¿Será solo la Policía una institución racista en Colombia?

Los medios de comunicación replican el racismo. Lo que hizo Caracol es despreciable para los afroclombianos

Por: Aiden Salgado*
septiembre 21, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Será solo la Policía una institución racista en Colombia?
Foto: tomada de internet

Cuando dos policías trataron de realizarle una requisa a Carlos Angulo Góngora, un afrodescendiente que se negó con un fuerte reclamo de ira, rabia y dolor, proveyendo un discurso estructurado, señalando por un lado el racismo y la discriminación de ese acto, y por el otro, recordándole a las y los transeúntes el aporte de los afrocolombianos a la construcción del Estado-Nación, inmediatamente se convirtió en el suceso más controvertido de esta semana en redes sociales.

El hecho ha causado gran reflexión en el país y fuera de él. Para los incautos en el tema o los racistas, allí no hay racismo ni discriminación, esa es la función de la Policía. Otros dicen que sí hay racismo y discriminación y argumentan que la Policía es racista. Para los que tienen rato padeciendo acciones denigrantes como esa o conocen bien el tema, sabemos que no solo son racistas los policías sino que toda la institución policial; no solamente en Bogotá sino en Colombia y las Américas. Ya que, como dice el activista afrovenezolano Jesús Chucho García: “Las instituciones de policiales en América son racistas desde Estados Unidos hasta la Patagonia. Puesto que la formación ideológica que tienen está formada bajo la ideología del médico criminólogo italiano Cesare Lombroso, quien elabora un manual de quienes son los posibles delincuentes, y en este las personas afrodescendientes y latinos son los delincuentes en potencia o posibles”. Bajo esta lógica de persecución y estigmatización es que se formaron los policía en Estados Unidos y en los diferentes países de las América para perseguir al delincuente.

Frente a lo reseñado arriba, que es lo nuevo en los sucesos vistos más de 6.100.000 millones de veces en Facebook, es que este hecho, que tuvo como protagonista a Carlos Angulo, tuvo la dicha de ser gravado y puesto a vista del pueblo a través de internet, por lo cual la joven que lo hizo se está llevando una cantidad de  insultos denigrantes por denunciar en público el racismo. Pero, indudablemente, lo que le pasó a Carlos es pan de cada día para los jóvenes afrocolombianos. ¿Cuántos de nosotros hemos armado protestas como estas? No es la primera vez que a Carlos lo detiene un policía; muchos de nosotros y hemos pasado por este mismo hecho, y no solo en Bogotá. Esto sucede en Medellín, Cartagena, Barranquilla, Cali, Pereira, en todo el país y fuera de él.

Yo en Venezuela, a principio del gobierno de Chávez, lo viví en Caracas. Pero el caso de Bogotá es más patético por lo que significa un acto de esto en la capital de Colombia, donde gobiernos progresistas han gobernado por tres periodos; todavía no se ha podido superar la segregación y menos en la policía. A pesar de algunas iniciativas como la llevada a cabo el 4 de septiembre de 2015, “Primer encuentro cultural de hombres y mujeres policías afrodescendientes, policía metropolitana de Bogotá” esta capacitación, realizada a los policías, estuvo en cabeza de la Alcaldía Mayor a través de la Secretaría de Gobierno y fue el preludio de lo que se venía, por las reiteradas acciones desmesurada de la policía ante la población afrocolombiana, tanto en el centro de la ciudad como en las localidades.

Creo que la reflexión sobre el racismo y la discriminación racial en nuestra sociedad va más allá de un hecho de unos policías, pasando por múltiples instituciones, desde las universidades hasta los medios de comunicación y por el mismo gobierno y sus ramas. Y señores del noticiero Caracol TV, lo vivido por el compañero Carlos Angulo no son supuestos hechos de racismo y discriminación; también es real que en las altas esferas del Estado colombiano no hay gente afrocolombiana o negra, es real que los lugares donde vive gente afrocolombiana o negra son los de mayor abandono por el Estado. Es real que los índices de necesidades básicas insatisfechas la viven los afros, es verdad que en nuestra región del Pacífico como en las ciudades de Quibdó y Buenaventura no tienen garantizado los servicios básicos; es verdad que en las universidades brillan por su ausencia la gente afro, tanto en personas como en contenido. Es una realidad que Caracol, con su programa Sábados Felices y la sección del soldado Micolta, ridiculiza y crea estereotipos negativos y despreciables a la población afrocolombiana.

Es una  realidad que el racismo en nuestra sociedad va mas allá de un hecho coyuntural, que depende de una persona. El problema es estructural, es de la sociedad y desgraciadamente las instituciones lo replican a diario desde los medios de comunicación, pasando por el sistema educativo. Vivimos en una sociedad racista y clasista y ante esta realidad no es solo asombrarse con hechos como lo sucedido a Carlos Angulo Góngora, es reconocer que vivimos en una sociedad racista y eso traevconsigo desventajas a un buen número de la población que son afrocolombianos. La solución es tomar medidas en todos los niveles y espacios; como diría Malcolm X: “Por todos los medios que sean necesario”. Por ello, todos a las calles de Bogotá a ponerle la cara al racismo y la discriminación racial, el 8 de octubre jornada convocada por el movimiento social afrocolombiano a iniciativa de los compañeros de Cadhubev.

*Palenquero,  Miembro  del  CONAFRO-MARCHA PATRIOTICA,  del  CEUNA -  Activista.

Email [email protected]

Desde el palenque un cimarrón todavía.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
3505

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Que no sea solo Micolta, que se acabe Sábados Felices

Que no sea solo Micolta, que se acabe Sábados Felices

Nota Ciudadana
Playa Blanca y el fallo que incomoda

Playa Blanca y el fallo que incomoda

Nota Ciudadana
Estilos y formas del racismo mediático a la colombiana

Estilos y formas del racismo mediático a la colombiana