Un llamado a la conciencia de los “presidenciables”

“Es la oportunidad que tiene la clase política de demostrar que realmente se interesa por el futuro de la sociedad y no por sus intereses personales”

Por: Giovanni Quintero
Octubre 19, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un llamado a la conciencia de los “presidenciables”
Foto: El Tiempo

Estando a tan solo siete meses de las elecciones presidenciales del 2018 el abanico de aspirantes a ocupar el puesto más codiciado de la política colombiana parece no disminuir, sino todo lo contrario, continúa en aumento. Lo más preocupante de la situación es que todo parece indicar que todos carecen de ética y dignidad, debido a que ninguno cuenta con las credenciales necesarias para dirigir un Estado que enfrentará cambios estructurales de fondo durante el proceso de pos conflicto.

El país se encuentra sumergido en una de las polarizaciones políticas más fuertes que ha vivido en su más reciente historia y los líderes políticos lo único que hacen es incentivar la división en la sociedad colombiana, con el fin de poder suceder a Juan Manuel Santos, sin darse cuenta que los electores están agotados del visible oportunismo de los “presidenciables” y sus jefes políticos.

Quienes aspiran a dirigir el país deben entender claramente que lo qué está en juego en las elecciones presidenciales de 2018 es el destino de la nación, debido a que se presenta la oportunidad real de cambiar los serios problemas estructurales que posee el Estado. De igual manera, se abre la puerta para que las élites colombianas paguen las deudas atrasadas que tiene con la sociedad, entre las cuales resalta la visibilización de las regiones históricamente excluidas y dejadas en el olvido.

La deshumanización de los políticos colombianos llegó hasta el punto que las regiones más ricas del país son las más atropelladas por la corrupción, desigualdad e indiferencia de quienes están a la cabeza de la administración estatal, donde la presencia del Estado se limita a la ausencia del mismo. Zonas que son recordadas cada cuatro años en época electoral y olvidadas en un rincón de la mente de los dirigentes durante sus periodos de gobierno.

Los actúales candidatos presidenciales, tanto de izquierda como de derecha y centro, tienen el deber ético de considerar si realmente son dignos de tomar las riendas de una país que enfrentará los cambios estructurales necesarios para garantizar la construcción y consolidación de una paz estable y duradera, deberán ser consientes si poseen la experiencia y el valor indispensables para tomar las decisiones necesarias para la construcción de un país más justo e incluyente, sin dejarse presionar por el clientelismo de los congresistas y su coalición.

Es el momento que los aspirantes a ocupar la Casa de Nariño se detengan a pensar si realmente poseen las cualidades necesarias para tomar las riendas de un país que inicia un proceso de cambio y reestructuración. Es la oportunidad que tiene la clase política de demostrar que realmente se interesa por el futuro de la sociedad y no por sus intereses personales. Es tiempo que demuestren que la política se práctica con ética y dignidad.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
255

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
“¿Quintero, te acuerdas cuando los argentinos decían que estabas gordo?”

“¿Quintero, te acuerdas cuando los argentinos decían que estabas gordo?”

Nota Ciudadana
La valentía de escribir

La valentía de escribir

Nota Ciudadana
¿Estigmatización política?

¿Estigmatización política?

Nota Ciudadana
¡Malditos! El fútbol femenino también es deporte

¡Malditos! El fútbol femenino también es deporte