Retos en materia de seguridad, paz y convivencia para la nueva alcaldía de Bogotá

En la ciudad persisten relaciones de desconfianza, discriminación y desigualdad que hay que cambiar. Cuatro desafíos que el próximo mandatario de la capital deberá enfrentar

Por: Foro Nacional por Colombia Capítulo Región Central
septiembre 09, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Retos en materia de seguridad, paz y convivencia para la nueva alcaldía de Bogotá

De acuerdo a las mediciones de la última Gran Encuesta de la Alianza de Medios*, la inseguridad es el problema que más le preocupaba a la ciudadanía en el país, y Bogotá no es la excepción. En el informe de la encuesta de percepción ciudadana 2018 Bogotá Cómo Vamos, la ciudadanía ubica a Bogotá como la ciudad con peor percepción de seguridad entre las 13 analizadas. El 57% de los habitantes de la capital se sienten inseguros en la ciudad; cifra que se mantiene en igual porcentaje en todos los niveles socioeconómicos, grupos etarios y zonas de Bogotá.

En la ciudad aún persisten relaciones de desconfianza, discriminación y desigualdad, que derivan en situaciones de violencia o dificultades para establecer relaciones sustentadas en la convivencia pacífica. De acuerdo con los datos del Ministerio del Interior, en el año 2018 estaban cursando 737 investigaciones sobre discriminación en Colombia, de las cuales 443 estaban relacionadas con temas de raza, religión, ideología, étnicos o culturales. De estos casos, el 50% correspondían a investigaciones sobre discriminación en la ciudad de Bogotá. De otro lado, a pesar de que la cifra de homicidios ha disminuido en los últimos años, en el mes de mayo se contabilizaban 406 homicidios, 30 menos que el año pasado; no obstante, Bogotá ostenta el tercer lugar en todo el territorio nacional. Al respecto,  el plan de seguridad y convivencia de Bogotá señala que el 86% de las lesiones personales y el 94% de los homicidios se encuentran asociados a riñas motivadas por diferencias culturales, comportamentales y por el uso del espacio público.

La Personería de Bogotá reportó que el hurto en la capital se incrementó en un 51% en 2018. El 55% de los delitos fueron cometidos con violencia empleando algún tipo de arma: blanca 65%, fuego 19% y fuerza 10%. Sumado a este panorama desalentador, la violencia de género es un desafortunado fenómeno que ha venido crecimiento de una manera muy preocupante. En efecto, entre enero y septiembre de 2018, se registraron 74 crímenes contra mujeres (el 10 % del total nacional) y, entre 2013 y mediados de 2018, Bogotá fue la ciudad que registró el mayor número de muertes violentas de las mujeres(666).

Aunado a este panorama preocupante en materia de seguridad y convivencia, la encuesta de percepción y victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá planteó que el 85 % de los encuestados tiene una opinión desfavorable del sistema de justicia en Colombia. Solo el 8% de los encuestados afirma que ha mejorado. Y, aunque las comisarías de familia salieron mejor libradas en percepción de buen desempeño en relación con otras entidades, un 35 % de los consultados aún considera que su gestión es mala.

Este panorama plantea grandes retos para los cuatro candidatos y la candidata en temas de seguridad ciudadana. En efecto, el aumento del 17% del hurto a personas; el incremento de la violencia interpersonal y contra los niños, niñas y adolescentes; los efectos del desalojo del Bronx en los sectores residenciales y comerciales de Comuneros y Veraguas, la atención de la situación de los cerca de 3.000 habitantes de calle de la ciudad, la disminución de las cifras de violencia de género,  la implementación del Acuerdo 716 de 2018 con el cual se promueve una Ciudad Libre de Discriminación, el reconocimiento de las afectaciones e impactos del conflicto armado en Bogotá, y el fortalecimiento del tejido social son los retos más significativos que debe enfrentar la nueva administración para disminuir los indicadores de violencia.

De acuerdo a este panorama, la próxima alcaldía distrital se enfrenta a cuatro grandes desafíos en materia de seguridad, paz y convivencia:

El primer reto es la prevención y acción en lugar de la reacción. En efecto, el próximo alcalde o alcaldesa de Bogotá tiene el desafío de construir estrategias para frenar los ciclos de violencia y para edificar la paz en la ciudad. Es claro que no se puede continuar normalizando la violencia y la guerra propiciada por el conflicto armado, ni por  las acciones desatadas por la ilegalidad, ni por las innumerables expresiones de no convivencia pacífica entre los habitantes de la ciudad. Desafortunadamente, tanto la ciudadanía como la institucionalidad se han habituado a reaccionar ante los significativos hechos de violencia sin lograr neutralizar este problema. Se requiere definir estrategias que perfilen un conjunto de acciones preventivas que estimulen la transformación de prácticas agresivas e impositivas en la búsqueda de soluciones incluyentes, reparadoras y de convivencia pacífica.

Trabajar para lograr transformaciones culturales que reconozcan la diversidad es el segundo desafío. La discriminación y la desconfianza son comportamientos que han permeado las relaciones sociales en la ciudad de Bogotá. Es urgente, por tanto,  generar acciones que lograr tener impacto en hábitos y prácticas culturales que reconozcan la diversidad, la pluralidad y el respecto hacia los otros como un principios centrales de una cultura democrática. Estos cambios culturales deben propender por la creación y consolidación de nuevos tejidos sociales que habiliten escenarios de inclusión y no estigmatización, que contribuyan al reconocimiento del otro y  a la garantía de derechos para todos y todas.

El tercer reto se centra en establecer estrategias articuladas entre la institucionalidad y la sociedad civil para garantizar la seguridad en la ciudad es el tercer reto. Dada la situación de inseguridad que se percibe y vive en la ciudad es imprescindible construir articulaciones que involucren a la sociedad civil en la construcción, implementación y evaluación de las políticas públicas integrales que fomenten la convivencia, seguridad e incidan positivamente en la calidad de vida de los habitantes del distrito. Para ello será necesario formular estrategias que garanticen la seguridad,  mediante la prevención del delito, el establecimiento de acciones de educación y pedagogía ciudadana que promuevan la convivencia pacífica, el acceso ágil y eficaz al sistema de Justicia, y la puesta en marcha de un sistema de evaluación y seguimiento, con participación ciudadana, de las políticas públicas sobre convivencia y seguridad. Ello implica el fortalecimiento de las dinámicas de identificación de las problemáticas, su puesta en marcha, sus resultados y su impacto en la convivencia democrática y pacífica.

Por último, la apuesta por la paz en la ciudad es otro de los desafíos que tiene Bogotá. Los territorios han sido concebidos por el acuerdo de paz como escenarios por excelencia de la construcción de paz y de convivencia. En esa línea, él o la próxima alcaldesa de Bogotá tienen la tarea de contribuir a la puesta en marcha del acuerdo de paz, en la medida en que deberán trabajar por el desarrollo local y de la región en clave de progreso, justicia y equidad. El plan de desarrollo 2020-2023 deberá ser construido con participación ciudadana y teniendo en cuenta los lineamientos que suponen la construcción de un país y una región en paz; un plan de desarrollo que privilegie la defensa de los derechos humanos, la vida, la integralidad de la población y la convivencia pacífica deberá ser el norte que guíe a la ciudad y sus habitantes en los próximos años.

*

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El valor de Daniel Raisbeck y el movimiento Libertario

El valor de Daniel Raisbeck y el movimiento Libertario

Por qué estoy con Clara López

En redes
VIDEO: Nuevo intento de atraco a mano armada al norte de Bogotá

VIDEO: Nuevo intento de atraco a mano armada al norte de Bogotá

Nota Ciudadana
Robledo no tiene autoridad para culpar a Petro de la derrota de Clara López

Robledo no tiene autoridad para culpar a Petro de la derrota de Clara López