Señores del Cric, no es tiempo de cargar a los payaneses con más peso

"No prolonguen más este bloqueo injusto, humillante y lesivo"

Por: JAIR ALEXANDER DORADO ZUÑIGA
mayo 13, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Señores del Cric, no es tiempo de cargar a los payaneses con más peso
Foto: Las2orillas

Como un guion repetido, unas manifestaciones que se desarrollaron de forma pacífica en Popayán acabaron con un monumental destrozo en el centro de la ciudad. La peor parte la llevó, como ya es costumbre, la fachada de la alcaldía. Y los vándalos casi siempre son los mismos, no participan de las marchas matinales, pero irrumpen en horas de la tarde y dan inicio al caos.

Esta vez fueron más allá y, aparte de lanzar pintura a las paredes blancas, se ensañaron con los cajeros automáticos de varias sucursales bancarias. Y había agentes del Esmad dentro de la alcaldía, pero cuando salieron a repeler la agresión el daño ya estaba hecho. Todos esos deterioros, incluidos los de los bancos, los acabaremos pagando, ya sea por medio de incremento de las tarifas, impuestos o costo de los servicios bancarios, en el caso de las instituciones financieras.

Y mientras se desataba la batalla campal en el sector histórico, cientos de payaneses hacían colas kilométricas para abastecerse de combustible en las estaciones de gasolina. Muchos estaban ahí desde la noche anterior. En términos generales, la ciudad está paralizada, desabastecida, rota.

No hay derecho. Como ciudadanos estamos pagando un precio excesivo. Popayán no puede seguir cargando con la cruz de la movilización indígena o por lo menos de los bloqueos, mecanismo de presión con el que históricamente las comunidades étnicas han logrado grandes prerrogativas para ellas, que no suponen una mejoría para el resto de la ciudadanía.

El padecimiento de los payaneses es la moneda de cambio, y ese malestar está volviéndose en contra de los intereses generales que motivaron la movilización social. Hoy miles de payaneses claman por el fin de este tiempo enrarecido y deprimente, en el que hasta conseguir una libra de carne se ha convertido en toda una proeza. Y el país no se preocupa por Popayán y el Cauca en la misma medida en que se indignaba por Cali y el Valle.

Nosotros no importamos mucho en el concierto nacional, ni siquiera los que en teoría nos representan en Bogotá dicen esta boca es mía. Nadie se duele por el ciudadano de a pie. Pareciera que desde el resto del país perciben a los caucanos en general como los causantes del desorden. Da la impresión de que piensan que existe una especie de complicidad velada en el taponamiento de las vías y que hacemos fiesta con cada cierre y huelga, cosa que no es así.

Hay perjuicios monumentales para la frágil economía caucana: pérdida automática de cientos de puestos de trabajo y un deterioro generalizado de las condiciones de vida. Los caleños son considerados auténticos héroes por sostener el peso de la movilización social, pero nada se dice del padecimiento histórico, casi resignado, de los payaneses con cada cierre.

La gente del Cric debería reconocer que en gran parte de las prerrogativas, beneficios y privilegios que han ido arañándole al gobierno nacional a lo largo de los últimos años hay una gran cuota de sacrificio de los payaneses. Ese hecho por sí mismo debería ser suficiente para no prolongar más este bloqueo injusto, humillante y lesivo, en un escenario tan complejo como el que ya tenemos montado por la pandemia y su propia crisis económica.

No es el momento para bloqueos y corredores humanitarios a cuenta gotas. No es el tiempo de cargar al ciudadano de a pie con más peso. Si es que somos todos pueblo y estamos en la misma lucha, hay que demostrarlo en la práctica. Esta es la oportunidad.

-.
0
600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Del 4 de marzo de 1971

Del 4 de marzo de 1971

Nota Ciudadana
Veterinario amarga la navidad a la familia de Takeshi

Veterinario amarga la navidad a la familia de Takeshi

Nota Ciudadana
Lo que esconde el blanco de Popayán

Lo que esconde el blanco de Popayán

Nota Ciudadana
El racismo se toma las calles de Popayán

El racismo se toma las calles de Popayán