"Todos los presidentes deberíamos pasar por la Comisión de la Verdad y la JEP"

Después de 25 años Ernesto Samper empieza a dar las claves para entender lo ocurrido en su tormentoso gobierno atravesado por el proceso 8000

Por:
febrero 20, 2020
Foto: Leonel Cordero

Esta conversación con Juan Manuel Ospina antes de comparecer ante la Comisión de la Verdad en donde empezó a dar su versión desde este 20 de enero. El expresidente Samper da claves sobre su gobierno, el proceso 8000, el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado y temas importantes del conflicto armado durante su periodo presidencial, hechos que tocó en profundidad en la Comisión:

JUAN MANUEL OSPINA: ¿La política, como usted la hizo, ya no es la que hoy existe, se desfondó la política?

ERNESTO SAMPER: Ha habido un cambio radical en la política. Las elecciones donde gané fueron las últimas que se hicieron fue el fin de una política que se hacía desde la época del Frente Nacional, yo fui el último presidente del partido Liberal, elegido por el partido. A partir de ese momento empezó a darse un juego de alianzas que terminaron socavando a los dos partidos tradicionales. Entiendo que a nivel regional las alianzas obedecen a dinámicas locales en las que uno no puede interferir. Pero los partidos lideraban y tenían conexión con las bases, esa es la primera diferencia, la otra era el papel de los medios de comunicación, ahora todo está superado por el tema de las redes que es el gran protagonista. Son como un enjambre de abejas, van de un lado a otro según las van direccionando. Es que perdimos el contexto, todo es reacción, vivimos en tiempo presente que es angustioso. Eso explica por qué, de alguna manera, la gente ha terminado votando negativamente ciertas consultas que uno creía eran positivas, como el Brexit, la paz o la elección de Trump, lo hacen porque a la gente la mueve más los sentimientos negativos que positivos. Es rentable hacer estos sindicatos de odio.

J.M.O: A través de las redes se mueven emociones y no ideas...

E.S: Y no hay líderes. La falta de líderes que conduzcan a las masas es terrible. En mi época cuando hacíamos políticas abríamos el directorio o luego pedir una entrevista en el periódico local. Hoy uno se mete en las redes como quien se mete en una piscina sin saber con que nos vamos a enfrentar.

J.M.O: En el cambio de la política que le tocó a usted, que era una política de partidos, con posiciones, con claridades, eso no jugó un papel grande en la Constitución del 91 para acabar el bipartidismo y de paso acabar con los partidos.

E.S: Es válido pero no es un caso colombiano. Al menos en Latinoamérica los partidos perdieron su capacidad de representación. Por ahí queda el peronismo en Argentina que es un sancocho de idea, pero en general hay una crisis de representación. Hay un fenómeno más de fondo, acá hace crisis el presidencialismo como sistema de gobierno. Acá en Latinoamérica se heredó el presidencialismo norteamericano y lo revolvimos con la monarquía española, sin contrapeso de los parlamentos.

J.M.O: Aparece otro elemento que en el caso, ya no es el gobierno y los grupos económicos sino que aparece la gente, ¿cuál es el secreto de la política actual?

E.S: Lo local. El tipo que está votando en Valledupar vota con más entusiasmo por su alcalde que por su presidente. La política tiene que volver a pasar por ahí, aun lenguaje comprensivo para la gente. Hay que actualizarnos. Hoy en día la gente tiene otras preocupaciones, lo ambiental, la alimentación. Tocan un tema central que es la supervivencia. Y claro, la educación, su empleo, pero todo ese contenido tiene que traducirse en el lenguaje de las redes.

J.M.O ¿Usted va para la JEP?

E.S: Estamos estudiando en qué temas podría ser útil para rendir un informe. Por ejemplo la visión de lo que fue, esa disyuntiva de acuerdo humanitario y rescate militar, era la diferencia entre la vida y la muerte. Todos los expresidentes deberíamos pasar por la JEP y contar el contexto de la guerra en el que me tocó mandar. Tendríamos la obligación al sistema de justicia y paz y a la JEP a aportar lo que sepamos de lo que fue el contexto del conflicto en nuestra época. Cuando uno ve a un Coronel llorando porque se equivocó con un falso positivo y a un secuestrador pidiendo perdón, eso es la paz. Todo esto es reconciliación. El país está en un dilema ezquizofrénico, es como jugar fútbol con las reglas del basket, usted no puede juzgar la justicia transicional, cuya función es sacrificar algo de justicia por darle verdad y reparación a las víctimas con la justicia ordinaria de culpables, penas, este es la diferencia de un país en guerra a un país en paz. Son decisiones políticas decirle a un general que hizo falso positivo, si usted me cuenta la verdad le daré la oportunidad de volver a la sociedad.

-Publicidad-
0
1700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los secretos de Romaña llegan a la Comisión de la Verdad

Los secretos de Romaña llegan a la Comisión de la Verdad

El otro hombre que murió el 2 de noviembre de 1995

El otro hombre que murió el 2 de noviembre de 1995

El padre de Roux en el Consejo de Seguridad de la ONU

El padre de Roux en el Consejo de Seguridad de la ONU

El poder de Samper en el gobierno Santos

El poder de Samper en el gobierno Santos