Sobre la regulación laboral y las vacaciones en el mundo

Analisis de las condiciones laborales en el mundo y las medidas que deben ser tenidas en cuenta una vez se supere la pandemia

Por: Pedro Rafael Mejía Mendoza
mayo 26, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Sobre la regulación laboral y las vacaciones en el mundo
Foto: pxhere

Un mundo libre, todo aquel que realiza un esfuerzo continuo productivo, en el ámbito social, político, cultural, académico, religioso, recreativo, deportivo, artístico o económico, tiene derecho a disfrutar de Vacaciones; no dudamos en exigir para nosotros mismo el goce y remuneración de ese derecho, con ahínco contamos los días faltantes para la llegada de la fecha en la cual tomamos ese esperado y merecido período de descanso.

La historia de la humanidad muestra las luchas y logros de quienes a lo largo de ella han procurado un mejor bienestar para sí y para quienes siendo productivos merecen la pausa o descanso. Gracias a esas luchas y la humanización de las jornadas laborales los Estados libres y soberanos han reconocido las Vacaciones como un derecho para quienes laboran durante un período continuo.

Dependiendo de la legislación laboral de cada Estado, las vacaciones se deben conceder dentro del año siguiente a la fecha en que se causan, en Colombia, el Artículo 186 del Código Sustantivo del Trabajo, reza: “Los trabajadores que hubieren prestado sus servicios durante un año tienen derecho a quince (15) días hábiles consecutivos de vacaciones remuneradas”, en otras partes, por ejemplo, Costa Rica, por cada cincuenta (50) semanas trabajadas de manera continua como mínimo, se otorgan dos (2) semanas de vacaciones, así cada Estado legisla frente al disfrute de las vacaciones, como se observa en Wikipedia1 en Vacaciones legales del mundo, esto se dio gracias a las diferentes luchas ocurridas a lo largo de la humanidad. En una publicación, titulada, Una breve historia de los derechos laborales (año 2012), con texto de Laura Villadiego2 habla de los indicios de la primera protesta por abuso laboral, por allá en el Antiguo Egipto durante la construcción de la tumba de Ramsés III, durante el Imperio Romano se introdujeron unas regulaciones al trabajo y su huella perdurará durante toda la Edad Media, sin embargo, los primeros pasos definitivos hacia un derecho del trabajo tuvo con la llegada de un poderoso agente de presión: la conciencia de clase.

Es con la Revolución Industrial, por el hacinamiento de miles de trabajadores en degradantes y mugrientas fábricas en donde todos los trabajadores luchan por la misma causa. Nacen así­ los primeros movimientos sindicales en Inglaterra y el fenómeno del ludismo (1811-1816), el Manifiesto Comunista, de Karl Marx y Friedrich Engels (1848), La I Internacional Asociación Internacional de Trabajadores (1864), es Alemania quien da el primer paso al establecer el germen de la Seguridad social, con la Ley del Seguro de Enfermedad (1883), luego se formulan varias leyes como  la del Seguro del Accidente de Trabajo (1884) y el Seguro Contra la Invalidez y la Vejez (1889), las cuales tenían como objetivo tranquilizar a los revueltos trabajadores y evitar una revolución. A partir de 1890, otros países europeos comenzaron a tomar medidas similares, sin embargo, la Seguridad Social no se extenderá hasta después de la Segunda Guerra Mundial gracias al impacto del Informe Beveridge (1942), en donde los servicios sociales básicos son considerados una responsabilidad del Estado. De resaltarse, fue una gran huelga celebrada en Estados Unidos el Primero de Mayo de 1886 para pedir una jornada laboral de 8 horas la que dio lugar al Dí­a Internacional del Trabajo, antes de ello las jornadas eran de 14 o 15 horas diarias.

Pero no es hasta 1948, en el marco de Asamblea General de las Naciones Unidad, en donde se confirma de manera definitiva que el trabajo digno es un derecho y se incluye en la Declaración de Derechos Humanos, en los Artículos 23 y 24 se menciona el derecho al trabajo, las condiciones equitativas y satisfactorias, remuneración equitativa, y toda persona tiene derecho al descanso, respectivamente.

Desde el Antiguo Egipto, recorriendo los período de dominación de diferentes imperios, hasta nuestros días, con las diversas formas de gobierno, se abusa aún en lo referente a un trabajo digno, como sociedad no hemos aprendido la lección y el mayor de los abusos se está cometiendo contra el planeta Tierra, en el año 2018 conmemoramos el aniversario número 100 de la pandemia de influenza (gripe) que en 1918 arrasó en todo el mundo, en lo que es considera uno de los brotes de enfermedad más mortales registrados en la historia. Se estima que alrededor de 500 millones de personas, o un tercio de la población mundial, se infectaron con este virus, y el número de muertes en todo el mundo se estimó en al menos 50 millones3.

 Es esta la primera alerta del planeta Tierra acerca de como viene siendo tratado, y a excepción de España por no estar inmersa en La Primera Guerra Mundial, reportaba sin restricciones las noticias sobre la influenza, los demás países no informaban mucho sobre la gravedad y la propagación de la enfermedad, los gobiernos estaban interesados en mantener en alto la moral de la población y no informar sobre las enfermedades padecidas por los soldados en combate, digo es la primera alerta del planeta porque si antes de la Revolución Industrial no se empleaban los combustibles fósiles en la proporción que hoy se hace y en donde los residuos sólidos no eran un problema, la pandemia del coronavirus- COVID19 viene a ser el segundo llamado del planeta solicitando un trato digno por su trabajo, un descanso merecido, unas vacaciones como la disfrutamos cuando trabajamos de manera continua.

No esperemos salir de esta pandemia para esperar la próxima, la naturaleza siempre busca su equilibrio y sin como especie estamos generándole desequilibrio, busquemos la manera de otorgarle al planeta un descanso sin necesidad de que ella nos confine por pandemia, las otras especies animales están lejos de confinamiento, nosotros tenemos la solución, por continente o por regiones regulemos la manera de dar descanso a la Tierra, ajustando el uso de los combustibles fósiles, el destino final de los residuos sólidos, la eliminación de ruidos, controlar la tala de árboles, acciones estas que se han reducido en la actualidad y si bien han afectado la economía y riqueza global y el bolsillo de cada uno de nosotros, nos han dado la oportunidad de maravillarnos nuevamente con el esplendor de la naturaleza.

Pidamos a nuestros líderes y a los organismos internacionales debatan la posibilidad de como otorgarle vacaciones, un descanso a la Tierra  y no seamos obligados por ella tal como lo hicieron las distintas luchas de trabajadores para conseguir un trabajo digno y un descanso merecido.

Tomado de:

  1. Wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Vacaciones#Vacaciones_legales_en_el_mundo
  2. Laura Villadiego https://www.carrodecombate.com/2012/05/01/una-historia-de-los-derechos-laborales/.
  3. Especiales de los CDC https://www.cdc.gov/spanish/especialescdc/pandemia-influenza-1918/index.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
700

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Los fantasmas del socialismo y el comunismo en Colombia

Los fantasmas del socialismo y el comunismo en Colombia

Nota Ciudadana
Caricatura: Cuarentena con el agresor

Caricatura: Cuarentena con el agresor

Cambiazo del gobierno de Duque al Congreso

Cambiazo del gobierno de Duque al Congreso

Nota Ciudadana
La obsesión de Uribe con la alcaldesa de Santa Marta y el gobernador Caicedo

La obsesión de Uribe con la alcaldesa de Santa Marta y el gobernador Caicedo