Sí, de acuerdo, el parque El Recuerdo está bonito, ¿y qué?

En Santo Tomás, Atlántico, construyeron un nuevo parque. La ciudadanía dice que está lindo, pero ve con preocupación que sea una obra más para enmascarar la pobreza

Por: Pedro Conrado Cúdriz
septiembre 30, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Sí, de acuerdo, el parque El Recuerdo está bonito, ¿y qué?
Foto: Voz de Oriente

“Y algunos políticos parecen tener la idea equivocada de que solo el gasto en infraestructuras 'duras', como carreteras y puentes, cuenta como inversión en el futuro de la nación. Es decir, no se han puesto al día con la creciente evidencia de los altos rendimientos económicos del gasto en las personas, en especial el gasto saca a los niños de la pobreza”.

He querido iniciar con este texto de Paul Krugman, asumiendo también la convicción del columnista de The New York Times sobre la importancia de invertir socialmente en las gentes, artículo publicado en El Espectador del domingo 26 de septiembre-2021, titulado '¿Los centristas están a merced de la propaganda de derecha?'.

Hace días, antes de la inauguración de la remodelación del parque El recuerdo, en Santo Tomás, Atlántico, les decía a algunos amigos que inquirieron mi respuesta sobre la propuesta que no tenía nada en contra de esta obra de cemento. Y es cierto, mejoró sustancialmente el paisaje. El problema, les decía, es que solo es un traje de moda arquitectónico, presentable y gubernativo, que enmascara la pobreza y las necesidades más profundas de la población.

Sí, es muy bonito, como escuché decirle a alguien, ¿pero, y la inversión en la gente qué? ¿Por qué no invierten en el desarrollo humano de las gentes?

La dignidad humana está relacionada a profundidad con vivir muy bien en viviendas sustentadas, no en materiales reciclables ni a orillas de las montañas, ríos o ciénagas. Está sustentada en entornos de bienestar humano: alimento, educación, recreación, deporte, arte y cultura, y la estética social, y en la libertad del hombre de decidir sobre su vida.

¿El Estado colombiano o el departamental han pensado en rescatar de la pobreza y la miseria a los miles de ciudadanos olvidados y maltratos por el sistema económico y político del país?

La educación pública no es la mejor si la comparamos con el Gimnasio Moderno de Bogotá, una escuela oligárquica, que funciona como un club de ricos, porque los niños y adolescentes de la alta clase social no logran relacionarse con nadie más que con niños de su misma condición socioeconómica. Un apartheid para ricos. Ahí se forman los que nos gobiernan, y por esta razón, creo yo, no son emocionalmente empáticos y a la postre por esa razón nos odian.

¿Y dónde se forman los gobernados? En las escuelas públicas. Se construyen infraestructuras educativas nuevas (otras moles de cemento), pero el alma escolástica de las escuelas donde asisten los gobernados es la misma de hace más de un siglo.

¿Se han preguntado por qué?

La inversión social en los niños le genera a la sociedad tranquilidad por el ahorro en cárceles y tratamientos hospitalarios contra las drogas y las limitaciones cognitivas en miles de infantes. Y algo igualmente importante: la inversión social en los procesos educativos de los niños mejora también sustancialmente la mentalidad de análisis crítica de la sociedad, y además, porque fortalece la mente democrática.

Es de profunda y absoluta irresponsabilidad invertir en cemento sin invertir en las gentes.

El otro problema grave es la inexistencia de políticas públicas en el tema de recreación y deportes, arte y cultura. Políticas que se crucen dialécticamente para generar el bienestar colectivo tantas veces pensado, sugerido y soñado. El Estado tiene que crear planes y programas permanentes durante todo el año para que en el tiempo de una década se puedan observar y sentir los resultados. Estoy seguro de que los problemas sociales estarán más disminuidos si se comparan con puntos de tiempo del pasado.

Sí, de acuerdo, el parque El Recuerdo está bonito ¿y qué?

-.
0
300
¿Qué hay detrás de la dureza de la minSalud Carolina Corcho?

¿Qué hay detrás de la dureza de la minSalud Carolina Corcho?

La plantada de Maduro a Petro y el fervor de Cúcuta por un presidente por el que no votó

La plantada de Maduro a Petro y el fervor de Cúcuta por un presidente por el que no votó

La Fundación para la Libertad de Prensa regaña a Roy Barreras por violar libertad de revista Semana

La Fundación para la Libertad de Prensa regaña a Roy Barreras por violar libertad de revista Semana

Así va la primera marcha contra las reformas del presidente Petro

Así va la primera marcha contra las reformas del presidente Petro

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus