Un mundo sin fútbol

El mero hecho de que salváramos a las generaciones venideras del sometimiento a esta forma de alienación y embobamiento debería ser razón suficiente para que desapareciera

Por: Campo Ricardo Burgos López
diciembre 11, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un mundo sin fútbol
Foto: Pexels

¿Cómo sería un mundo en donde, de repente, desapareciera el fútbol profesional tal como hoy lo conocemos? Tal vez habría una que otra pérdida, pero creo que las ganancias serían infinitamente más. Enumeremos algunas al azar:

  • La gente dejaría de creer que un sujeto es un héroe porque sabe patear un balón y hacer malabares con él, por fin entendería que se puede ser perfectamente idiota, obtuso y anacrónico y a la vez ser muy diestro con una bola, ejemplos hay muchos empezando por Maradona y siguiendo con cientos más como él.
  • No tendríamos que soportar periódicamente eventos de barbarie colectiva como los que suscitan los denominados “barras bravas” y otros maleantes que pululan entre las hinchadas de equipos.
  • No tendríamos que leer en la prensa, ver en la televisión u oír en la radio, a la inmensa mayoría de narradores, periodistas y comentaristas de fútbol. Estos sujetos le hacen creer a la gente que se alcanza el cielo si se gana un partido o se desciende al averno si se pierde en un encuentro futbolero, exageran extraordinariamente cualquier nimio avatar de un futbolista o equipo, suelen ser bastante estereotipados y predecibles para pensar y, por alguna misteriosa e inextricable razón, algunos hasta suelen creerse importantísimos y brillantes. ¿De verdad el mundo perdería algo si sujetos como Carlos Antonio Vélez y similares, desaparecieran de este planeta?
  • Bien ha dicho alguien que, “antaño la religión era el opio del pueblo, pero que hoy en día el fútbol es el auténtico opio del pueblo”. Si el fútbol profesional tal como hoy lo conocemos, desapareciera, al menos habíamos eliminado un elemento entontecedor del mundo actual; seguramente —como diría algún pesimista— desaparecido el fútbol, la gente buscaría otros modos de entontecerse, pero quizá hasta eso sería preferible. Al menos durante un tiempo, mientras la gente busca otra forma de entretenerse, se promovería cierta creatividad en el planeta.
  • Borges decía que si un día los políticos desaparecieran del mundo, eso sería benéfico para los políticos y para la gente del común. Para los políticos porque por primera vez en sus vidas, estarían forzados a procurarse un modo decente de ganarse la vida, para la gente del común porque la librarían de la carga inútil que los políticos representan. Creo que lo mismo podría decirse si el fútbol profesional desapareciera del mundo, eso sería benéfico para quienes viven del fútbol y para la gente del común. Para quienes viven del fútbol (futbolistas, empresarios, periodistas, técnicos y demás), porque de repente se verían obligados a buscarse trabajos decentes para ganarse la vida; para la gente del común, porque de repente se darían cuenta de lo que significa la libertad del yugo futbolero, de repente entenderían mejor que el fútbol y su parafernalia, también son un modo de servidumbre.

Seguramente, con la desaparición del fútbol profesional tal como lo conocemos hoy en día, algunas empresas sufrirían algunos reveses económicos, pero creo que en conjunto eso sería algo ante lo cual la especie humana podría sobreponerse. El mero hecho de que salváramos a las generaciones venideras de la humanidad, del sometimiento a esta forma de alienación y embobamiento, debería ser razón suficiente para que el fútbol profesional desapareciera. Que la gente coja un balón y vaya a jugar fútbol a un potrero con familiares y amigos, es algo que está bien; es cuando aparecen empresarios, técnicos y periodistas, que esto se va a la porra.

-.
0
776
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus