Se acabó el recreo: con solo deseos, el mejor año nunca llegará

Si no hacemos lo que tenemos que hacer, un buen 2021 jamás será posible

Por: Óscar H. Pallares R
enero 18, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Se acabó el recreo: con solo deseos, el mejor año nunca llegará
Foto: Pixabay

El año nuevo inició su marcha inexorable hacia su pronta terminación. Va quedando a la distancia el sonar de las doce en el reloj de las emisoras para todos los morrocos, se difumina el clamor, el grito de alegría. El cielo que pareció abrírsenos con el sonar de las trompetas de un Aguachica nuevo irradia el mismo sofocante calor del año que se fue.

Al momento de escribir esta nota falta poco, 2 de enero de 2021, solo 364 días y 12 horas, para hacer lo mucho que se tiene que hacer en el año que llega. Así que no pierda tiempo deseándole a todos que tengan un año próspero, lleno de salud, dinero y amor, y prometiéndose conquistar logros personales.

Desde que me conozco escucho estas promesas personales y anhelos para todos; pero lo cierto es que el comienzo del nuevo año nos encuentra autoprometiéndonos y deseándole a los demás lo mismo que le deseamos a todos y nos prometimos a nosotros mismos para el año que en ese momento se marcha con la noche; de manera que esos deseos por un mejor año nuevo no dejan de ser una cantaleta que siempre repetiremos en cada uno de sus nacimientos, pero que no surte ningún efecto práctico si no van acompañados de nuestra acción para su materialización. Así que para el año nuevo no desee nada ni espere que sea mejor; más bien póngase a hacer ya lo que se prometió para el año pasado y no fue capaz ni siquiera de emprender.

Si no hacemos lo que tenemos que hacer el mejor año nunca llegará.

Hace 70 millones de años, al final de la era de los dinosaurios, el año tenía 372 días, en vez de los 365 actuales, porque la tierra giraba más rápido: los días duraban solo 23 horas y media. Incluso, los expertos predicen que el año cada vez tendrá menos días por cuanto la tierra gira más despacio.

En la era de los dinosaurios el tiempo alcanzaba hasta para perder un año de cuatro de trabajo, sin embargo, setenta millones de años después, si cada minuto del año no es de realizaciones, es seguro predecir que se perderá el año.

No se crea que cuando llegue el anciano 2020 a las 12:00 de la noche del 31 de diciembre, cargado de corrupción, inoperancia, crisis, guerras, hambre, desempleo, coronavirus, discriminación, masacres, suma de pobres, resta de ricos, promesas, engaños, destierro, mal gobierno, pésimos electores, entre otros lastres, desocupa el fardo que arrastra y se lo entrega vacío al niño 2021. Al contrario, si lo trae lleno es para que se lo lleve lleno.

Además, el cambio de año en el último mes del año es un invento del hombre que data de 1582 cuando así lo dispuso el papa Gregorio XIII. En el calendario anterior (el juliano) el nuevo año comenzaba el 21 de marzo o el 1 de abril. De modo que no hay por qué creer que con el cambio de año todo cambiará solo con deseos.

Así que si en el momento que lee esta columna usted todavía permanece solo en los deseos de un año nuevo mejor que el anterior, lamento decirle que ya empezó a perder el año.

Primer recreo: Al revisar lo escrito arriba solo faltan 363 días para que finalice el 2021. El tiempo vuela.

Segundo recreo: Se está a tan solo 10 días hábiles para el inicio del año escolar y el Ministerio de Educación Nacional ni ninguna autoridad territorial ha destinado un solo peso para acondicionar los colegios para el inicio de clases en alternancia.

Cachadera de clases: Ad portas de la posesión de Joe Biden como presidente de EE. UU. es bueno tener en cuenta que al igual que Donald Trump, son presidentes de la mayor potencia del mundo y como tales, demócratas o republicanos, sus relaciones con Colombia son de vasallaje, imposición y de estirpe imperialista. No olvidemos que la forma no es el fondo. A veces aquella maquilla la maldad de este.

-.
0
300
Los jóvenes que lograron mover más de un millón de votos

Los jóvenes que lograron mover más de un millón de votos

El mal ejemplo de la CAR-Cundinamarca con el Parque Ecoturístico Río Neusa

El mal ejemplo de la CAR-Cundinamarca con el Parque Ecoturístico Río Neusa

El ascenso de Camilo: de atender la tienda de su papá a ser el más grande de Hispanoamérica

El ascenso de Camilo: de atender la tienda de su papá a ser el más grande de Hispanoamérica

Perú: el Congreso decide si abre un proceso de destitución contra Pedro Castillo

Perú: el Congreso decide si abre un proceso de destitución contra Pedro Castillo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus