Opinión

Santos y Zuluaga, queso de la misma ampleta

Por:
junio 04, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

“Cucarachas del mismo calabazo” era la frase que repetía Marcos Pérez, el amo de la sintonía radial en los años 60 y 80 en parte del Caribe colombiano, para referirse a los políticos de turno que con sus discursos y propuestas buscaban más votos.

Si uno de ellos decía que iba a lograr la paz en Colombia. Marcos Pérez preguntaba, “¿carajo, con tanto bandido suelto, habrá que ver cómo va a ser eso?”. Si otro candidato afirmaba que iba a acabar la corrupción. La respuesta podía ser: “Eso sí, tendremos que fumigar a todo el país”. Remataba con una frase que decía “Ombe, por favor, no me le echen sal al patacón… no me hagan reír, que tengo el labio cuarteado”. Luego preguntaba cómo la gente seguía creyendo en políticos, y preguntaba si acaso no se daban cuenta que todos eran “cucarachas del mismo calabazo”.

En Córdoba hay una variación de la frase. Reemplazan calabazo por cóncolo, como lo anota el Compa’e Goyo en su libro Córdoba su gente y su folclor.

También está “La tapa del cóngolo”, título del poema del escritor medieval Juan Ruiz Arciprestre de Hita. Apocado a “La tapa…”, que podría ser la acción de Marta Lucía al irse con Zuluaga, y otros conservadores al irse con Santos. Un senador de apellido Barriga (Carlos) es el que lidera el apoyo de 40 congresistas conservadores a Santos, y se pregunta uno ¿qué querrá esa “barriga”? La tapa del cóngolo, se imagina uno.

Cóngolo es también la semilla que llamamos ojo de buey. Cóngolo, la red usada por algunos pescadores del Sinú, Cauca y Magdalena. Sea lo que sea, interesa que su aplicación se acerque a cucarachas del mismo pote, tarro, cóncolo, cóngolo, totumo o calabazo.

En San Martín de Loba, ante la presencia de un grupo de hermanos y hermanas que me presentaban, uno de ellos advirtió que eran todos de la misma ampleta. Quedé en silencio. Álvaro, uno de los hermanos, explicó que ampleta es un recipiente de madera donde el queso toma forma y consistencia, y por misterios aún no investigados, ese queso sabe diferente al de otra ampleta, así sea elaborado con la misma leche y con los mismos procedimientos. “Todos somos hermanos de la misma ampleta”.

Santos y Zuluaga entonces son queso de la misma ampleta.

Reconozco que en esa búsqueda he encontrado nuevas frases con el mismo sentido, algunas muy originales, otras tan inventadas como posibles. Grano de la misma maretira y agua de la misma tinaja, me las sopló la cantadora Ceferina Banquez. Suero del mismo tarro y cuajo del mismo bangaño, me las dijo Ismael Ortíz, un gaitero de Ovejas. Cucayo del mismo caldero y tajada del mismo plátano, me las contó Ariel, un sonriente mesero de un restaurante de Montería. Puedo seguir, pero dejo aquí a los lectores sus propias creaciones.

A unos días de la segunda vuelta para elegir presidente, los candidatos han acentuado los cambios en sus discursos. Intentan ser otros, diferentes, quizá para salirse del calabazo, de la ampleta, del cóncolo.

Zuluaga quizá anuncie en próximas horas que invitará al equipo negociador de las Farc a comer bandeja paisa en El Ubérrimo, Uribe cocinará. Allí le ofrecerá a Iván Márquez ser el nuevo líder del Centro Democrático. Santos podrá, también en próximas horas, declarar la guerra a Nicaragua para restarle protagonismo al conflicto armado interno y dar el salto a un conflicto internacional.

Los votantes quedarán confundidos. Los que votaron por Zuluaga en primera vuelta, votarán en segunda por Santos, y los que votaron por Santos en primera, se irán por Zuluaga en la segunda.

En las filas de ambos candidatos ya se ven los cambios. El “excrementicio” Roberto Gerlein, que apoya a Santos, anunció que no tiene problemas en comenzar una relación con un gay, pero solo hasta el abrazo, de ahí en adelante, nada. El MIRA que había dado como partido libertad a sus votantes, apoyará a Zuluaga, como venganza, que raya con cualquier principio cristiano, para castigar a Santos, acusado de persecución política y religiosa, luego del escándalo de la pastora Piraquive.

Desproporción de Gerlein, de Barriga, el MIRA, Zuluaga o Santos, nada de eso. Son las habilidades de quienes habitan el mismo cóngolo, calabazo o cóncolo. A mí me gusta queso de la misma ampleta, o cucayo del mismo caldero. ¿Dígame?, ¿o tiene acaso una de mayor genialidad?

-.
0
892
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La honestidad de otras voces

La honestidad de otras voces

Margarita Sorock, ese plan de irte ahora

Margarita Sorock, ese plan de irte ahora

El futuro, la obsesión por lo que no existe

El futuro, la obsesión por lo que no existe

Luis Miguel Caraballo hierve su bullenrap

Luis Miguel Caraballo hierve su bullenrap

Mayra Díaz, las añoranzas de la piel

Mayra Díaz, las añoranzas de la piel

Creaciones y creaturas distópicas

Creaciones y creaturas distópicas

Traducir a Alessandro Baricco

Traducir a Alessandro Baricco

Suena la gaita en La flor del verano

Suena la gaita en La flor del verano