¿Superman es el nuevo Cristo?

Cristianos esperan que la nueva película del Hombre de acero sirva para que que su fé sea más “taquillera”

Por:
junio 26, 2013
¿Superman es el nuevo Cristo?

Kal-El tiene 33 años y todavía no sabe que es Dios. Si, desde pequeño sabía que era diferente. El poder ver a través del cuerpo de las personas gracias a los rayos X incorporados en sus ojos, el milagro de rescatar un bus que acaba de caer a un río, evitando que se ahogaran sus compañeros lo hicieron reconocerse como alguien especial.

No tuvo necesidad de irse al desierto. Se embarcó en un barco ballenero y practicó la pesca mortal, por ahí siguió haciendo milagros de una manera anónima, todavía no había institucionalizado su manía por salvar a los humanos. Pero a los 33 años un hombre tiene que saber lo que quiere, para donde va. Algunos no escogen su destino, a algunos se los imponen y este es el caso de Jor-El, un hombre de bajo perfil que ahora tiene que ponerse la capa y el traje y abolir por completo todas las leyes de la física, no para salvarnos del pecado sino para evitar que una fuerza alienígena aniquile nuestra especie.

En su segunda venida  se ha quitado la barba, se ha limpiado los estigmas y ahora se ha puesto una truza y una capa.

 Zack Snyder, el hombre que dirige Man of steel, ha reconocido abiertamente esta similitud ya que según él esa relación entre Cristo y Superman no fue inventada por ellos sino que esta existe desde la creación misma del personaje, las dos pasadas adaptaciones del comic a cargo de Richard Donner en 1978 y Brian Singer en el 2005 habían obviado la relación. “Pensé que deberíamos hablar de nuevo de ella” Afirma el creador de 300.

Según varios portales cristianos esto ha generado opiniones divididas dentro de la mayoritaria comunidad evangélica norteamericana.  Mientras en algunos de los estados que conforman El cinturón de la Biblia se preparan manifestaciones contra la proyección del filme, por explotar inmisericordemente  la imagen pura de Jesus, la firma de marketing cristiano Grace Hill Media, responsable de emitir contenido multimedia en algunas iglesias gringas, se ha dejado tentar por la feroz campaña publicitaria desplegada por la Warner Bros y ha aconsejado en sus sermones la visualización del filme diciendo que “Con una cinta como Man of Steel hay una oportunidad para celebrar la fe, el sacrificio y el servicio de nuestro salvador”.

La película es de una factura irreprochable. En muchos aspectos deja de ser la clásica historia del súper héroe para convertirse en cine de ciencia ficción. Los efectos son increíbles y nos dan una imagen de Krypton que nunca habíamos soñado. Este suculento empaque recubre unas segundas intenciones muy bien definidas. La búsqueda desesperada de llevar ovejas al redil hace que la iglesia se aproveche de los blockbuster. Ahora la iglesia cristiana aprendió a usar los mensajes subliminares c como dos décadas atrás lo hacían los grupos de Metal para adorar a Belcebú en sus acetatos. La diferencia es que era divertido y hasta inocente devolver el disco para escuchar un ruido indefinible que muchos asociábamos con fragmentos de una misa negra. Lo de los cristianos es implacablemente eficaz, Man of Steel va camino de convertirse en una de las cinco películas más taquilleras de todos los tiempos. Muchos de esos espectadores son hombres cargados de fe que buscan encontrar la imagen de un mesías no sangrando en la cruz sino dándole una buena paliza a sus enemigos.

En una iglesia de Carolina del Norte el pasado domingo, un pastor no hizo su tradicional sermón sino que invitó a todos su redil a ir al cine más cercano y presenciar un capítulo más de “La historia del bien contra el mal”.

Ahora, cuando las ideologías han muerto y el mundo vive en un obsceno conformismo, cuando las películas lejos de escandalizar fomentan a voz en grito las virtudes del cristianismo, ahora es cuando los pastores evangélicos aprovechan ese estado catatónico para predicar teniendo al lado la atractiva imagen del hombre de acero, estrenando traje y todo. Las hordas de jóvenes se agolpan al frente de la iglesia y se sienten muy cool cerrando los ojos y dejándose lavar el cerebro por la encendida predica de un culebrero.

Durante la celebración del día del padre en muchos cultos de Estados Unidos se  hicieron conversatorios  sobre la relación de Jor- El con su hijo, y se debatió sobre la famosa “S” de Superman que en el idioma de Krypton significa Esperanza, uno de los aportes que ha dado la cultura cristiana a occidente.

El marketing desplegado desde la Iglesia ha funcionado bastante bien. Esta nueva versión de la vida de Cristo, ahora con capa e indestructible, ha recaudado en su primer fin de semana 200 millones de dólares, y eso que tan sólo se ha estrenado en cuarenta y cinco países. Me imagino que cuando Man of Steel irrumpa en las sometidas carteleras de China, Japón o Francia esta cifra aumentará espectacularmente.

No es la primera vez que una película taquillera contribuya a fortificar la fe. El exorcista  ayudó reivindicar a la alicaída  iglesia católica torturando a una niña en plena menarquia. Ahora cada vez que una jovencita se ponía histérica porque sus hormonas cambiaban la asustada madre no iría a visitar a un sicólogo sino que llamaría a un apuesto sacerdote, no vaya a ser que la niña estuviera infestada de espíritus malignos. Seis meses después del estreno de El exorcista los nuevos fieles aumentaron en un 34 por ciento alrededor del mundo.

Desde ya y debido al aplastante éxito de Man of steel se está hablando de una segunda parte para el próximo año. En ella seguramente aparecerá Lex Luthor quien vendrá a ser el mismísimo Luzbell. La maquinaria se mueve mejor cuando a los espectaculares e innovadores efectos especiales le das una buena dosis de religiosidad.

Inquisidores y Herejes coincidiremos por fin en una sala de cine. Eso sí, ambos estaremos obligados a pagar boleta.

Foto: Warner Bros.

-.
0
1553
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El Exequatur

El Exequatur

Denigrar de la Liga de la Justicia: la nueva estupidez de los pretenciosos

Denigrar de la Liga de la Justicia: la nueva estupidez de los pretenciosos

Rigo Urán: el Renacido

Rigo Urán: el Renacido

Nota Ciudadana
¿Jesús existió?

¿Jesús existió?