San Andrés: ¿ganó Nicaragua o Colombia?

Una estrategia de compensación para los dos estados pero que no necesariamente beneficia a los habitantes del archipiélago

Por: Felipe Lozano Rodríguez
enero 01, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
San Andrés: ¿ganó Nicaragua o Colombia?
Foto: Mario Carvajal C.C. 3.0 Wikipedia

Al rememorar al filósofo griego, Heráclito de Éfeso, se puede reafirmar que el sujeto de derecho es conflictivo por naturaleza, hecho de gran complejidad para tratar, sumado a
la dificultad que devenga en este diferenciar entre un interés y una posición; dificultad que pone en riesgo tanto las relaciones como las negociaciones en cualquier escenario posible.

Esto, en virtud de los resultados obtenidos en la generalidad de las situaciones, donde en la mayoría de los casos quien negocia se acerca a la negociación defendiendo
su posición personal, es decir, buscando la maximización de su beneficio personal, dificultando así el adecuado desarrollo del proceso.
Para dar solución efectiva a dicha dificultad, la Negociación Basada en Principios (Ury, Fisher, & Patton, 2011), es precisa al señalar que se debe prestar toda la atención en
los intereses subyacentes, que son los que realmente definen el problema y no en las posiciones.

En la actualidad el fallo de la Corte Internacional de Justicia, con motivo del diferendo entre Colombia y Nicaragua, en medio de la polémica decisión de esta Corte y al margen
de responder si la decisión ¿fue o no justa?, si ¿perdimos o ganamos?, permite revisar si esa decisión satisfizo los intereses de Colombia o no.
Así las cosas, se puede observar que, de un lado, se reconoció la soberanía colombiana sobre la totalidad del archipiélago con todos sus cayos e islotes, con lo que se
evitó el fraccionamiento de las mismas, de otro lado, se definió la frontera marítima entre los dos países, aunque esto significara para el país centroamericano más del 40% del mar
territorial que antes fuera de Colombia, y finalmente no se obtuvo un nefasto resultado, de a Corte, en un eventual trazo de la frontera en la línea media entre la plataforma continental de ambos países, con lo que entre otras cosas hubiera perdido Colombia el archipiélago de San Andrés.

Con esto queda claro que la misma Corte, fue la que decidió darle prevalencia a los intereses de ambos Estado, aplicando lo que ellos llaman Estrategia de Compensación,
distante de la posición de un acatamiento o no del fallo y de su carácter vinculante o no.

Ahora bien, es complejo dejar claro si esos intereses responden a necesidades humanas básicas (Ury, Fisher, & Patton, 2011), ya que si bien es cierto Colombia como
Estado ganó, los habitantes del archipiélago no, por ejemplo, por temas pesqueros, entre otros. Luego queda la pregunta, si bien se satisfizo los intereses de Colombia, ¿se satisfizo las
necesidades básicas de los habitantes del archipiélago?

Es posible que sea difícil responder a estas preguntas, por la magnitud y las variables que estas albergan, lo que reviste gran importancia, es el hecho de la búsqueda y logro de la satisfacción del interés nacional, sobre cualquier cosa.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
4680

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Los pleitos de Nicaragua contra todos sus vecinos

Los pleitos de Nicaragua contra todos sus vecinos

Nota Ciudadana
San Andrés, un paraíso que necesita reciclar

San Andrés, un paraíso que necesita reciclar

Nota Ciudadana
Somos genéticamente chambones

Somos genéticamente chambones

"Ni nicaragüenses ni colombianos, nosotros somos sanandresanos"