Opinión

Si yo fuera la Universidad Sergio Arboleda

Aunque alardea de ser el centro de pensamiento del gobierno Duque los costos que está asumiendo como centro de educación superior son inmensos

Por:
julio 09, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Si yo fuera la Universidad Sergio Arboleda
Ser simplemente caja de resonancia de un gobierno, es lo que le está pasando a la Sergio Arboleda

Si yo fuera la Universidad Sergio Arboleda trataría de desligarme totalmente del actual gobierno y concretamente del presidente Duque. Aunque sus directivas se enorgullezcan de su cercanía con las ideas que están caracterizando esta administración, la verdad es que como centro de educación superior están asumiendo costos inmensos. Las razones son muchas y deben plantearse desde diferentes ángulos. Es de la esencia de un centro de educación superior demostrar que hay libertad de opinión, así sea clara la tendencia ideológica que de alguna manera la caracteriza. En la universidad se estudia, se investiga, y sobre todo, se debate en la búsqueda de la verdad. Cuando esa libertad de pensamiento se pierde o sencillamente no se logra, lo primero que sucede es que se segrega de entrada el tipo de a los estudiantes que se forman en ese claustro, lo cual lo convierte en un centro de adoctrinamiento. Nada más lejano de lo que debe ser una universidad.

Otro ángulo igualmente importante es lo que tiene que ver con la investigación que se realiza en un centro de educación superior. Es de su esencia contribuir a la creación de conocimiento a través de análisis sustentados con argumentos e información confiable. Pero por su clara alineación con el gobierno, con su presidente y sus ideas, sus trabajos por muy buenos que sean sus investigadores no tienen credibilidad. Esto es exactamente lo que le está pasando a la Sergio Arboleda con su estudio sobre el glifosato. Lo peor que le puede pasar a un investigador es que no se lea su trabajo; en este caso, lejos de ser visto como riguroso científicamente, sencillamente se asume como un respaldo al gobierno. Esa es la consecuencia de ser y alardear de ser el centro de pensamiento del gobierno Duque: el que apoya sus propuestas que entre otras, cada día tienen menos respaldo.

Que quede claro: los costos que está asumiendo la Universidad Sergio Arboleda no nacen solamente porque al gobierno y a Duque les está yendo mal. Los costos también serían muy altos si tuviera éxito el gobierno y el presidente, porque su origen es la forma como se han alineado las directivas, profesores e investigadores con una ideología, perdiendo en el camino la esencia de lo que debe ser un centro universitario. Y para entender la diferencia, si no es suficientemente clara, basta con observar el papel que las universidades juegan en los gobiernos de Estados Unidos. Obviamente, Harvard, Yale y muchas otras, son fuentes de consulta para muchos funcionarios públicos de ese país, pero por encima de todo está su libertad de pensamiento y su rigurosidad en sus investigaciones. Muy distinto a ser simplemente caja de resonancia de un gobierno, que es lo que le está pasando a la Sergio Arboleda.

 

La pregunta que muchos pueden hacerse
si siguen en esta simbiosis con el presidente Duque,
es si este es el tipo de liderazgo que allí forman

 

Un tema adicional que le puede pasar una factura a este centro educativo es más sutil pero igualmente importante. La pregunta que muchos pueden hacerse si siguen en esta simbiosis con el presidente Duque, es si este es el tipo de liderazgo que allí forman. Obviamente el objetivo de una universidad es asegurar la formación que los jóvenes necesitan para su desarrollo personal, profesional y familiar, pero también es deseable que salgan de sus alumnos, líderes, aquellos que tengan esa vocación y esa posibilidad. Las fallas de liderazgo que se le atribuyen a Duque pueden dar lugar a la pregunta que menos le conviene a la universidad: ¿sí tiene esta universidad la capacidad de encauzar a aquellos con potencial para que ejerzan un verdadero liderazgo?

Si esta universidad quiere ser un centro de educación superior que logre un reconocimiento por parte de toda la sociedad, no solamente del uribismo como sucede ahora, más le vale dejar de seguir prestándose como soporte técnico no solo de este gobierno, sino de todos aquellos que comulguen solo con las ideas de sus directivas. Así no se construye una verdadera universidad ni se forman los profesionales que el país requiere, con una mente abierta que les permita argumentar sus ideas. Me ratifico: si yo fuera la Universidad Sergio Arboleda, dejaría de sentirme lo máximo cuando me identifican con este gobierno.

 

E-mail [email protected]

www.cecilialopezcree.com

www.cecilialopez.com

 

 

-Publicidad-
0
9634
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Infamia

Infamia

12 sugerencias para los 3 años que faltan

12 sugerencias para los 3 años que faltan

Ministra Alicia Arango: no es suficiente

Ministra Alicia Arango: no es suficiente

Elecciones de octubre: la degradación de la política

Elecciones de octubre: la degradación de la política

¿Por qué se desbordó la corrupción en Colombia?

¿Por qué se desbordó la corrupción en Colombia?

Uribe y Arias

Uribe y Arias

La precampaña presidencial de Paloma

La precampaña presidencial de Paloma

El presidente Duque no se conecta

El presidente Duque no se conecta