Opinión

Un legado de Duque: la guerra

Cuando tuvo en bandeja la anhelada pacificación del país, termina su mandato en guerra, en Putumayo, Arauca, Norte de Santander y faltan datos de otros municipios

Por:
abril 12, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un legado de Duque: la guerra
La historia juzgará a Duque como un mandatario que recibió un país en proceso de paz y lo entregó en guerra. Foto;YouTube

La vida le está jugando una mala pasada al presidente Duque. Le está pasando la cuenta de cobro por haber despreciado el Acuerdo de Paz y haber abandonado todo lo que le exigía como haber avanzado en el llamado posconflicto. Es decir, presencia del Estado en los espacios dejados por las Farc, la búsqueda de un camino para acelerar proceso con el ELN y en síntesis, haber cumplido a cabalidad lo acordado en La Habana. Pero el presidente Duque llegó hace 4 años al gobierno y lo primero que hizo fue cumplir con lo que le dijo su partido "hacer trizas la paz". La verdad es que no pudo hacerlo totalmente como hubiera querido, pero es innegable que trató. Sin embargo, la poca institucionalidad que aún persiste le impidió destruir más el legado que recibió: el Acuerdo de Paz. Lo increíble es que cuando tuvo en bandeja avanzar en la anhelada pacificación de este país, termina su mandato con Colombia en plena guerra, en Putumayo, en Arauca, en Norte de Santander, en el Cesar y como dice el dicho, faltan datos de otros municipios. Y así lo juzgará la historia como un mandatario que recibió un país en proceso de paz y lo entregó en guerra.

Pero lo más grave de esta nueva etapa de violencia, es que se están repitiendo esos pecados imperdonables como los falsos positivos del Putumayo, el asesinado de niños, jóvenes, civiles, supuestamente guerrilleros, para solo recordar algunos de esos episodios dolorosos. Y así quedará en la historia con el gran pecado de habernos devuelto a este país a décadas de más de lo mismo. Peor porque las manifestaciones de inconformidad de una población empobrecida mostraron una juventud rebelde que se convirtió no solo en protagonista sino en víctima ante un presidente y unos ministros no solo indolentes sino irresponsables.

________________________________________________________________________________

Lo más grave de esta nueva etapa de violencia, es que se están repitiendo esos pecados imperdonables como los falsos positivos del Putumayo

_______________________________________________________________________________ 

La guerra no está en los principales temas de esa campaña y para muchos citadinos esta es una buena noticia. Pero lo que eso demuestra es la insolidaridad de este país urbano que sigue viendo estos asesinatos, como los de los 11 individuos, hombres, jóvenes y mujeres del Putumayo, como parte del panorama natural de este país. Es decir, siguen viendo la guerra por televisión y por eso la sienten lejana, pero los muertos son tan colombianos como todos los demás que nacimos en este territorio.

Pero quien finalmente juzga a los presidentes es la historia y esa pinta negra para el presidente Duque, para esos ministros incapaces, insolidarios, arrogantes que lo han acompañado. Pero lo triste es que este tema no se ve claramente en las propuestas de algunos de los candidatos lo que deja la inmensa preocupación de que seguiremos en una guerra que además dejó de ser solo rural para convertirse también en urbana. Y no se trata solo de esta inseguridad que viven las grandes capitales sino muestras tan dolorosas como la de ciudad Bolívar donde unos niños inocentes fueron sus víctimas mortales.

Si esta campaña fuera sensata, la paz, ese derecho de todo ciudadano que no se considera como tal en un país donde lo normal es la guerra, debería ser un tema definitivo en esta contienda por la primera magistratura de Colombia. Pero desafortunadamente se sigue viendo como solo en el campo y esa población campesina, como lo anota Rodrigo Uprimny, a este país poco le importa.

E-mail [email protected]áopez.com
@CeciliaLopezM

-.
0
2100
Francesco Petro, el abuelo italiano de Gustavo Petro, más rebelde que él

Francesco Petro, el abuelo italiano de Gustavo Petro, más rebelde que él

El trágico final de los dos profesores más queridos de Gustavo Petro

El trágico final de los dos profesores más queridos de Gustavo Petro

¿Podrá Gustavo Petro cambiar la política contra las drogas sin permiso de Estados Unidos?

¿Podrá Gustavo Petro cambiar la política contra las drogas sin permiso de Estados Unidos?

Francia Márquez, la mujer afro que conquistó la Casa de Nariño: historia de un milagro social

Francia Márquez, la mujer afro que conquistó la Casa de Nariño: historia de un milagro social

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus