Tumaco, la muestra de la persistencia del terrorismo de Estado

"Creíamos que al dejar las armas las FARC, la otra parte, la parte estatal [...] entendería que ya no había razón para continuar matando colombianos del pueblo"

Por: Hernando Vanegas Toloza
octubre 09, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Tumaco, la muestra de la persistencia del terrorismo de Estado

En cuestiones médicas un muerto significa que una enfermedad infecto-contagiosa como la viruela ha revirado y estábamos ante una epidemia. O, cuando no se ha controlado los brotes de esa enfermedad y permanecen en el territorio que se ha vuelto endémica.

Así estamos hoy en Colombia. La endemia del terrorismo de Estado que creíamos –ingenuamente— que iba a ser superada con el Acuerdo de Paz entre las FARC y el gobierno nacional está más vivita que nunca. Ahora la fuerza pública actúa a sus anchas porque no tienen el temor de la insurgencia que podía repeler o castigar esas violaciones de derechos humanos.

Los hechos tozudos nos mostraban y han mostrado que nunca –jamás— el terrorismo de Estado ha sido dejado de lado por las fuerzas militares colombianas. No queríamos convencernos de que hay un basamento para que la epidemia no sea epidemia, sino una endemia.

El basamento es la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN), aplicada por los gobiernos oligárquicos y por las cúpulas de las Fuerzas Militares colombianas.

Creíamos –qué ingenuos— que al dejar las armas las FARC, la otra parte, la parte estatal, es decir las cúpulas de las fuerzas militares y los gobernantes, entendería que ya no había razón para continuar matando colombianos del pueblo. Queríamos que los militares y la oligarquía entendieran el enorme esfuerzo que las FARC y el conjunto del pueblo colombiano estamos haciendo para parar esa herramienta de muerte.

Queríamos –qué inocencia— que los “pobres de uniforme” miraran con otros ojos a los pobres de civil y dejaran de verlos como “enemigo interno”, de tratar de “secarle el agua al pez”, ya que ese pez se había transformado en un ser pacífico, en un partido político, y que por fin el pueblo podía protestar por sus reivindicaciones sin el riesgo de muerte.

No es así. En Colombia, diariamente se aplica la pena de muerte. Sea mediante las masacres –como la de Tumaco—, como desapariciones forzadas, como ejecuciones extrajudiciales —llamadas eufemísticamente “falsos positivos”—o como asesinatos selectivos.

Las cifras no mienten. El CNRR reportó que desde 1964 se produijeron 620.000 homicidios en Colombia. LA CNMH reportó 220 mil muertos por el conflicto armado. Otras organizaciones suma las víctimas mortales de la violencia y llega casi al millón de muertos.

Con razón ya los habitantes de Tumaco –y todo el pueblo— hablan de la ”Masacre de Tumaco” ocurrida en pleno proceso de paz.

Sabemos que los llamamientos al gobierno colombiano para que cesen esas prácticas asesinas y violadores de derechos humanos son en vano. El presidente Santos se vanagloriaba que el Acuerdo de Paz con las FARC-EP se había alcanzado sin tocar la Doctrina Militar y sin parar el terrorismo de Estado.

La masacre de Tumaco es por tanto su responsabilidad.

¿Hasta cuándo los colombianos permitiremos que sigan matándonos impúnemente? ¿Hasta cuándo la comunidad internacional y los pueblos del mundo permitirán que sigan violando los derechos humanos en Colombia?

-.
0
420
¿A qué le temen los empresarios en un gobierno de Petro?

¿A qué le temen los empresarios en un gobierno de Petro?

Informe Final de la Comisión de la Verdad, Renuncia de Zapateiro, ¿Fin a las corralejas?: El Resumen

Informe Final de la Comisión de la Verdad, Renuncia de Zapateiro, ¿Fin a las corralejas?: El Resumen

"Vimos la masacre por tv como si se tratara de una telenovela barata": Francisco de Roux

Dejar una vida de riquezas por los pobres: las enseñanzas del padre Francisco de Roux

Dejar una vida de riquezas por los pobres: las enseñanzas del padre Francisco de Roux

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus