Tan Olímpicos los demonios mentales

El fantasma de los Juegos Olímpicos no es el coronavirus; es la presión desmedida sobre los deportistas para que ganen

Por: Fabio Larrahondo Viáfara
agosto 02, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Tan Olímpicos los demonios mentales

“Tenemos que proteger nuestras mentes y nuestros cuerpos, y no solo salir y hacer lo que el mundo quiere que hagamos”, estas palabras son de Simone Biles, a sus 24 años considerada como la mejor del mundo en gimnasia, y las dijo en una rueda de prensa al anunciar su retiro momentáneo de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Con su discurso deja claro que las grandes estrellas del deporte mundial, en gran parte, vienen enfrentando “demonios mentales” (en sus propias palabras) como resultado de la presión de millones de seguidores que solo quieren verlas triunfar y olvidan que se trata de seres humanos.

El caso ha trascendido al mundo por tratarse de la supercampeona olímpica, de la campeona mundial y de la joven maravilla, quien no resistió y pone sobre la mesa una dura realidad que también ha tocado a otros deportistas.

En el pasado, el ajedrecista Bobby Fischer logró derrotar al poderío de los maestros rusos. Sus enfrentamientos fueron llevados al mundo por la televisión en blanco y negro. Centenares de personas se reunían en parques y plazas para seguir las partidas. Campeón mundial entre 1972 y 1975, alcanzó el título en el encuentro del siglo contra Borís Spaski. Fue tal su fama que terminó alejándose de la sociedad; pretendió ser anónimo, pero esto hizo que los medios de comunicación aumentaran su mito. Ya hay una película sobre su vida que se puede ver en plataformas. Nació el 9 de marzo de 1943 en Chicago (Illinois) y falleció en 17 de enero de 2008, en Reikiavik, Islandia. Deja los libros Fischer enseña ajedrez, Mis 60 partidas memorables y otras publicaciones. Es tal su reconocimiento que miles de sus seguidores siguen negando su muerte.

Volvamos a los demonios mentales que reveló la fabulosa Simone Biles, quien aceptó hacer parte del equipo de gimnasia de Estados Unidos advirtiendo de su situación, y cuando anunció que deseaba hacer un alto ya se habían puesto sobre ella las lentes, los micrófonos y los periódicos del mundo. Tuvo una falla leve en una salida y le cayeron con todo, olvidando la gran demostración hecha poco antes en el caballete y las barras asimétricas.

Olímpicos en apuros

Los deportistas vienen de presiones muy altas, pues los Juegos de Tokio han estado bajo la sombra de la pandemia de la covid-19, no solo en su realización, sino en la preparación de los deportistas, quienes tuvieron que cambiar sus rutinas y emprender exigencias insospechadas para mantenerse en forma, incluyendo la falta de competencias orbitales y nacionales, pues fueron aplazadas.

Pero los Olímpicos no están en aprietos como lo están los deportistas, pues en esta era de las redes sociales poco se perdona, tal como lo comprobó Naomi Osaka, la tenista japonesa número 2 en el mundo, quien cayó derrotada en su primer juego ante Marketa Vondrousova, número 42 en el mundo. La japonesa, reina del tenis en Asia, lució desconcentrada, sin brillo, ida del juego, al punto de perder 6/1 y 6/4. Ella fue la encargada de encender la llama olímpica y sus allegados dijeron que pudo más la presión de saber que estaba obligada a ganar y no de cualquier forma, sino brillando.

Pero no vayamos tan lejos, este fenómeno también ha tocado las toldas colombianas: precisamente, la pesista Mercedes Pérez Tigreros, favorita a colgarse el Oro, terminó de cuarta y en un mar de llanto. Reconoció que los nervios le impidieron levantar pesos que viene haciendo de rutina en su preparación… No pudo con la ansiedad que le generaba saber que Colombia confiaba en ella, y de paso, le exigía Medalla de Oro; no se contentaban con nada más.

Y, siguiendo con los ejemplos, este comportamiento tan humano lo sintieron los integrantes del team de los Estados Unidos en baloncesto al enfrentar a Francia. Ante la fama de la NBA, siempre se les exige maravillar al mundo, y hasta se olvida que los Olímpicos tienen algunas reglas distintas a las de la Liga Profesional; por ejemplo, en los juegos se permite que los rivales puedan permanecer estáticos en la bomba o zona caliente, hecho que dificulta el tráfico de los jugadores rápidos y acostumbrados a romper y a clavar. En resumen, perdieron su primer juego… ¡Sorpresa mundial!

Los deportistas no son robots, y por encima de sus cualidades también se les deben respetar y conservar esos espacios que les permiten ser tan humanos como usted y como yo, mi querido lector.

Por fortuna, en la era en la que el mundo es más aldea, aflora este nuevo desafío, porque muchos han perdido el norte pensando que ganar es el propósito número uno de la vida.

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las decepciones de Colombia en Tokio 2020

Las decepciones de Colombia en Tokio 2020

VIDEO: La emoción incontenible de la madre de Anthony Zambrano tras ver a su hijo en el podio de Tokio 2020

VIDEO: La emoción incontenible de la madre de Anthony Zambrano tras ver a su hijo en el podio de Tokio 2020

Nota Ciudadana
¡Esta represa se va a desbordar!

¡Esta represa se va a desbordar!

Nota Ciudadana
¿Y la salud mental qué?

¿Y la salud mental qué?