Un taxista, un exguerrillero y un empresario: los amores de Aida Merlano

Empezó con su vecino de barrio, la decretó un desmovilizado que llegó al Concejo y enloqueció al poderoso Julio Gerlein que por empujar su carrera, terminó enlodado

Por:
noviembre 19, 2021
Un taxista, un exguerrillero y un empresario: los amores de Aida Merlano

Aida Merlano nunca se perdonó nacer en una casa sencilla en el humilde barrio Buenos Aires, al sur de Barranquilla. Hizo todo lo que estuvo a su alcance para conseguir salir de esas calles despavimentadas, casitas grises e inacabadas que le atormentaron la vista desde que tuvo uso de razón. No estudió en el Marymount, el colegio más prestigioso de la ciudad, se tuvo que conformar con el colegio Rafael Borelly. Tampoco viajó al exterior o estudió inglés, pero siempre tuvo clara su ambición: salir del fango a como diera lugar. Su deslumbrante físico siempre le jugó a su favor, así que se lanzó a la caza de un hombre que estuviera a la altura de sus aspiraciones.

No fue tan fácil. Durante la adolescencia traicionó sus deseos de riqueza y terminó enamorada, con 18 años, de un taxista: José Antonio Manzaneda Vergara. No demoró en casarse y quedar embarazada de su primera hija, Karolyne Manzaneda Merlano, hoy conocida como Aida Victoria Merlano. Luego llegó Esteban, el segundo hijo de la pareja.

Durante una temporada, a pesar de no tener el poder que quería, Aida Merlano fue feliz. Vivía tranquilamente como una ama de casa dedicada a su hogar y a su marido, pero esa vida no fue suficiente, su ambición pesó más y el matrimonio llegó a su fin. Con José Manzaneda fuera del camino, los problemas económicos empeoraron. En ese momento apareció en escena Carlos Rojano, exmiembro del Ejército Popular de Liberación (EPL) que gracias a un acuerdo con el Gobierno Nacional se desmovilizó y pasó a ser parte del Movimiento Ciudadano, el mismo con el que el cura Bernardo Hoyos llegó a la alcaldía de Barranquilla.

Carlos Rojano conquistó a Aida Merlano quien dio el sí por segunda vez antes de cumplir los 25 años. En 1998, Rojano llegó al Concejo de Barranquilla, una señal de que se avecinaba un promisorio futuro para los recién casados. Sin embargo, Aída Merlano quería más, una carrera en ascenso era poco a comparación de sus aspiraciones, y prefirió irse por lo alto.

Los días de glorias de Aida Merlano

La política y sus protagonistas sedujeron a Aída Merlano, encontró en ella su ascensor social y el modo de mejorar su estatus social. Este mundo no le era del todo desconocido, su papá, Domingo Merlano, más conocido como el Mochi, era un líder destacado en el barrio Buenos Aires. Desde temprana edad asistió a los comités barriales y sindicatos, era prácticamente premonición de su futuro.

Sin haberse separado de Rojano apareció en la vida de Aida Julio Gerlein, un hombre 36 años mayor que ella, pero uno de los más ricos y prósperos de la región. Además, era un buen conocido de Mochi Merlano quien se convirtió en el mochilero de confianza de los Gerlein, de esos que tenían la capacidad de amarrar miles de votos en los barrios del sur de Barranquilla, sobre todo el de Buenos Aires.

Julio puso de inmediato sus ojos sobre Aida, su físico lo cautivó, era inteligente, divertida y una rumbera innata. El patriarca tenía un matrimonio de 55 años con Margarita Villa, la reina Carnaval de Barranquilla de los años 60, fueron durante décadas la pareja del momento, haciendo crecer el clan familiar en política y negocios, pero la verdad es que nunca se imaginaron que se convertirían el hazme reír de la ciudad y el país gracias a la huella que Aida Merlano dejaría en sus vidas.

La mujer inició un romance clandestino con Julio Gerlein, su llave a la fama. En el 2008, subida en los hombros de los Gerlein llegó al Concejo de Barranquilla, cuatro años después llegó a la Asamblea con una cifra récord: 42.275 votos. En menos de diez años pasó de ser una desconocida a una baronesa electoral, adinerada, poderosa y distinguida. Aida Victoria y Esteban, sus hijos, rápidamente se convirtieron en los consentidos de Gerlein, quien fue una figura paterna para ambos. La familia Gerlein conocía de la aventura, pero la ignoraban. Los hijos de Aida Merlano asistían a las fiestas y reuniones familiares de los nietos de Julio Gerlein, y se convirtieron en un miembro más de la familia.

Margarita Villa y Julio Gerlein, un matrimonio de 55 años que terminó enlodado por Aida Merlano

Los Merlano dependían económica y emocionalmente de Gerlein, quien los puso a vivir en un lujoso apartamento en el sector de Villa Santos. Para 2018 la barranquillera estaba lista para llegar al Senado, y una vez más, consiguió que Julio Gerlein, pasando por encima incluso de su hermano menor Roberto Gerlein el barón electoral del departamento del Atlántico, la apoyara en su carrera política.

Roberto Gerlein (hermano de Julio), Carlos Rojano (exesposo de Aida Merlano), Elsa Noguera (gobernadora del Atlántico) y Aída Merlano (Año 2014)

Aunque Aída Merlano celebró por lo alto su llegada al Senado, la felicidad le duró poco; pocas semanas después fue capturada en la Operación Casa Blanca por fraude electoral. Aida Merlano le salió cara a Gerlein, su detención ocasionó incluso incómodos roces familiares ya que es claro para la Fiscalía que Julio Gerlein, quien invirtió cerca de $6.000 millones, estuvo detrás de ella todo el tiempo.

Horas después de llegar al Senado, Merlano fue capturada por compra de votos

El resto fue historia. Aída Merlano escapó de la cárcel La Modelo y hoy se encuentra atrapada en Venezuela, sin retorno, pues dada las complicadas relaciones entre el presidente Iván Duque y el mandatario venezolano Nicolás Maduro, no hay orden de extradición. Hoy Aída Merlano es la reina de las presas del Helicoide.

Le podría interesar:

El principio del fin del poderoso Julio Gerlein

-.
0
15300
Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar:

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar: "Si se muere un delfín te mato"

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Bin Hammam, el millonario que a punta de sobornos compró el Mundial para Qatar

Bin Hammam, el millonario que a punta de sobornos compró el Mundial para Qatar

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus