Sobre la memoria y las victimas

Informe especial desde La Habana

Por: Tony López.  (*)
Septiembre 13, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Sobre la memoria y las victimas
co.undp.org

El esperado segundo grupo de victimas, arribó a las 2. 30  de la tarde del martes 9 de septiembre a la capital cubana,  abrazados por un resplandeciente y caluroso clima, pero  rodeado de un cálido afecto de los anfitriones, el grupo compuesto por 12 personas, llegaron acompañados de Monseñor Luis Augusto Castro y el padre Darío Echeverri entre otros.

El importante y sensible tema de las víctimas, es uno de los puntos clave en estos Diálogos de Paz, que requiere de una atención especial por parte de la Mesa, y sobre todo por la capacidad y el apoyo de toda la sociedad colombiana en procurar   la reconciliación nacional y uno de los pilares fundamentales para lograr una paz duradera sobre la base de la equidad, la seguridad ciudadana, las garantías políticas y la justicia social.

La pasada semana el vocero de las FARC-EP  Ricardo Téllez, anunció que, con el fin de avanzar en la discusión del 5to punto de la agenda referido a víctimas, desarrollarán 10 propuestas mínimas, que además se inspiran en los principios acordados entre el gobierno y las FARC-EP para la discusión de este tema.

 

De las 10 propuestas anunciadas,  la primera de ellas  se refiere al “esclarecimiento de la verdad histórica del conflicto y de sus impactos sobre la población”, y destacaron que dicho propósito constituye una condición sine qua non para la construcción de un eventual Acuerdo Final.

 

Subrayaron la importancia de dicha Comisión para el esclarecimiento de la verdad histórica del conflicto y sus víctimas “no sólo por las falsificaciones de que ha sido objeto la historia del conflicto”, “sino ante todo porque se trata de una exigencia de la sociedad en su conjunto y de manera especial de quienes han sido víctimas”.

 

Agregaron a la iniciativa la creación de una “Comisión de la Verdad”, independiente y autónoma, para aportar al esclarecimiento de la verdad sobre la victimización, las violaciones graves de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

 

Según la insurgencia, la comisión de la verdad debe explicar a las víctimas “los factores, circunstancias y sujetos responsables de los hechos de victimización”,  “contribuir a materializar los derechos de las víctimas”, promover las reformas estructurales e institucionales” y “coadyuvar al proceso de reconciliación nacional derivado del Acuerdo Final”.

 

La iniciativa insurgente define que las partes acordarán “los asuntos relacionados con el mandato, la integración, el funcionamiento y la duración de labores de la Comisión”, cuyo trabajo se fundamentará en “las voces y testimonios de las víctimas”.

 

De  acuerdo a lo formulado por la delegación de  las FARC-EP, el informe final de la Comisión será vinculante para las partes y que como parte del esclarecimiento de la verdad se constituirá el “Centro de la Memoria histórica de los movimientos y organizaciones sociales y populares”.

 

 

Añadieron que “dicho Centro tendrá un capítulo de reconstrucción de la memoria histórica de las organizaciones insurgentes” y “servirá de referente para el Museo de los movimientos y organizaciones sociales y populares”.

 

Hasta ahora se había hecho referencia solamente a los derechos a verdad, justicia, reparación y no repetición como derechos de las víctimas, sin que las partes hubieran desarrollado propuestas concretas.

 

De acuerdo a las propuestas, que más abajo relaciono, ellas serán  una contribución positiva a la reconciliación porque tiene  un amplio horizonte en materia de derechos de las víctimas y un importante anuncio  as porta de que la Mesa de Dialogo reciba a este segundo grupo de victimas que acaban de arribar a Cuba.

 

 

Las  10 propuestas mínimas son las siguientes

1.-Esclarecimiento de la verdad histórica del conflicto y de sus impactos sobre la población.

2.- Reconocimiento de las víctimas del conflicto.

3.- Reconocimiento especial de las víctimas colectivas en cabeza de organizaciones políticas, sociales y sindicales y de comunidades campesinas y afrodescendientes, y pueblos indígenas.

4.- Responsabilidad sistémica, responsabilidad principal del Estado y responsabilidades múltiples, incluidas las responsabilidades guerrilleras, frente a las víctimas del conflicto.

5.- Reconocimiento pleno y materialización real y efectiva de los derechos de las víctimas del conflicto, con especial atención a los derechos de las mujeres.

6.- Reparación integral de las víctimas del conflicto y conformación del Fondo Especial para la Reparación Integral (FERI).

7.- Participación directa de las víctimas del conflicto y sus organizaciones en la definición de políticas para la garantía efectiva de sus derechos.

8.- Definición concertada de mecanismos e instrumentos de justicia para garantizar los derechos de las víctimas del conflicto.

9.- Provisión de garantías reales y materiales de no repetición.

10.- Perdón político y social como fundamento del proceso de reconciliación nacional.

Estas 10 propuestas mínimas abarcan puntos medulares  y además están acompañadas, de una solida argumentación, que busca como lo han definido  los proponentes de  “construir de manera conjunta con el Gobierno nacional los fundamentos normativos del derecho aplicable y requerido para que los propósitos de paz con justicia social que anhela la sociedad en su conjunto sean compatibles con las demandas por justicia de las víctimas”.

“La paz con justicia social solo puede alcanzarse a través del goce efectivo de todos los derechos humanos para todas y todos, tanto los derechos civiles y políticos, como los derechos económicos, sociales y culturales, categorías de derechos todos ellos con la misma protección jurídica en el derecho internacional y en los más modernos modelos constitucionales que se abren paso e implantan en nuestra región, en América Latina”, precisa la delegación de las FARC.

Al  repasar el  Acuerdo General de La Habana, apreciamos que estas propuestas son consecuentes con lo allí plasmado, cuando señala en su preámbulo:  “El respeto de los derechos humanos en todos los confines del territorio nacional es un fin del Estado que debe promoverse”  . Mientras que en el punto 5 de su Agenda se expresa que “resarcir a las víctimas está en el centro del acuerdo”.

 

(*)  Politólogo, periodista y analistas de temas internacionales   cubano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
337

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El Bajo Cauca Antioqueño, Aquiles y la tortuga

El Bajo Cauca Antioqueño, Aquiles y la tortuga

Nota Ciudadana
No solo estamos conduciendo en reversa, sino que el timón lo tienen los más cuestionados

No solo estamos conduciendo en reversa, sino que el timón lo tienen los más cuestionados

Nota Ciudadana
El progresó atropelló a la comunidad de La Paralela en Medellín

El progresó atropelló a la comunidad de La Paralela en Medellín

Nota Ciudadana
Terminación del conflicto y construcción de una sociedad con justicia social

Terminación del conflicto y construcción de una sociedad con justicia social