Smart cities en América Latina, aún queda mucho por hacer

Ninguna de las urbes de la región está a la altura de las grandes ciudades del mundo que suelen encabezar los rankings. Sin embargo, no hay que quedarse lamentándose

Por: Manuel Acosta
Enero 16, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Smart cities en América Latina, aún queda mucho por hacer
Foto: Pixabay

América Latina es la región más urbanizada del mundo. El 80% de la población reside en zonas urbanas y, según la estimación de Naciones Unidas, en 2050 ese porcentaje llegará al 90%. La contaminación ambiental, la falta de seguridad y los problemas de movilidad son solo algunos de los obstáculos a los que se enfrentan los gobiernos latinoamericanos. A ellos se les suma también la falta de planificación que ha estancado la incipiente transformación de las ciudades en smart cities. A través del uso de tecnologías inteligentes y de la aplicación de soluciones innovadoras, los gobiernos podrían introducir profundos cambios en las urbes latinoamericanas. Sin embargo, hasta el momento, son muy pocos los cambios que se han registrado.

El término smart city ha ido ganando popularidad en los últimos años. En concreto, las ciudades inteligentes son aquellas que obtienen todos los beneficios potenciales de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación aplicándolas a cuestiones prácticas. Se trata de mejorar los servicios públicos para así aumentar la calidad de vida de los ciudadanos. Algunos de los criterios que se tienen en cuenta a la hora de evaluar el grado de inteligencia de una ciudad son, por ejemplo, la cohesión social, digitalización del gobierno, participación ciudadana, planificación urbana, entre otros.

Las smart cities permiten alcanzar ciertos objetivos clave como la inclusión de los ciudadanos en la vida pública, la transparencia en las actividades de la administración y la mejora en la distribución de recursos. Es por eso que convertir a las ciudades en inteligentes es un tema prioritario, sobre todo si se tienen en cuenta las condiciones que se dan en las grandes aglomeraciones urbanas, siendo la pobreza y la inseguridad, algunas de las más urgentes. Las ciudades inteligentes ofrecen soluciones innovadoras a estos problemas, aunque su eficacia depende de un plan de acción concreto y estructurado.

La financiación es uno de los puntos claves de ese plan y, por lo general, es también uno de los principales desafíos a los que se enfrentan los gobiernos latinoamericanos. En ese sentido, las Alianzas Público-Privadas juegan un rol central. De hecho, en algunas ciudades latinoamericanas estas alianzas ya empiezan a dar sus frutos. Por ejemplo, en Guayaquil, Ecuador, donde finalmente se está consolidando el proyecto de la Aerovía que enlazará a Guayaquil con Durán. En este proyecto, está involucrada la empresa francesa RATP Smart Systems, líder en el sector de transporte inteligente, que proporcionará el sistema de venta de boletos. Con este tipo de proyectos, la compañía consolida su presencia en América Latina, como lo ha hecho también, en países como República Dominicana, Chile, Ecuador y Colombia. RATP Smart Systems es la empresa que opera el sistema de ventas de boletos en París, donde se registran más de 12 millones de viajeros diarios y 1.000 transacciones de tarjetas de crédito por minuto en horas pico. París es justamente una de las ciudades que encabezan el podio de smart cities, por lo que el know how de esta empresa es estratégico en esta región, particularmente en lo que concierne la mejora de la movilidad.

Si bien en América Latina pareciera haber ciertos ejemplos de ciudades inteligentes, lo cierto es que aún queda mucho por hacer en esta materia. Ninguna de las urbes latinoamericanas está a la altura de las grandes ciudades del mundo que suelen encabezar los rankings, como Nueva York, París y Londres.

Son pocos los casos de ciudades latinoamericanas que se destaquen por su inteligencia. Algunas presentan unas pocas características de lo que podría ser una smart city, sin llegar a convertirse en una. Una ciudad realmente inteligente aplica soluciones para mejorar la vida de sus ciudadanos. Según un informe de McKinsey, la aplicación de estas soluciones podría mejorar los indicadores de calidad de vida de un 10% a un 30%. Mientras tanto, en América Latina, el 27% de la población urbana vive en asentamientos informales, sin acceso a los servicios básicos. Si los gobiernos desarrollaran proyectos de planificación, considerando el uso de las nuevas tecnologías y priorizando la calidad de vida de los ciudadanos, estas cifras podrían modificarse.

La ausencia de estrategias para resolver los temas prioritarios juega en contra del aprovechamiento de las herramientas disponibles. Las nuevas tecnologías deberían ser consideradas como herramientas útiles para impulsar el cambio. Sin embargo, sin un plan detrás, estas herramientas no hacen efecto. Para obtener resultados concretos, los gobiernos deben desplegar políticas globales contra la desigualdad, la pobreza, la contaminación, entre otras. En concreto, la tecnología simplemente acompaña y propicia el cambio, pero debe ir de la mano de otras medidas.

Si bien es cierto que los avances que se han dado en la región han sido insuficientes, lo mejor es quedarse con lo que todavía se puede hacer. Y en ese sentido, aún queda mucho por hacer y, sobre todo, muchas alternativas por explorar. Los cambios están a la orden del día y constantemente surgen innovaciones que permiten ir más allá de lo conocido. La clave está en saber aplicar esos cambios de manera inteligente para lograr mejores resultados. Los recursos que aporta la tecnología parecen ser inagotables y es momento de empezar a utilizarlos.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
225

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus