Señora vicepresidenta, por favor piense antes de hablar

"El país necesita sensatez en este momento, no disparates"

Por: Nelson Germán Sánchez Pérez –Gersan-
diciembre 03, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Señora vicepresidenta, por favor piense antes de hablar
Foto: Twitter @mluciaramirez

Continuemos reflexionando sobre la actualidad del país, de ese despertar social que se ha expresado como un estallido de inconformidad en calles de varias ciudades. Eso que el maestro William Ospina en su columna del diario El Espectador llamó acertadamente  Estamos cansados.

La situación es tan masiva y compleja, que el propio Senado de la República la entendió y salió al paso de la misma llevando a cabo una reunión con las diversas fuerzas sociales convocantes al paro nacional, que hoy es el inconformismo general,  generando una declaración conjunta y un compromiso para iniciar en sesiones extraordinarias y ordinarias la discusión —y luego la presentación— de leyes o reformas que respondan al clamor ciudadano, no como una manera de darles la razón o contentillo a los protestantes, sino de que hay reclamos que a todas luces son justos.

Nada parecido a un diálogo de sordos como el convocado por la presidencia, según han dicho varios de los asistentes públicamente, entre ellos alcaldes y gobernadores electos, que es más una exposición magistral sobre ciertos temas para que se le escuche en silencio, se diga que sí a todo,  se le comprenda en sus avances y aciertos, no se objete nada, no se cuestione, no se proponga ni se discutan ajustes a decisiones o políticas, porque supuestamente ya todo anda super bien y lo mejor posible. Con esa actitud autista poco se logrará.

No se trata en esta coyuntura, presidente, de bandos ni de amigos o enemigos, es decir, convocar y reunirse con sectores afines, gremios, asociaciones que digan que están conmigo, que yo sí cumplo, que este es el mejor momento del país, que parar o protestar es de apatrias, malos ciudadanos o vagos que van a quebrar la economía, disparar el desempleo o subvertir el paraíso que es Colombia hoy. Hay que tener una mirada más holística, presidente.

De otro lado, que triste y mediocre papel —lo digo con la dignidad que el cargo representa— el de la vicepresidenta Marta Lucía en este episodio de la vida nacional. Salir con declaraciones desinfladas, señalando o estigmatizando a los jóvenes y a quienes marchan o alzan su voz. Atreverse a decir que marchan por cosas que no son ciertas, por desinformación, que los estudiantes no tiene razón; y zas, sale el propio líder natural del Centro Democrático, el senador Uribe, a anunciar que retira el proyecto de ley del Congreso para contratar jóvenes por horas pauperizando su empleo; y luego el propio Dane a decir que el empleo juvenil se disparó en el último año; y el propio presidente Duque a objetar los artículos de su propio Plan de Desarrollo, donde se establecía que con el dinero de las universidades se podían pagar deudas del Estado, y luego en forma retadora el ministro Carrasquilla sale a decir que el presidente no lo había desautorizado frente a la reforma pensional, que era un asunto vivo. Ni qué decir del decreto que crea el holding financiero del Estado colombiano, que para muchos es una macroprivatización de las empresas industriales y comerciales de la nación.

A mis lectores les consta que soy un permanente defensor de la participación de la mujer en la vida nacional, económica, académica, política y social, por todas las luchas dadas y las reivindicaciones que se han ganado a pulso, pero de por Dios, que alguien le diga a la vicepresidenta que se calle, que piense para hablar o que por lo menos se informe antes de hacerlo. El país necesita sensatez en este momento, no disparates.

De otro lado, no puedo dejar de  expresar mi felicitación y mi alegría por los 27 años de labores que cumple el diario más importante de Ibagué y el Tolima, El Nuevo Día: una casa editorial y un medio de comunicación que están en pleno proceso de migración hacia contenidos digitales, pero sin perder su esencia y características periodísticas de seriedad y responsabilidad social.

En hora buena por los jóvenes periodísticas y talentos que hacen parte y mantienen el derrotero trazado hace muchos años por fundadores, inversionistas, pautantes y colaboradores, entre quienes me precio de haber estado y estar ahora como opinador. Un enorme abrazo y buen viento y buena mar en esta gesta que continúa. Un medio abierto es sinónimo de verdadera democracia y civilidad.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2600

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La rosca de Duque y el consejero mayor

La rosca de Duque y el consejero mayor

Elecciones

Elecciones

Tres nuevos aliados y lo dos caciques a los que Marta Lucía prefiere decirles ¡NO!

Tres nuevos aliados y lo dos caciques a los que Marta Lucía prefiere decirles ¡NO!

Nota Ciudadana
La inútil vicepresidencia de Marta Lucía

La inútil vicepresidencia de Marta Lucía