Sobre el video del pediatra, la mamá videógrafa, el periodismo y los médicos

Para mí es claro que bajo el actual sistema, los médicos son usados como recepcionistas de las EPS

Por: Alejandro Méndez M.
Octubre 06, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Sobre el video del pediatra, la mamá videógrafa, el periodismo y los médicos

Como periodista solo puedo decir que la nota del medio Noticias Caracol, y por ende las opiniones que esta desata están vacías de información, de datos y de pruebas para decir algo sensato y concluyente, lo que lleva a la desinformación y a la confrontación por ignorancia (inherente e/o inducida) del público, producto de la mala práctica de la reportera, de los editores y la dirección (Juan Roberto Vargas) del medio. Hasta el punto de que puede cursar una demanda contra esta marca informativa por violar el secreto profesional y/o por atentar contra el buen nombre, en este caso del médico, a raíz de su facilismo e irresponsabilidad al momento de decidir que cualquier video privado es una noticia bajo los cánones del periodismo. ¿Por qué no lo es? Adelante lo veremos.

Pero lo peor es el absurdo de que caigamos ahí, los ciudadanos que coinciden con el médico y los que se identifican con la madre, en la división, por culpa de la falta de profesionalismo de los empleados de un medio de comunicación; aunque nos permite ver y comprender la importancia y compromiso que la profesión periodística implica.

Ahora, preguntas que quedan de lo que se ve en el nota de Caracol y que ponen en evidencia el no ejercicio del periodismo en este caso: De acuerdo a la reportera, y con el visto bueno de sus superiores, todo el hecho es según la mamá lo asegura, entonces, la autora del video, quien llegó tarde y es parte en cualquier veredicto, es única fuente, ¿no hay averiguación documental y confirmación de su versión con el sistema de la EPS? Sin este procedimiento básico del periodismo, no debería haberse publicado como noticia ese video privado y con el sesgo propio de quien lo hace para respaldar su interés y molestar a la contraparte. ¿Es cierto que llegó solo 10 minutos tarde y que tardó un año y medio en conseguir la cita? ¿Es una cita de control o una urgencia? Eso tampoco queda claro y es pertinente, pues el médico podía estar atendiendo un caso más apremiante y urgente, de alguien que llevara también esperando meses por la cita y llegó anticipadamente a esta, siendo interrumpida por la madre viodeógrafa que irrumpe en el consultorio. Más, la madre dice estar desde las 8 am para una cita 5 horas después ¿por qué llegó tarde? Ahora, el médico no le niega el servicio, le da una solución, que entre otras, respeta el derecho a la atención y la puntualidad de los otros pacientes ¿ellos no cuentan porque no hicieron video para Noticias Caracol? Y así, anomalías que deben ser subsanadas antes de irse a ganar rating generando polarización, desinformación y confrontación social.

No caigamos en el juego mediocre e irresponsable de los medios comerciales. Asumamos la buena fe y veamos los lados antagónicos desde ahí. En este punto ¿Podríamos crear un certificado de calidad, una especie de ISO, sobre el proceso de desarrollo de contenido periodístico? Yo creo que sí, desde la deontología de la profesión y una mapa de procedimientos verificables y cualificables que permitan establecer la calidad periodística de los contenidos ofrecidos, y así su fiabilidad. Quizá así incluso se justifique regresar al requerimiento de tarjeta profesional para los trabajadores y definir protocolos certificados de producción para los medios.

De otro lado, como papá, estoy dispuesto a hacer lo que fuera necesario por la vida de mi hijo, pero también le enseño a entender la posición del otro antes de reaccionar.

Para mí es claro que bajo el actual sistema, los médicos son usados como recepcionistas de las EPS: ponen la cara a los problemas administrativos y de coordinación de estas, además, son tratados como trabajadores de call center debiendo atender contra reloj a sus pacientes como clientes molestos (por la espera, por el retraso, por el mismo abuso de estos al servicio sin necesidad) y dedicando parte de su tiempo de consulta a llenar formatos, formas y planillas de control, para completar, los médicos son dirigidos como operarios de fábrica a los que se les mide productividad por tiempo, todo esto bajo salarios que no son congruentes con su importante y vital labor.

Y, a pesar de todo esto, según los usuarios y la prensa, deben tener la sonrisa y la dulzura de Fanny Lu, el carisma de Carlos Vives, la paciencia de la Santa Laura, el profesionalismo de un bombero, la nobleza del Chapulín Colorado, el ojo de rayos x de Superman y la capacidad de servicio al cliente de una prostituta experimentada para hacer todo lo que dice el paciente y/o su mamá contra reloj y dar las gracias al final, porque “con los $2.000 (de cuota moderadora) que yo pago, usted come hp”, como sé que es frecuente que se le grite al médico que no cumple con todos o algunos de estos atributos.

Y para terminar ¿por qué hay tan pocos especialistas y por ende, pocas citas? ¿Por qué y/o por quiénes es que no hay suficientes especialistas en el país? ¿Quién se queda con la plata de los aportes de forma que no hay para pagar mejor a los médicos, contratar más y así con los especialistas?

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
72953

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Análisis: Ley 100 de 1993, 25 años después

Análisis: Ley 100 de 1993, 25 años después

Los pecados de Christus Health, los socios gringos de Coomeva

Los pecados de Christus Health, los socios gringos de Coomeva

¿Se ha perdido el real rumbo del acto médico?

¿Se ha perdido el real rumbo del acto médico?

Efecto murciélago en Colombia

Efecto murciélago en Colombia