Seamos Hidra de Lerna para mantener las voces de los líderes sociales

No podemos cambiar lo que ya pasó, pero sí podemos influenciar lo que puede pasar

Por: camilo morales jiménez
Julio 11, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Seamos Hidra de Lerna para mantener las voces de los líderes sociales
Foto: Pixabay

Aunque muchos pensábamos que el país había mejorado en materia de violencia, teniendo la tasa más baja de homicidios de los últimos 42 años por la firma de los acuerdos de paz, la cruda realidad nos da un balonazo en toda la cara. A pesar de que se ha disminuido a 98% el número de combatientes heridos que llegan a los hospitales del país, siendo esto una luz de esperanza para la construcción de un nuevo país, la historia nos devuelve a una violencia que siempre ha estado pero se escondía en las noticias y en los periódicos donde solo mostraban como foco de violencia a las Farc.

De nuevo y con gran cinismo por parte de los políticos colombianos, en momentos donde la unidad es fundamental para buscar un camino mejor, lo que hacen con una gran complicidad de los medios de comunicación es decir que esta es la paz de Santos y que la marcha del viernes para dar apoyo a los líderes sociales del país es oportunismo político.

En este panorama surgen preguntas como ¿dónde está la información y el detalle de lo que pasando en Colombia?, ¿hay sistematicidad o no en los crímenes?, ¿quiénes son las personas que han perdido su vida?, ¿quiénes son los grupos que cometen los crímenes?, ¿dónde ocurren estos crímenes? Esta es la información relevante de la cual los medios deberían hablar y poner en las primeras páginas para poder avanzar y tomar medidas que realmente nos garanticen buscar soluciones y poder crear un mejor país.

Buscando información encontré este documento que recomiendo leer: Informe especial de Derechos Humanos Situación de lideresas y líderes sociales, de defensoras y defensores de derechos humanos y de excombatientes de las Farc-EP y sus familiares. En este aparecen respuestas importantes que podrían ayudarnos a buscar la verdad.

De hecho, este trabajo menciona cuatro factores para saber si los crímenes son sistemáticos o no: temporalidad, distribución social de los hechos, tipo de personas que son asesinadas y quienes cometen los crímenes. A continuación los aplicaré en nuestro contexto..

Temporalidad: Según las cifras del Sistema de Información sobre Agresiones contra Defensores y Defensoras de Derechos Humanos desde el 2013 hasta marzo del 2018 se han cometido 460 homicidios en contra de personas líderes sociales y defensoras de derechos humanos, como se observa en la figura 1.

Distribución social de los hechos: La distribución de los crímenes también es un factor relevante para determinar la sistematicidad de los homicidios, de los 264 homicidios ocurridos entre el 2016 hasta mayo de este año 216 se han cometido en 6 departamentos como se observa en la figura 2.

Tipo de personas que son asesinadas: Las personas asesinadas son indígenas, afrodescendientes, campesinos y comunales que tenían cargos directivos en Juntas de Acción Comunal o de Juntas Administradoras Locales. Por tal motivo el alto comisionado mencionó  que “por ejercer labores de defensa de los derechos humanos tales como: denunciar u oponerse a la existencia de economías ilícitas y el accionar de la criminalidad; reivindicar derechos propios o colectivos; apoyar políticas derivadas del acuerdo de paz y por conflictividad”. Como se puede observar, su labor en la defensa de los derechos de todas las personas fue determinante con las agresiones que sufrieron.

Quienes cometen los crímenes: El cuarto punto y último de este gran trabajo fue indicar quiénes son los que cometieron los crímenes, y menciona que casi todas utilizan siglas y nombres de organizaciones sucesoras del paramilitarismo como ACG, Águilas Negras, AUC, Rastrojos, entre otras. Pero, en particular, 22 casos han ocurrido bajo la responsabilidad de integrantes de la fuerza pública, lo cual es muy preocupante.

No podemos cambiar lo que ya pasó, pero sí podemos influenciar lo que puede pasar. Hay actualmente 424 organizaciones sociales, comunales, étnicas, de género, relacionadas con diversidades, políticas y populares de carácter regional y nacional, las cuales se encuentran en riesgo y la única forma que veo es ser como Hidra de Lerna. Si acallan una voz que dos voces más salgan en pro de la paz, de los derechos de los campesinos, indígenas y afrodescendientes. Por eso la marcha más que oportunismo era una obligación.

Como dijo Ali Primera: “Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos y a partir de este momento es prohibido llorarlos”.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
98

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Un país manicruzado

Un país manicruzado

Qué escribe uno 30 minutos después de que le matan a un amigo

Qué escribe uno 30 minutos después de que le matan a un amigo

Presidente Duque, ¡no se quede callado!: del asesinato de líderes sociales

Presidente Duque, ¡no se quede callado!: del asesinato de líderes sociales

Líderes sociales: aprender a llorar a nuestros muertos

Líderes sociales: aprender a llorar a nuestros muertos