“Soy maestra, no niñera”

Le dice esta maestra a los padres de familia

Por: Johanna Soto
Abril 30, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
“Soy maestra, no niñera”

Por estos días del paro de Fecode, se ha visto una gran oposición por parte de los medios nacionales contra nosotros los maestros, estos, muy prestos, han acudido a entrevistar a padres de familia, solo con la firme intención de echar fuego al paro de docentes y hacerlo parecer injusto y en contra de los niños. Sus notas periodísticas carecen de ética y responsabilidad social, ya que informan de manera sesgada y amarillista; y los padres de familia que han entrevistado, les siguen el juego con opiniones sin fundamento, que demuestran la falta de conocimiento e interés de estos en la educación de sus hijos, ya que solo están preocupados porque no tienen quien se los cuide.

Ahora resulta que los padres de familia no saben qué hacer con sus hijos en casa, que los maestros somos las niñeras de una guardería muy parecida a las del Bienestar Familiar, donde ellos van, los depositan allí, y al cabo de 6 horas y media se vuelven acordar que tienen hijos.

Es cierto que en muchas ocasiones hacemos más de lo que nos compete, ya que a veces hacemos de psicólogos, enfermeros, jueces, conciliadores, amigos, y tal vez esta sea la causa de su imaginario; pero recuerden cuando ustedes fueron a la escuela, los maestros somos más que eso.

Si usted como padre de familia no sabe qué hacer con su niño o niña en los días del paro, póngalo a colaborar con los oficios de la casa, a repasar los temas vistos en el colegio, o hacer los planes de refuerzo del primer periodo, que para esta fecha ya se los habrán entregado.

Padres de familia, nosotros los docentes no somos niñeras, estamos en esta labor para complementar la educación y la formación que ustedes en su casa deben construir con bases sólidas. Nosotros los maestros de Colombia hemos estudiado licenciaturas, especializaciones, maestrías y doctorados porque estamos convencidos de nuestra labor en la sociedad y realizamos esta profesión con vocación.

Respete nuestra lucha y únase a nosotros, que además de una nivelación salarial justa, con relación a los demás empleados del estado con menos estudios que nosotros, estamos luchando por los derechos de sus hijos a tener una educación de calidad, que no solo depende de los maestros, sino de los recursos que el gobierno asigna para ello, y que en el caso de este país, no alcanzan ni para darles un refrigerio digno y saludable a los chicos en las escuelas.
Más allá de pretender que seamos las niñeras de sus hijos ayúdennos a educarlos, no descarguen toda su responsabilidad en las instituciones educativas, por la excusa de que tienen que ir a trabajar, nosotros somos orientadores de procesos de aprendizajes, pero ustedes son los forjadores de un proyecto de vida para sus hijos. Al fin y al cabo, sus hijos serán nuestros por pocos años, pero hijos suyos serán toda la vida.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
9297

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Cuántos deportistas colombianos estarán esperando una oportunidad para triunfar?

¿Cuántos deportistas colombianos estarán esperando una oportunidad para triunfar?

Nota Ciudadana
El ocaso del consumismo

El ocaso del consumismo

Nota Ciudadana
El cliente pesadilla

El cliente pesadilla

Nota Ciudadana
Un observatorio regional para mitigar la corrupción transnacional

Un observatorio regional para mitigar la corrupción transnacional