Luka Modric, la estrella del mundial que lleva a cuestas un gran dolor

El jugador croata tenía 5 años cuando presencio el asesinato de su querido abuelo por parte de milicianos serbios en la guerra de los Balcanes.

Por:
Julio 14, 2018
Luka Modric, la estrella del mundial que lleva a cuestas un gran dolor
Fotos: @[email protected] lukamodric10

Cuando el Real Madrid confirmó que pagaría USD$ 30 millones por el pequeño volante de armado croata, proveniente del Tottenham, pensaron que se habían equivocado. Luka Modric, 1.70, menudo, narizón, feo, no cumplía con el biotipo natural de los galácticos, más parecidos a estrellas de cine como Figo o Beckham. No tardaría mucho tiempo la hinchada merengue para entender por qué le decían el nuevo Cruyff.

En los primeros partidos con el Real Madrid sus detractores sacaban pecho. El muchacho era muy poca cosa para un equipo tan grande. Mourinho era el único que creía en él, por eso lo puso, por eso y porque conocía su pasado. Modric, desde que era un niño, se acostumbró a bracear la adversidad.

Croacia, 1991. El conglomerado de estados que conformaba Yugoslavia, un viejo sueño del mariscal Tito, explotaba en una guerra demoledora, inhumana. Luka tenía seis años y, aunque su mamá intentó alejarlo de la guerra, contándole historias para abstraerlo de la realidad. Pero las bombas cada vez sonaban más cerca de su casa. Pronto el infierno sería también suyo. Su papá se enroló en las milicias croatas y luchó en el frente. El único consuelo que tenía Luka era jugar a la pelota en las chamuscadas y hundidas calles de un pueblo que llevaba el mismo apellido de su familia, Modric.

Hubieran seguido allí si no hubiera ocurrido lo peor. Luka vio con sus propios ojos como su abuelo fue detenido por los rebeldes serbios. No había cometido otro pecado que el haber nacido croata. El anciano fue llevado a un campo de concentración y ejecutado. Luka lo lloró sin consuelo. Su mamá también. Para huir de los recuerdos asfixiantes se fueron de Modric. La llegada de su papá de la guerra fue un bálsamo para el dolor. Entre 1992 y 1993 conocieron cientos de hoteles hasta que se asentaron en la base militar de Zadar. Allí, a los siete años se enroló con las divisiones inferiores del Dinamo de Zagreb hasta que a los 14 años el entrenador español Juan De Ramos se lo llevó a Inglaterra y allí empezaría una de las carreras más fabulosas de la historia del fútbol mundial.

A los 33 años el crack balcánico está viviendo su momento de ensueño. Este año fue el motor del Real Madrid que levantó tres copas de Europa consecutivas, un record inigualable. Este año por fin romperá la hegemonía de Ronaldo y Messi, tándem que ha acaparado en los últimos años el balón de oro. Su victoria ante Inglaterra le allanó el camino hasta el preciado galardón. Modric, contra todo pronóstico, condujo a su selección hasta la final de la Copa del Mundo. Al frente tendrá este domingo a la toda poderosa selección francesa, súper favorita para llevarse el trofeo. Modric está tranquilo, sabe que en este mundial, como en su propia vida, siempre ha jugado en contra y siempre ha ganado. El domingo no será la excepción.

Publicidad
0
15132
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Ya quedamos eliminados del mundial: Refisal está optimista por el grupo que nos tocó

Ya quedamos eliminados del mundial: Refisal está optimista por el grupo que nos tocó

El final de Iván Mejía

El final de Iván Mejía

Francia, el primer campeón del mundo africano

Francia, el primer campeón del mundo africano

Nota Ciudadana
En Rusia, la selección Colombia no va a superar lo hecho en Brasil 2014

En Rusia, la selección Colombia no va a superar lo hecho en Brasil 2014