Tres twitteros que se crecieron atacando el proceso de paz, que le han sacado jugo al Uribismo

Con la llegada de Duque al poder Natalia Bedoya logró que la contrataran como comunicadora, Erika Salamanca fue nombrada cónsul en Washington y Polo Polo también pudo generar ingresos

Por:
abril 27, 2021
Tres twitteros que se crecieron atacando el proceso de paz, que le han sacado jugo al Uribismo

Cuando Natalia Bedoya empezó a trinar hace más de diez años en contra del proceso de paz con las Farc era una estudiante de derecho del ICESI que nunca pensó que su entusiasmo por el ex Presidente Uribe la llevaría tan lejos. Pronto logró más de 40 mil seguidores con unos trinos provocadores, radicales y directos que cada día ganaban más adeptos en las redes. Uribe fue el primero en reconocerla y le abrió el espacio para convertirla en una influencer con entrada directa a los debates en el Congreso y otros eventos del Centro Democrático.

El exPresidente Uribe la tenía en mente. Fue precisamente él quien la incluyó, con solo 25 años y aun siendo estudiante de una especialización en administración pública, a formar parte de la lista para la Cámara de Representantes por Valle con aval del Centro Democrático para las elecciones legislativas del 2018. Se quemó con apenas 6.245 votos.

En sus redes, Bedoya se ha mostrado orgullosa de la cercana relación que mantiene con el expresidente Uribe. Fotos: Vía Twitter, Facebook e Instagram

Antes de las elecciones, en simultánea, Bedoya le hizo campaña a Iván Duque para las presidenciales y con su triunfo cosechó su siembra electoral en el Valle del Cauca. Aterrizó en el gobierno con un primer contrato en el Ministerio del Interior que le dio en enero del 2019, la entonces ministra Nancy Patricia Gutiérrez. Su objeto era apoyar jurídicamente a entidades territoriales en seguridad y convivencia con honorarios mensuales de $8.949.700, el cual le fue renovado por su sucesora Alicia Arango y luego por Daniel Palacios, de quien actualmente es contratista. Todo indica que Natalia Bedoya está más que atornillada en el Ministerio y su relación laboral nunca le ha frenado su intensidad con el Twitter que le ha seguido dando réditos, incluso en su tierra, el Valle del Cauca. En febrero del 2020 fue contratada en la gobernación de Clara Luz Roldan con honorarios por aproxidamente $7 millones mensuales y, según el congresista de la Colombia Humana, David Racero, también habría firmado un contrato adicional con el Ministerio de Justicia. Una tripleta de contratos públicos que le garantizaron ingresos mensuales superiores a los $28 millones en abril del 2021, un sueldo superior al de cualquier ministro y al de la vicepresidenta Martha Lucia Ramírez.

El actual contrato suscrito por Bedoya con el equipo de Palacios en Ministerio del Interior tiene como objetivo prestar sus servicios profesionales en el despacho del viceministerio para la participación e igualdad de derechos y en la dirección para la democracia, la participación ciudadana y la acción comunal, prestar asesoría jurídica en temas electorales y estrategias. La cuantía total aprobada para este contrato supera los $ 100 millones.

Mientras que, ante MinJusticia, Bedoya está contratada para acompañar y asesorar los lineamientos para la implementación de la política de mejora normativa de las entidades de la administración públicas nacionales. El presupuesto total para dicho contrato es de $ 79 millones

Natalia Bedoya es de las twitteras políticas que más le ha logrado sacar beneficios a su militancia y convicciones con las ideas del ex Presidente Alvaro Uribe.

La bogotana Erika Salamanca es otra gran twittera de la causa uribista. También se posicionó rechazando el proceso de paz con las Farc y sus trinos eran frecuentemente replicados por el expresidente Uribe e, incluso, por el presidente Duque, con quien trabajó en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Foto: Vía Twitter

En el 2018, Salamanca cumplía 15 años de ser los ojos de Uribe en la capital estadounidense a donde llegó en el 2003, durante su primer gobierno, como secretaría comercial en la oficina comercial de Colombia en la embajada de Washington. En el 2009, el mismo expresidente la nominó para trabajar en representación de su gobierno ante el BID y posteriormente ante el Banco Mundial, entidad en la que se mantuvo hasta el 2018 cuando fue convocada por el Centro Democrático para ser la encargada de coordinar las agendas políticas durante la campaña presidencial de Duque en Estados Unidos.

Cuando Duque fue electo en 2018, Salamanca fue una de las invitadas de honor a la posesión presidencial en Bogotá, en donde les habría dejado claro a sus nuevos colegas en el alto gobierno que no tenía intenciones de moverse de Washington. Pocos meses después, en octubre del 2018, Salamanca sería nombrada Cónsul General de Colombia en esa ciudad. Fue el equipo de Álvaro Uribe Vélez el que le recomendó a Salamanca cerrar su cuenta de Twitter una vez se hiciera efectivo el nombramiento diplomático, para esquivar el inminente revuelco mediático que se veía venir por la radicalidad consignada en sus trinos.

Erika Salamanca obedeció y cerró su cuenta tan pronto le confirmaron que la Cancillería estaba tramitando el decreto de nombramiento. En el olvido quedaron 8 años de radical oposición contra el gobierno de Juan Manuel Santos a quien claramente no le perdonó la desmarcada que le hizo al proyecto de Uribe Vélez entre el 2010 y el 2011.

A Salamanca se le recuerda por acusar a la banda británica U2 de ser contratista del gobierno de Juan Manuel Santos, tras la realización de su primer concierto en Bogotá, en el 2017, Foto: Pantallazo vía Twitter

Salamanca fue nombrada provisionalmente en el rango de Ministra Plenipotenciaria en uno de los consulados colombianos más importantes del mundo. Entre los términos de referencia, la asignación salarial para este cargo en Colombia asciende a los 17 millones de pesos, pero en Estados Unidos, dicha cifra puede ascender a los 30 millones mensuales, teniendo en cuenta las enmiendas tributarias que como diplomáticos les corresponde y también las primas especiales que se tasan a partir del costo de vida de cada país.

Desde Montería en Córdoba empezaron a abrirse camino desde el 2014, los trinos de un muchacho hasta entonces desconocido Miguel Polo Polo. En sus videos, la aparente contundencia en su tono al pronunciarse y sus férreos ataques en contra del proceso de paz con las Farc y todos los sectores políticos de izquierda, lo pusieron en el radar de ciertas fichas claves del uribismo, que se interesaron en su historia, incluyendo a Álvaro Uribe Vélez.

Fotos: Vía Twitter, Facebook e Instagram

Fotos: Vía Twitter, Facebook e Instagram

Polo Polo se define como un toludeño nacido en Cartagena. Es Administrador Público de la Universidad de Cartagena y actualmente cursa un magister en Economía en la misma institución. Con el lema “Vida, Libertad y Propiedad privada”, quiso llegar a la alcaldía del municipio de Tolú en el 2019 con el beneplácito de Álvaro Uribe Vélez, de quien es un irrestricto y aguerrido escudero en redes.

Sin embargo, su relación con el Centro Democrático se vio fuertemente afectada meses antes de las elecciones, cuando dicho partido le notificó por mensaje de texto que el aval electoral se lo daba a uno de sus contrincantes. Polo Polo publicó un video anunciando que renunciaba al CD. Poco tiempo después anunciaba que se presentaba como candidato del partido Colombia Justa y Libre, pero se quemó con 1.726 votos.

No obstante, su bagaje en la defensa del uribismo y sus fichas, le dejaron grandes amistades que todavía mantiene y del que en redes se muestra muy orgulloso. Por ejemplo, con la Senadora uribista María Fernanda Cabal con quien se ha ido de paseo a la playa en más de una ocasión.

En junio del 2020, Polo Polo logró su primer y único contrato con el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, para ese entonces ya presidido por Karen Abudinem. Dicha cartera contrató a Miguel Polo Polo para “prestar servicios de apoyo a la gestión al Grupo Interno de Trabajo para el consenso social del Ministerio, en sus procesos operativos, técnicos y administrativos, en articulación con el modelo de operación por procesos de la entidad” con un contrato que contemplaba honorarios por $18.410.000

La reacción de las redes fue tan fuerte que, una vez finalizado el contrato 7 meses después, el despacho de Abudinem decidió no renovarlo.

-.
0
2600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Anciana de 96 años es la primera persona vacunada contra la COVID-19 en España

Anciana de 96 años es la primera persona vacunada contra la COVID-19 en España

Nota Ciudadana

"La suerte en los negocios no existe"

Nota Ciudadana
La insoportable superficialidad en los debates sobre educación virtual

La insoportable superficialidad en los debates sobre educación virtual

Nota Ciudadana
Video:

Video: "De sub-Presidente a sub-presentador"