Una estafa para financiar la guerra entre Armenia y Azerbaiyán

"Armenios, tanto los que viven en su país como los que rehacen vidas por el mundo, no se sigan dejando utilizar para llenar arcas de guerreristas y oportunistas"

Por: Roberto Trobajo Hernández
mayo 31, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Una estafa para financiar la guerra entre Armenia y Azerbaiyán
Foto: Pixabay

Hay que ser muy desalmados para pedir dinero a un pueblo, pretextando compras de comida, utilizándose lo recaudado para armas y empujar a su misma gente a morir en una guerra estéril.

Los guerreristas de Armenia estafan a millones de armenios que viven fuera su país natal, a quienes les piden donaciones de dinero para alimentos y mantas. Sin embargo, el gobierno armenio destina esos millones de dólares para dotar a las fuerzas armadas y mercenarios terroristas en sus agresiones al vecino Azerbaiyán.

Mi compromiso es con la verdad, la anticorrupción, y por eso me es imperativo darle a conocer al mundo que más de ocho millones de armenios son estafados por el gobierno de Armenia en complicidad con esos “líderes” de la diáspora armenia que sí saben para quienes trabajan. Recaudaron más de 170 millones de dólares, en 73 países, durante el invierno pasado, y este año siguen pidiendo dinero... ¡Estafando!

A través de años, por cuenta de la depauperación de la vida en Armenia, muchos han tenido que emigrar anhelando vivir dignamente; ya son unos ocho millones de armenios diseminados por el mundo, preocupados por esos tres millones de familiares sobreviviendo en un país, que va de mal en peor.

Mientras tanto, Armenia ocupó el 20% del territorio de Azerbaiyán, imponiendo aquella autodenominada “República de Artsaj”, régimen títere de facto que nunca fue reconocido por nadie en el mundo; donde malvivían centenares de armenios en las tierras de las que desplazaron a un millón de azerbaiyanos que siempre vivieron allí, sus territorios desde miles de años.

Durante tres décadas de ocupación armenia, las provocaciones contra Azerbaiyán aumentaron tanto que, a finales de septiembre del pasado año, forzaron a que los azerbaiyanos tuvieran que defenderse y obligándose a combatir, lograron vencer a soldados armenios y mercenarios contratados, liberándose los territorios robados a Azerbaiyán, la región de Karabaj y siete distritos adyacentes, donde los armenios habían impuesto esa supuesta república.

Al tiempo en que transcurría esa guerra empujada por Armenia contra Azerbaiyán, que duró 44 días, desde el 27 de septiembre al 10 de noviembre del 2020, concluyendo con la derrota y claudicación armenia, durante esta cruenta guerra el gobierno de Armenia en complicidad con los “líderes” de la diáspora armenia instrumentaron una campaña internacional para recoger dinero manipulándose los sentimientos de los millones de armenios que rehacen vidas lejos del país que tanto les duele.

La Hayastan All-Armenian Fund, con sede en EE. UU., coordinó a todas las organizaciones de la diáspora armenia en el mundo para que recaudaran dineros, usando el lema “Somos nuestras fronteras-Todo por Artsaj”. Logrando recaudar 170 millones de dólares, donados por armenios que viven en 73 países.

A la gente, armenios solidarios con su pueblo, le piden dinero diciéndoles que sus donaciones serían destinadas a la compra de alimentos y de mantas, calefacción, para apoyar a sus desplazados por la guerra acontecida.

Sin embargo, se sabe que esos fondos recaudados fueron utilizados para mejorar a las fuerzas armadas de Armenia y dotar a los grupos ilegales —mercenarios y terroristas— desplegados en los territorios robados a Azerbaiyán.

Unos 110 millones de dólares fueron transferidos al presupuesto estatal de Armenia para “fines dictados por la guerra”, es decir para compra de armamentos.

Nikol Pashinyan, primer ministro de Armenia, en ocasión de su discurso ante el Parlamento sobre la aprobación del informe anual de la ejecución del presupuesto estatal de Armenia-2020, confirmó la transferencia del monto recaudado a través de ese “Fondo de la Diáspora” hacía el presupuesto estatal, destacando que este monto constituía casi la mitad del gasto total que fue de 230 millones de dólares.

Probándose así que el gobierno de Armenia financió la guerra contra Azerbaiyán utilizando 110 millones de dólares de los 170 millones que los armenios solidarios con sus compatriotas habían donado para ayudar humanitariamente, respondiendo al pedido de solidaridad que les hicieran esos “líderes” de la Diáspora… quienes transfirieron al gobierno armenio para que financiara la guerra contra los azerbaiyanos.

Se desconoce el destino que le dieron a los 60 millones de dólares restantes. ¿Consta que se usaron para dar ayuda humanitaria a los armenios que han sufrido por la guerra, y si fue así cuántos millones, acaso todo de lo que quedó? ¿Realmente quedaron 60 porque algunos han podido irse para las arcas de funcionarios?

Es que en julio del 2018, Ara Vardanyan, armenio, exdirector de la Hayastan All Armenian Fund, fue arrestado por la policía armenia, acusado de apropiación indebida y malversación de fondos recaudados que se gastó en juegos de azar.

Sobran razones para que los ciudadanos armenios pongan ojos, mucho control, a esos “líderes” de la diáspora, porque es que la falta de transparencia y malos manejos del dinero que están recaudando para supuestos fines humanitarios, dan que pensar.

Acabó la guerra, pero los “líderes” de la diáspora armenia siguen pidiendo, acaparando, dinero: recaudaron 30 millones de dólares en teletones que hicieron en EE. UU. y Francia.

No descarto que dadas las grandes pérdidas sufridas durante la guerra, el gobierno armenio utilice estos fondos para reconstruir al ejército y apoyar a los revanchistas.

Los bancos deberían verificar las fuentes originarias de los fondos (Ojo con el lavado de activos para financiar el terrorismo, al que el gobierno armenio es tan proclive cuando contrata mercenarios-terroristas) y es muy importante que comprueben quienes son los beneficiarios finales, hacia quienes la Diáspora Armenia transfiere millones de dólares.

Bancos (Chase Bank, Deutsche Bank, HSBC Bank, Republican Bank Armenia, Allianz Bank Bulgaria, DSK Bank Bulgaria, Westpack Bank, St George Bank), esos dólares que les están ingresando a través de MasterCard, Paypal y Visa fueron transferidos a través de cuentas como la IBANDE96 100708480483381000 del Deutsche Bank PGK Berlín, la del JPM Chase Bank NA de Nueva York con número 001-1-010782, la del HSBC Bank plc No.35768988. Estas son algunas de las cuentas que deben analizar, porque obvio hay más.

A los bancos les recomiendo estudien todas las cuentas que tiene esa Hayastan All Armenia Fundación; podrían descubrir sorpresas. Así aconsejo a estos bancos para que no se metan en graves problemas si las autoridades reguladoras del quehacer financiero en los países le ponen lupas a la prevención de lavados de activos para financiar terrorismo vinculado a Armenia.

Armenios, tanto los que viven en su país como los que rehacen vidas por el mundo, no se sigan dejando utilizar para llenar arcas de guerreristas y oportunistas-corruptos.

A los millones de armenios debería dolerles, molestarles, indignarles, que mientras en Armenia se sufre penurias por la posguerra, a la que se le suman los estragos por la pandemia del COVID-19, anden esos de la diáspora pidiéndoles dinero para ayudas humanitarias y que realmente los usen para compras de armas; armamentos que ponen en manos de armenios con muchas necesidades y hasta hambre.

Armenios, ¿van a permitir que los sigan estafando esos desalmados de la diáspora, corruptos cómplices de un gobierno que arma para matar en vez de velar por vidas?

-.
0
200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La pelea por la Contraloría en el Quindío

La pelea por la Contraloría en el Quindío

Nota Ciudadana
El genocidio Armenio que la historia no nos contó

El genocidio Armenio que la historia no nos contó

Nota Ciudadana
Cuando Carlos Lehder quiso traer a los Rolling Stones a Armenia

Cuando Carlos Lehder quiso traer a los Rolling Stones a Armenia

Nota Ciudadana
El terremoto del Quindío, un infierno difícil de olvidar

El terremoto del Quindío, un infierno difícil de olvidar