Timaná y sus cuatrocientos ochenta y dos años de historia

Aparte de la leyenda de la Cacica Gaitana, mito histórico del municipio, hace poco se conoció la influencia que tuvo un profesor timanense en la vocación literaria de Gabo

Por: Guillermo León Sambony
diciembre 22, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Timaná y sus cuatrocientos ochenta y dos años de historia

Cuentan que minutos antes de ingresar a recibir el premio nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, el 11 de diciembre de 1982, fue abordado por un grupo de periodistas internacionales que asistían al acto en Estocolmo, a quienes Gabo, contó la historia de su profesor de Literatura en el bachillerato, episodio que hace pocos años se vino a conocer en la tierra de donde era oriundo el docente: Timaná.

La primera pregunta que le hicieron los periodistas a Gabo fue: ¿quién le despertó a usted el amor por la literatura? Gabo, con su lenguaje costeño y vestido de costeño como fue a recibir el Nobel, le respondió a la prensa:

Me enamoré de la literatura, cuando estaba cursando el segundo año de bachillerato en el colegio Nacional de Zipaquirá, gracias a que tuve un excelente profesor de español y literatura que nos convirtió en ratones de biblioteca, porque para ganarle la materia teníamos que leer novelas, aprender poemas, escribir ensayos, cuentos y versos.

Ese profesor Carlos Julio Calderón Hermida, un huilense nacido en Naranjal, una vereda de Timaná, fue el que inculcó en todos nosotros sus alumnos el amor por la literatura, porque yo no soy el único escritor que salió de esa promoción. Calderón Hermida, fue nuestro docente hasta el quinto de bachillerato.

Esta fue la respuesta del premio nobel, donde de manera mundial el nombre del profesor Carlos Julio Calderón Hermida, y su lugar de nacimiento mojó, las principales páginas de los diarios más importantes del mundo, en la época en que el periódico era el centro de la información más importante en todos los países del universo.

Años después en Colombia, se habla de la ruta Macondo, como un documento de las vivencias del premio nobel, donde por supuesto Naranjal y Timaná, tuvieron que ser incluidas en el proyecto, por el reconocimiento que siempre hizo en vida, Gabriel García Márquez, a su profesor Calderón Hermida.

Timaná, fundado el 18 de diciembre de 1482, el sexto municipio más antiguo de Colombia, donde ahora a su historia, engalanada con la de la Cacica Gaitana, se suma el nombre de su ilustre hijo el profesor Julio Calderón Hermida.

Calderón Hermida salió desde muy joven de la vereda Naranjal de Timaná, a estudiar a Bogotá, logrando posteriormente el nombramiento a través del Ministerio de Educación, en el colegio Nacional de Zipaquirá a donde llegó Gabo, desde Aracataca, a estudiar su bachillerato.

El Carnero

Hay que recordar la relación que hace de Timaná, Juan Rodríguez Fraile, en su libro el Carnero, una de las obras literarias con perfil histórico de más credibilidad sobre los hechos ocurridos durante la Conquista y parte de la Colonia española en América.

Allí se menciona por ejemplo al capitán Juan de Avellaneda, como el primer alcalde que tuvo Timaná, quien además es señalado como el primer español que cruzó los Andes, y llegó al Valle de las Tristezas, como le llamaron los españoles por el intenso calor al sitio donde posteriormente se fundó Neiva, la hoy capital del departamento del Huila.

El mito llamado Cacica Gaitana, que ha trascendido los linderos internacionales como símbolo de valor, sacrificio y dignidad de la mujer latinoamericana, es uno de los referentes históricos más importantes de Timaná.

La Gaitana vengó el crimen de su hijo Timanco, quemado vivo por Pedro de Añasco en Guacacayo, por haberse insubordinado al yugo español, y aplicando la vieja sentencia de “ojo por ojo, diente por diente”, la Cacica le arrancó los ojos a Añasco, lo arrastró moribundo por el contorno indio y finalmente el ambicioso español fue colgado de un árbol frente al caserío indígena como acto de escarmiento en busca del respeto de los conquistadores para con los aborígenes de la tribu.

La rica historia de este bello municipio, del sur del Huila, de gente amable, honrada y trabajadora, debe trascender de generación en generación, y hoy con más veras cuando la cultura virtual se impone en el mundo.

Ojalá algún día la Academia de Historia del Huila, centralista por naturaleza, y los alcaldes de esta población que aprovechan las celebraciones históricas del pueblo para programar actos politiqueros, rumberos y hasta comerciales entiendan el valor histórico de este municipio y desplieguen jornadas de disertación sobre la tierra del profesor Hermida y de la Cacica Gaitana para que en la memoria colectiva de los timanense quede grabado de generación en generación el valor histórico de esta bella tierra opita.

-.
0
200
El declive de Hernán Zajar, el gran diseñador de las reinas

El declive de Hernán Zajar, el gran diseñador de las reinas

María Cecilia Botero, la petrista que no necesitó de RCN y Caracol para poder vivir

María Cecilia Botero, la petrista que no necesitó de RCN y Caracol para poder vivir

La vida de Alvaro Uribe en su casa-finca de Rionegro

La vida de Alvaro Uribe en su casa-finca de Rionegro

Los siete comandantes de las Farc pagarán penas pero no cárcel

Los siete comandantes de las Farc pagarán penas pero no cárcel

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus