Si la reforma tributaria nos arruina, la reforma a la salud nos mata

"La movilización pacífica es el camino contra las reformas de Duque"

Por: RICARDO RAGO MURILLO
mayo 05, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Si la reforma tributaria nos arruina, la reforma a la salud nos mata
Foto: Las2orillas / Leonel Cordero

Colombia, al igual que el resto del mundo, atraviesa un episodio de su historia que solo veíamos en las apocalípticas películas de ciencia ficción; esta pandemia del COVID-19 no solo ha atacado nuestra salud sino también la economía familiar. Al mismo tiempo, el presidente Iván Duque nos quiere imponer un paquetazo de medidas lesivas a los sectores populares del país, pero que lograron unir a los colombianos en duro rechazo contra su gobierno.

Este fin de semana, con el triunfo del pueblo ante la decisión de Duque de retirar la reforma, el panorama genera nuevas preguntas y deja planteada una disputa entre lo que el gobierno busca imponer y las realidades que construyeron los jóvenes e indignados del país.

Duque intenta tomar aire y presentar un nuevo proyecto, donde seguro estará poblado de micos, muy mimetizados con el fin que los colombianos no adviertan lo que podría ser un nuevo engaño y otro pulso entre el gobierno nacional y quienes le decimos no al proyecto y a su nuevo articulado; posiblemente el adefesio de proyecto de ley no podrá ser escondido como lo hicieron los medios de comunicación con el que acabamos de tumbar; escenario en el que lamentablemente el gobernador del Magdalena Carlos Caicedo, fue el único gobernante departamental de Colombia que se manifestó públicamente en contra de la iniciativa duquista.

De otra parte, hay que señalar con vehemencia que las reformas tributarias de Duque han sido inequitativas y altamente regresivas para el país; además, genera concentración de la riqueza de los sectores económicos que se mantienen en el poder. Porque lo de Colombia no es una democracia sino una plutocracia, que es la forma de gobierno en donde el poder está en manos de los más ricos o es influido por ellos como ya lo había denunciado Gaitán, característica que define nuestro sistema político, a la vez que constituye uno de los fundamentos de la estructura estatal.

También encontramos que la izquierda democrática busca generar escenarios de inclusión social y equidad, ¿pero qué equidad puede existir con el IVA a los alimentos y a los artículos de primera necesidad? En este sentido, es preciso indicar que si bien este impuesto lo asume la sociedad en su conjunto, se hace muy oneroso para las clases más vulnerables y es lo que en esencia el país rechaza.

Por otro lado, la Comisión de Expertos Tributarios en marzo del presente año, sobre el actual sistema tributario imperante en Colombia aseguró que:

Una persona como Luis Carlos Sarmiento Angulo, el más rico del país, paga menos impuesto de renta que un contribuyente con ingresos en el rango medio alto... Los de menos ingresos pagan un poco más que personas de ingreso medio, la primera señal de inequidad... Luego, a medida que va subiendo el nivel de ingreso, incrementa el porcentaje de impuestos que pagan, una medida de progresividad (es decir que pagan más los que más tienen). Hasta llegar al 94 por ciento de los más ricos... Ahí empieza una caída estrepitosa… Al final, se muestra que los más ricos de los ricos pagan renta por un valor cercano al 2 por ciento de sus ingresos. El mismo porcentaje que pagan los contribuyentes que ganan un poco menos (ubicados en el 76 por ciento con más ingresos).

 Y al final concluyen: “que es un sistema tributario disfuncional e injusto, que promueve la inequidad".

Todo esto tiene su explicación y es que el ingreso de unos es diferente al de los otros y se gravan de manera distinta, al igual que las exenciones y deducciones tributarias, que siempre benefician a los más ricos; y a manera de ejemplo hipotético podemos explicarlo así: un trabajador de clase media y un rico financiero tienen un ingreso de 100 pesos, el primero solo puede deducirse 20 pesos debido a las limitaciones que el estado le impone, por lo que debe rentar sobre 80 pesos, si le aplicamos una tarifa del 20%, el trabajador debe pagar por renta 16 pesos, mientras que al banquero se le permite deducir hasta 80 pesos debido a que estos sectores les son otorgados más beneficios tributarios, por lo que terminará rentando sobre 20 pesos, si aplicamos la tarifa del 20% sobre la base tributaria es decir sobre  los 20 pesos, su valor a pagar seria de 4 pesos, lo que evidencia una clara desigualdad entre unos y otros.

Desde esta perspectiva, es importante señalar que el gobierno de Iván Duque, no debería presentar una reforma tributaria, sino que debería revisar la inequidad, que actualmente es la base de la política adoptada por el Estado en materia tributaria, en la que los únicos beneficiados son los que les financian sus campañas al Centro Democrático, Cambio Radical, los conservadores, y el Partido de la U (y hasta un poco antes, los liberales, que se bajaron del bus gobiernista de manera oportunista, ante el rechazo popular), partidos que conforman la mayoría en el Congreso, por lo que deberíamos pedirle a Duque corregir de forma estructural el sistema tributario inequitativo y dedicarse a controlar la evasión.

Y como si lo anterior no fuese suficiente, cursa ya en el Congreso una reforma a la salud, peor a la que tenemos hoy, gracias a la Ley 100 de 1993, cuyo ponente fue Álvaro Uribe Vélez, quien convirtió a la salud en un negocio creando empresas intermediarias como las EPS que se quedan con gran parte de los recursos por sus “gastos administrativos” los cuales deberían ser girados en su totalidad a las entidades que prestan los servicios de salud, como hospitales y clínicas, y ni que hablar del desastre que son los fondos privados de pensiones que no son más que entidades financieras que tienen su génesis en el pensamiento neoliberal y su primera aplicación práctica en Chile, donde ya se demostró que este modelo es lesivo para la ciudadanía, y solo beneficia a los propietarios de los fondos, no a los cotizantes.

En la reforma a la salud tendríamos un modelo similar al de Estados Unidos, es decir, totalmente privatizado por las EPS, con el agravante que se deben pagar pólizas adicionales de acuerdo con la enfermedad que tenga el paciente y si no las tienes, no te atienden, así mismo el usuario tendrá que cuidarse y si la EPS argumenta que “no lo hizo” deberá pagar por su atención.

Con el nuevo sistema de salud que pretende imponer el Centro Democrático y Cambio Radical, acabarán con los programas de vacunación que se hacen a través de las Secretarías de Salud en los municipios y departamentos, por lo que todo estará bajo el control de las EPS y las multinacionales podrán controlar la salud pública, puesto que pondrán precios y establecerán las reglas del mercado.

De otra parte, con la propuesta de la reforma en salud se acabarán los regímenes especiales como el de los maestros; y los hospitales públicos deberán hacer un nuevo ajuste financiero y los que no lo cumplan, serán liquidados; por lo tanto, estamos frente a una neoprivatización de la salud más salvaje y como han dicho en algunos medios, si la reforma tributaria nos arruina, la reforma a la salud nos mata, por lo que debemos estar en pie de lucha y mantener una movilización y batalla permanente en contra de estas reformas y todas las que quieran imponer que vayan en contra del interés de las mayorías de este sufrido, pero muy digno país.

-.
0
600
Las poderosas mujeres que pesan en las próximas elecciones con sus millones de votos

Las poderosas mujeres que pesan en las próximas elecciones con sus millones de votos

Pobreza, crimen organizado y migración: los retos de la primer mujer presidente en Honduras

Pobreza, crimen organizado y migración: los retos de la primer mujer presidente en Honduras

El asesinato del dueño de Surtifurver que quebró el exitoso negocio

El asesinato del dueño de Surtifurver que quebró el exitoso negocio

Guerra de precios de útiles escolares en las calles de Bogota

Guerra de precios de útiles escolares en las calles de Bogota

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus