Suicidio sin estigma

Según la OMS, alrededor de 800.000 personas pierden la vida por este motivo cada año. De hecho, es la tercera causa de muerte para los jóvenes entre 15 y 29 años

Por: Ana Sofia Cuervo
agosto 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Suicidio sin estigma
Foto: Pixabay

En Colombia, de acuerdo con el boletín del Ministerio de Salud sobre salud mental y conducta suicida, se observa un incremento en las tasas de suicidio, siendo más altas en el grupo de 15 a 19 años. De hecho, en el 2017 se reportaba que el 29,7% de los intentos de suicidio se dieron dentro de este rango de edad, seguido por el grupo de 20 a 24 años, con el 18.8% de los casos.

“En 2015 se reportaron en el Sispro (Sistema integrado de información de la protección social) 1.987 casos de intento de suicidio, en 2016 el Sivigila (Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública) informó que se presentaron 17.587 casos; evidenciando una cifra casi nueve veces más alta de un año al otro, en 2017 la cifra preliminar fue de 25.835 casos, con un incremento del 46,9% con respecto al año anterior, esto podría explicarse por el subregistro que existía del evento; incluso todavía es posible que no se esté midiendo en su total dimensión este fenómeno”, informa el boletín.

Hay muchas razones por las cuales alguien puede cometer un acto suicida. Varían desde la presencia de trastornos mentales, traumas previos, patrones familiares y acoso escolar hasta la imitación del comportamiento de otro, ideología, juegos, música y películas.

El suicido es una verdadera tragedia, que cada año se lleva más vidas en nuestro país. sucede en nuestras narices y nosotros mismos nos hemos encargado de ignorarlo. Escasamente se habla dentro de un núcleo familiar, incluso cuando es altamente probable que un adolescente haya tenido pensamientos o ideaciones suicidas.

De acuerdo el artículo de investigación Estigma social en el comportamiento suicida: reflexiones bioéticas, hecho por Tatiana de Paula Santana da Silva, Everton Botelho Sougey y Josimário Silva, donde se relacionan distintos estudios sobre el estigma alrededor del comportamiento suicida: “Es claro que todos los autores enfatizan que el estigma es algo perjudicial para la persona que intentó cometer suicidio y que estos rótulos tienden de cierta forma a dificultar el cuidado de esos individuos“.

En esa línea, uno de los autores analizados en el estudio, Buus y colaboradores, resalta que “el estigma afecta no solamente al sujeto, sino a todos los familiares, y que las marcas de tal asociación pueden estar directamente asociadas a nuevos intentos”. En otros artículos analizados se menciona cómo el estigma también puede tener otros efectos negativos como la predisposición al uso de sustancias psicotrópicas.

El estigma alrededor del suicido no solo ignora un problema exorbitante, sino que también lo fomenta y afecta la vida de miles de jóvenes en el país y el mundo. Si el temor y la ignorancia nos siguen llevando a evitar que el tema del suicido haga parte de nuestras conversaciones familiares, de amistad y laborales; y que hagamos preguntas oportunas, entonces seguiremos fomentando un problema que inevitablemente costara vidas.

Nadie está exento o es inmune a poder llegar a tener pensamientos suicidas, cualquier persona puede sufrir de una enfermedad mental o verse afectado por situaciones y cambios que lo lleven a considerar quitarse la vida. No es una cuestión de madurez, ni de personalidad, ni de superación personal. Pero si es un estado de riesgo que debe tratarse con seriedad y empatía.

Virginia Woolf, escritora inglesa que se suicidió ahogándose en el rio Ouse y que se dice sufría de lo que hoy se denomina un trastorno bipolar, escribió a su esposo antes de morir:

Querido:

Estoy segura de que me vuelvo loca de nuevo. Creo que no puedo pasar por otra de esas espantosas temporadas. Esta vez no voy a recuperarme. Empiezo a oír voces y no puedo concentrarme. Así que estoy haciendo lo que me parece mejor. Me has dado la mayor felicidad posible. Has sido en todos los aspectos todo lo que se puede ser. No creo que dos personas puedan haber sido más felices hasta que esta terrible enfermedad apareció. No puedo luchar más. Sé que estoy destrozando tu vida, que sin mí podrías trabajar. Y sé que lo harás. Verás que ni siquiera puedo escribir esto adecuadamente. No puedo leer. Lo que quiero decir es que te debo toda la felicidad de mi vida. Has sido totalmente paciente conmigo e increíblemente bueno. Quiero decirte que… Todo el mundo lo sabe. Si alguien pudiera haberme salvado, habrías sido tú. No me queda nada excepto la certeza de tu bondad. No puedo seguir destrozando tu vida por más tiempo.

Una persona que está considerando acabar con su vida tiende a sentir que sus circunstancias son inmanejables e imposibles de aguantar. Pensamientos los ahogan o lo que sucede a su alrededor los perturba y predomina el sentimiento de que no hay control sobre lo sucede u otra manera de escapar otra que el suicido, se pierde la perspectiva de que la mayoría de estas situaciones no son eternas y llegan a solucionarse y volverse más llevaderas. ¿Qué garantía se le puede brindar a alguien que cree no poder más con su vida? Se necesita un sentido de esperanza que permanezca incluso cuando las situaciones parecen no mejorar.

En medio de sus circunstancias, Virginia buscaba algo a que aferrarse, se aferró a su esposo, pero él no pudo salvarla. Así como todos aquellos que murieron a causa del suicidio, ella buscaba un salvador.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
400

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Hay que salvar el estado de ánimo del país

Hay que salvar el estado de ánimo del país

Nota Ciudadana
¿Por qué se suicidan los estudiantes en la Universidad del Valle?

¿Por qué se suicidan los estudiantes en la Universidad del Valle?

Nota Ciudadana
Suicidas del poder (IV)

Suicidas del poder (IV)

Nota Ciudadana
Suicidas del poder (I)

Suicidas del poder (I)