¿Se creó en Colombia la cátedra anticomunista?

"Esta se instauró en la Primera Internacional de los Trabajadores, cuando fueron rechazadas las tesis absolutistas, burocráticas y estatistas de Marx"

Por: Ariel Peña González
noviembre 06, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Se creó en Colombia la cátedra anticomunista?

Hace algunos días, un importantísimo analista de destacados medios de comunicación afirmó en una entrevista para Las2orillas que el señor José Miguel Narváez, exsubdirector del DAS, condenado a 30 años de prisión por la muerte del humorista Jaime Garzón, dizque creó una “cátedra anticomunista”; lo que es una afirmación bastante pretenciosa, debido a que la cátedra anticomunista se instauró hace cerca de 150 años en la Primera Internacional de los Trabajadores, cuando fueron rechazadas las tesis absolutistas, burocráticas y estatistas del señor Karl Marx por parte de los dirigentes libertarios Mijal Bakunin y Pierre-Joseph Proudhom, quienes avergonzaron y desenmascararon al padre del totalitarismo comunista delante de los obreros.

O sea, el señor Narváez pudo dictar algunas charlas sobre el asunto, pero decir que era una “cátedra anticomunista” es una hipérbole. Además, creer que Colombia es el ombligo del mundo es ingenuo. De ahí que no tiene sentido la afirmación que en febrero hizo el principal dirigente del Partido Comunista en la Comisión de la Verdad: allá dijo que en el país fue donde nació el anticomunismo, ¿ah? Se debe respetar el rigor histórico y dar la lucha ideológica, ya que los comunistas siguen las enseñanzas del genocida ruso de Lenin, quien planteaba que la verdad es un prejuicio burgués y que a base de mentiras se construyen verdades.

Por otro lado, vale recordar las grandes figuras del anticomunismo, entre las que se destaca al anarquista ucraniano Néstor Majnó, quien dirigió el Ejército Negro que enfrentó en la guerra civil rusa (1917-1922) a las bandas bolcheviques del ejército rojo (dirigidas por Lenin y Trotsky), siendo responsables de la muerte de tres millones de ucranianos por hambre; cifra que después se aumentó con el holocausto ucraniano de Josef Stalin, en el contexto de la colectivización de las tierras emprendida por la URSS durante los años de 1932-1933, en la cual habrían muerto de hambre hasta doce millones de personas solo en ese país, según los archivos secretos desclasificados tras la disolución de la unión soviética.

También hay que recordar a importantes líderes religiosos como el Papa Pio XI, quien en la encíclica Divini Redemptoris (19 de marzo de 1937) afirmó: “El comunismo es intrínsecamente perverso porque socava los fundamentos de la concepción humana, divina, racional y natural de la vida misma y porque para prevalecer necesita afirmarse en el despotismo, la brutalidad, el látigo y la cárcel”. Además, sobresale el Papa San Juan Pablo II, quien fue uno de los sepultureros del comunismo en Europa Oriental, junto al sindicalista Lech Walesa y al mandatario estadounidense Ronald Reagan.

Y no solo el cristianismo católico, dentro de las religiones tradicionales y trascendentales de la humanidad (a pesar de la teología de la liberación), ha mostrado su rechazo al engendro del comunismo, sino que también esas posiciones se pueden encontrar en el islam, el budismo y el hinduismo; por lo que es risible considerar que el anticomunismo es cosecha colombiana, como algunos lo difunden sin ningún reato.

Con esto claro, siempre hay que recordar que en las negociaciones de La Habana un punto que exigía el grupo narcomarxista era el de proscribir al anticomunismo, dado que desde que apareció la estafa marxista, con sus proclamas de violencia y envilecimiento a las masas, le han surgido fuertes contradictores, así que el requerimiento de las Farc era para evitar el debate ideológico y que el Estado (manejado por la burguesía) persiguiera a sus contradictores para después tomarse el poder y consolidar su proyecto político comunista de hambre y muerte.

En una entrevista a principios de este siglo que le hizo Caracol al jefe paramilitar Carlos Castaño, este afirmó que el comunismo era una ideología romántica, pero que la guerrilla había perdido esos ideales, cosa que también han repetido muchas veces durante décadas en el país importantes personalidades de la dirigencia nacional, lo que induce a un desbarajuste intelectual; porque es indiscutible la catadura criminal e inhumana del marxismo. Entonces, si Castaño abiertamente tenía admiración por el comunismo, es imposible que José Miguel Narváez, que era respetado por el jefe de las autodefensas, tuviera una “cátedra anticomunista”, porque el anticomunismo a nivel universal se ha manifestado históricamente no solo desde el punto de vista político, sino también en el ámbito cultural, humano, filosófico, económico, social, moral, entre otros.

Lo que significa que la expresión principal del anticomunismo se da cuando se desmitifica la “intocabilidad ideológica del marxismo” que han vendido en algunos sectores de la política y la academia, principalmente. De ahí que se aconseja leer La libertad de Bakunin, ensayo que, aunque los marxistas han pretendido proscribir desde que se escribió, ya se puede conseguir en internet, en especial para los que se confunden con el término anticomunismo. Para finalizar, es una vergüenza para la humanidad que todavía existan personas que abracen los dogmas marxistas, abiertamente o utilizando disfraz, y que para el caso colombiano quieren tomarse el poder político y poner en práctica los diabólicos planes del comunismo.

-.
0
1300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Cuáles fuerzas progresistas?

¿Cuáles fuerzas progresistas?

Nota Ciudadana
La diáspora derechista de la Venezuela Socialista

La diáspora derechista de la Venezuela Socialista

Nota Ciudadana
Regularizar refugiados, una bofetada a la camarilla comunista venezolana

Regularizar refugiados, una bofetada a la camarilla comunista venezolana

Nota Ciudadana
Izquierda, derecha, sindicalismo y anticomunismo

Izquierda, derecha, sindicalismo y anticomunismo