Sebastián Salazar, el novio de Marbelle que se disparó en el Santa Fe

Como Shakira con Piqué, la cantante del collar de perlas se enamoró de un futbolista 16 años menor

Por:
Noviembre 26, 2015
Sebastián Salazar, el novio de Marbelle que se disparó en el Santa Fe

Se llama Marbelle, tiene 36 años, y está enamorada de Sebastián Salazar, de 20. Ella, cantante exitosa, él, volante del Santa Fe. Le ha seguido los pasos a Shakira y Piqué, el defensor del Barcelona. Como Shakira, lo acompaña desde la tribuna y él, desde la cancha, le manda mensajes por Instagram.

Cuando hace veinte años, Marbelle, una muchacha de 16 años, subía al escenario al ritmo de un ‘chispún’ electrónico, un bajo rimbombante y dos congas, Salazar nacía en el barrio Nicolás de Federmán de Bogotá. En su debut Marbelle vestía una camisa delgada de color amarillo con un moño que se extendía por encima de su ombligo, para abrirle las puertas a un escote prominente que resaltaba un tatuaje en forma de espada envuelta en una rosa que lloraba.  Vestía pantalones morados de látex que se extendían junto a sus caderas: “Que sube, que baja, que vuelve a subir”.

Sebastián apenas empezaba a caminar. Aquel niño blanquito, de ojos cafés, piel blanca y pelo castaño, daba pasos como si fuera a patear un balón de fútbol. Sería futbolista.

Cinco años después, Marbelle contraía matrimonio con Royne Chávez, el entonces jefe de seguridad del presidente Andrés Pastrana, durante el proceso de paz con las Farc, y toda Colombia veía la ceremonia por televisión, Sebastián Salazar aprendía a leer y escribir en el colegio Mayor Celestino Mutis de Bogotá.

salazar-marbelle

A su corta edad, Salazar no sabía quién era Maureen Belky Ramírez, la reina de la tecnocarrilera en Colombia, que ya contaba con tres álbumes de estudio y más de 260mil copias vendidas en América Latina. La mente de aquel niño se rodeaba de balones de fútbol, de entrenos los fines de semana y de ver los partidos del Santa Fe de ‘Prono’ Velásquez, Hilario Cuenú y el ‘Pájaro’ Carpintero. Con tan solo ocho años, Sebastián comenzó a entrenar con el club Compensar –quien para ese entonces tenía un equipo en la primera B del fútbol colombiano—donde duraría tres años. Y en las noches, cansado, después de hacer tareas y entrenar en la avenida 68, Sebastián prendía la televisión para ver el reality que estaba de moda en Colombia: el Factor X, con Marbelle como jurado estrella.

El buen desempeño de Salazar como volante de contención con Compensar hizo que en el 2007 sus padres lo matricularan en las divisiones inferiores de Independiente Santa Fe y acordaran con la rectoría del Mayor Celestino Mutis para que pudiera salir dos horas antes que acabara la jornada escolar y de esta manera entrenara en el Centro de Alto Rendimiento. Con el impulso del profesor Alfonso Sepúlveda jugó el torneo de reservas con el cuadro cardenal: un primer paso para cumplir su sueño como futbolista profesional. Al mismo tiempo, Marbelle se quitaba la ropa para la revista Soho, se hacía su tercera cirugía para mejorar su figura, debutaba en la televisión en las novelas Marido a Sueldo y Amor Sincero – en la que fue la protagonista de su propia historia– y se divorciaba de Royne Chávez a quien acusaba de pegarle y maltratarla psicológicamente.

Salazar comenzaba a hacer méritos para enfilar el primer equipo de Santa Fe y en 2014 jugó el torneo del Olaya con el equipo Centenario Kio. Ahí marcó un gol de tiro libre que de inmediato abrió los ojos del profesor Gustavo Costas, el técnico de Santa Fe, quien le dijo: “Jugás el miércoles (30 de julio de 2014) en la Copa (Colombia). No te acelerés y hacé en la cancha lo que hacés en los entrenamientos”. Era el debut del bogotano en el fútbol profesional colombiano; del otro lado, Marbelle lanzaba su nueva producción Todo Puede Cambiar, resolvía los líos económicos con su ex esposo y terminaba una relación de nueve años con el saxofonista cubano Sergio Chaple.

La vida de Salazar y Marbelle se cruzó en el segundo semestre del 2015. El jugador de Santa Fe, con tan solo 19 años, ya tenía en sus hombros más de 700 minutos como profesional y cuatro partidos como titular en la Copa Libertadores, en la que Santa Fe se despidió en cuartos de final de la mano del Internacional de Portoalegre. En la copa Sudamericana cantaría otro gallo porque el bogotano era titular en nueve de los diez partidos que Santa Fe ha jugado en este torneo. Con la inspiración que su novia Marbelle – 15 años mayor que él– le da a través de su cuenta de Instagram, Salazar es hoy volante titular del cuadro cardenal y es el primer jugador bogotano que, con tan solo 20 años, jugará la final de la copa Sudamericana.

Publicidad
0
89445
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Prepagos y ultraje sexual en Santa Fe. Consideraciones de una hincha

Prepagos y ultraje sexual en Santa Fe. Consideraciones de una hincha

Detalles secretos del regreso de Shakira a Barranquilla

Detalles secretos del regreso de Shakira a Barranquilla

Nota Ciudadana
Los equipos ‘pequeños’ se crecieron

Los equipos ‘pequeños’ se crecieron

Antonio De La Rúa superó su despecho con Shakira con una dj caleña

Antonio De La Rúa superó su despecho con Shakira con una dj caleña