guerra.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
4411

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las Farc, Álvaro Gómez, el Establecimiento y el Régimen

Las Farc, Álvaro Gómez, el Establecimiento y el Régimen

Nota Ciudadana
El hito del siglo: medida de aseguramiento contra el inasegurable

El hito del siglo: medida de aseguramiento contra el inasegurable

Nota Ciudadana
Caricatura: ¿Justicia asintomática?

Caricatura: ¿Justicia asintomática?

Nota Ciudadana
Que los bandidos combatan a los bandidos: uribistas, tomad las armas

Que los bandidos combatan a los bandidos: uribistas, tomad las armas