Turismo en los parques naturales: un grave problema ambiental

"El gobierno debe preocuparse más por las grandes presiones que amenazan los Parques como la explotación petrolera y la agroindustria de la palma"

Por: Oscar Hernandez
marzo 12, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Turismo en los parques naturales: un grave problema ambiental
Foto: Archivo elturismoencolombia.com

En la discusión sobre el turismo en los Parques Nacionales nadie ha pensado en las miles de familias que habitan allí desde hace décadas, mientras las entidades se debaten entre la conservación a toda costa de las Áreas Protegidas y las concesiones del patrimonio natural de los colombianos a los grandes operadores de turismo nacional e internacional que se frotan las manos; las comunidades, que son las que han conservado en estos lugares donde nunca  ha habido estado, parecen no tener vos y voto en la discusión sobre futuro del territorio que habitan.

Parece que el país no aprende de la historia y va de nuevo por el camino que agrava los conflictos socio ambientales y degrada las Areas Protegidas al ignorar los derechos y las opiniones del campesinado que habita los Parques Nacionales del país, el gobierno y la sociedad en general, sobretodo la que reside en las grandes urbes; siguen pensando que los Parques Nacionales son paraísos Naturales sin intervención humana, sin conflictos sociales y sin afectaciones ambientales de los que se puede disponer como cualquier mercancía y eso no es así. Al interior de estas Áreas Protegidas existe un drama humanitario y ambiental de gran envergadura que constituye una vergüenza para los colombianos y sus instituciones y esta situación debe ser atendida inmediatamente y de manera integral si es que se quiere construir una paz completa, estable, duradera y sostenible que salve lo que queda de los Parques Nacionales.

El gobierno debe preocuparse más por las grandes presiones que amenazan los Parques como la explotación petrolera, la agroindustria de la palma y el gran latifundismo en las áreas de amortiguación de los Parques; debe estar vigilante ante la voracidad de los grandes operadores turísticos privados e internacionales que promueven la privatización de los escenarios turísticos y la extranjerización de la tierra y debe estar muy atento ante la corrupción de las Autoridades Ambientales y los políticos locales que permiten o impulsan la extracción de maderas, las explotaciones mineras, la pesca indiscriminada y el desarrollo de proyectos turísticos privados con capitales públicos.  Pero sobretodo, el gobierno nacional debe preocuparse por llenar con una institucionalidad fuerte, con recursos y con estrategias que vinculen a las comunidades el vacío que deja la insurgencia en estas áreas que por décadas fue quien ejerció la autoridad ambiental.

No se puede caer en el error de caer en el pensamiento básico que plantea que el problema de los Parques es la deforestación, los cultivos de uso ilícito o la ganadería extensiva pues estos son fenómenos que se presentan en todo el territorio nacional tanto fuera como dentro de los Parques sin una solución efectiva pues en el fondo es un problema de mala administración y falta de voluntad política; la sociedad colombiana no puede pensar que la entrega de los sitios turísticos de los Parques Nacionales a la inversión privada es la única solución para desarrollar un modelo de turismo dentro de los mismos o que la solución para el país es montarnos en la Locomotora del Turismo a cualquier costo; no le queda bien al gobierno justificar la privatización de los Parques culpando a las familias campesinas que los habitan, ya que en su mayoría estas son víctimas de las sucesivas fases del conflicto social y armado, de la fracasada política ambiental de las ultimas décadas, de la nula inversión en conservación y educación ambiental y sobretodo son victimas de la pésima relación construida históricamente entre las Autoridades Ambientales y las comunidades producto de una reglamentación vertical con enfoque punitivo que no reconoce a los campesinos como sujetos de derecho dentro de las áreas.

El Ecoturismo es fundamental para resolver el conflicto socio ambiental al interior de los Parques vinculando directamente a las comunidades en la construcción participativa de los planes de manejo, los estudios de capacidad de carga, la operación del turismo y el control y monitoreo de las áreas; la pretensión de entregar en concesión los atractivos turísticos de los Parques a los operadores privados solo segrega a las comunidades, agudiza el conflicto socio ambiental y le quita una importante herramienta a  Comunidades y  Autoridades Ambientales para construir un nuevo modelo de gobernanza que contribuya a la conservación efectiva y real del patrimonio natural, cultural, científico y biológico que albergan los Parques Nacionales.

Iluso pensar o vender la idea de que el turismo es la única solución mágica a los problemas de los Parques cuando el estado y las Autoridades Ambientales saben que estos requieren de una solución integral que pasa por la concertación de los fenómenos de Uso, Ocupación y Tenencia dentro de las Áreas; las comunidades campesinas se encuentran viviendo dentro de los parques más por necesidad que por gusto; cuestiones como el acceso a la propiedad de la tierra, la posibilidad de adquirir  créditos, poder aplicar a subsidios o  el simple mejoramiento de vías o de la vivienda campesina en este momento es igual para las comunidades que se encuentran fuera y dentro de los Parques, es decir, no existe un incentivo que le muestre al campesino que es mejor vivir fuera que al interior del Parque pues la informalidad y el abandono son los mismos en las dos condiciones. A esto hay que sumarle la deuda histórica del estado en muchas de estas regiones que ya eran habitadas y fueron declaradas como Parques Nacionales, sin una alternativa para las comunidades, sin un presupuesto acorde a las necesidades de áreas que tienen el tamaño de países pequeños y sin una estrategia clara para su conservación.

El modelo turístico de los Parques debe cambiar por uno que al vincular  a las comunidades conserve los ecosistemas y dignifique la vida de las familias como estrategia de conservación y no pensando en la generación de divisas, no se debe repetir el modelo fallido del Parque Tayrona, el Parque Nevado del Cocuy o lo que está sucediendo el Parque Sierra de La Macarena y el Parque Sumapaz donde el avance del turismo no está beneficiando a  las comunidades y por el contrario crea nuevos conflictos; el modelo no debe excluir a los operadores privados pero debe fijar el limite concreto de su papel en la cadena de valor del turismo priorizando e incentivando las alianzas de estos con los proyectos comunitarios especialmente a nivel rural. La unidad de Parques debe ser Autoridad Ambiental que regule la actividad turística al interior de la Áreas sin conflictos de intereses en la actividad que regulan, con la inversión estatal suficiente para adelantar los estudios técnicos y el ordenamiento necesario para desarrollo sostenible del Ecoturismo únicamente en las áreas que sean aptas para ello y luego de un proceso de concertación con las comunidades ya sean campesinas, indígenas o raizales.

Turismo Ecologico, Comunitario, Educativo, Científico, Regulado, para beneficio de las comunidades, para la solución de los conflictos socio ambientales y para la conservación efectiva de los Parques Nacionales SI; turismo masivo, excluyente, que privatiza, que agudiza los conflictos y que contamina NO. Entregar los Parques al capital privado es entregar parte de la Soberanía Nacional y hacerlo a costa del desplazamiento y la segregación de las comunidades que los habitan es un crimen de lesa humanidad.

 

Oscar Hernández. Politólogo Universidad Nacional de Colombia.

-.
0
8019
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Lo que se llevaron las llamas en el Parque Natural de El Tuparro en el Vichada

Lo que se llevaron las llamas en el Parque Natural de El Tuparro en el Vichada

Nota Ciudadana
¿Cómo la basura reciclable impulsa la economía?

¿Cómo la basura reciclable impulsa la economía?

Nota Ciudadana
Las leyes que tienen a la Macarena ardiendo

Las leyes que tienen a la Macarena ardiendo

Nota Ciudadana
¡Cuestión de supervivencia!

¡Cuestión de supervivencia!