Ser un mafioso en Hollywood: la poca dignidad de Juan Pablo Rada y Marlon Moreno

Lejos de soñar con aspirar la perfección en su arte, lo único que buscan es una mansión en Beverly Hills atendidos por sirvientes colombianos

Por:
julio 20, 2022
Ser un mafioso en Hollywood: la poca dignidad de Juan Pablo Rada y Marlon Moreno

Poco después de que la película que protagonizó, El secreto de sus ojos, ganara el Oscar al mejor film extranjero, Ricardo Darín le dio una entrevista al periodista Alejandro Fantino en donde contó sus resquemores de viajar a Hollywood a interpretar a un mafioso mexicano en el clásico de acción Hombre en llamas, dirigido por Tony Scott, el genio detrás de Top Gun. Aunque le dejaron dos maletas llenas de dólares en su casa Darín dijo no. Además de que quería regresar a su casa en San Isidro, en las afueras de Buenos Aires, la idea de interpretar a un mafioso mexicano le parecía una afrenta a los latinoamericanos. No quería prestarse a la fácil estigmatización que se hace en Hollywood de lo latino. La entrevista es una belleza y es esta:

En Colombia hay actores con dignidad. El caso más paradigmático es el de Andrés Parra, un tipo que además adora y respeta a Darín, con sentido social y político, un genio que logró escapar del encasillamiento que le podía caer después de interpretar a Pablo Escobar en El Patrón del mal. Sin embargo todavía está el anhelo de muchas de nuestras estrellas de viajar a Estados Unidos y lograr trabajar a cómo dé lugar en cualquier película de las grandes compañías.

Sí, entendemos que ser actor en Colombia es un acto de fe. Apenas se hacen películas y series de calidad. Mantener un trabajo estable es harto complicado. Por eso hay casos tan patéticos como el de Marlon Moreno que vendió todo en Colombia, después de ser el actor más popular del país tras interpretar el Capo, para irse a Los Angeles, estudiar, aprender el idioma, pagarle a un agente que al final no le saldrá con nada. Miren nada más el caso de Rada, tan capaz que se veía haciendo de Pirulito en El cartel de los sapos y lo que ha conseguido es aparecer en algunas películas de regular recordación. Incluso cuando se logra alcanzar lo imposible, como cuando Catalina Sandino fue nominada a mejor actriz en el 2005 por su papel en María llena eres de gracia, o Natalia Reyes aparecer en una de Terminator, volver a conseguir un papel de peso es harto complicado, casi imposible.

Lo que se tiene es crear una ley que proteja a los actores, garantizarle trabajo durante meses, proyectos y evitarles la tentación de irse para Los Angeles, quemar todos sus naves a esperar una oportunidad a cómo de lugar, haciendo lo que sea en una película de Hollywood. El éxito no se mide en dólares, el éxito es garantizar que se trabaja en lo que se ama intentando ser un actor cada vez mejor. Hay que aprender un poquito de Andrés Parra, de Ricardo Darín, por favor.

 

-.
0
118500
La temible magistrada Cristina Lombana que tiene la suerte de Petro, Uribe y Benedetti en sus manos

La temible magistrada Cristina Lombana que tiene la suerte de Petro, Uribe y Benedetti en sus manos

"Guerra es guerra": empieza el matoneo a Jota Pe Hernández en el Congreso

¿Qué puede pasar con la descabezada de los 52 generales de las Fuerzas Armadas?

¿Qué puede pasar con la descabezada de los 52 generales de las Fuerzas Armadas?

Ecopetrol, la canadiense Canacol y la norteamericana Lewis, los tres que controlan el gas en Colombia

Ecopetrol, la canadiense Canacol y la norteamericana Lewis, los tres que controlan el gas en Colombia

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus