Respuesta a “Los chiflidos contra Santos enterraron a la Universidad Nacional”

El actor Julio Hernán Correal da su opinión frente al artículo publicado el 28 de enero: "Aplaudo la actitud de la estudiante que se paró a hablar"

Por: Julio Hernán Correal Triana
enero 30, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Respuesta a “Los chiflidos contra Santos enterraron a la Universidad Nacional”

Respetado Fabián:

Aunque comparto con usted la idea de abrir espacios para la reflexión y el debate en la universidad pública, especialmente en la Nacional, de la que soy ex-alumno,-- lo que me enorgullece sincera y profundamente-- considero que el simple titulo de su columna, “Los chiflidos contra Santos enterraron a la Universidad Nacional”, encierra una postura más que sumisa, perversa, pues lleva implícito el mensaje de que al gobernante no se le puede reprochar porque nos hacemos merecedores de su castigo o su desprecio, que mirado con detenimiento, es la misma postura de las mamás que le indicaban a sus hijas cuando eran maltratadas por su esposos: “No le reclame mija, deje así, no le dé motivos para que se enoje otra vez.”; o la de quienes sugieren a los trabajadores no sindicalizarse para no ser cogidos entre ojos por el patrón, o peor aun justificar la represión desmedida, como la que cuentan, ocurrió en la plaza de toros, un domingo de 1956, en le que hubo una masacre como respuesta a los chiflidos que las barras le habían regalado 8 días antes a la hija del dictador Rojas Pinilla.

Ver: "Los chiflidos contra Santos enterraron a la Universidad Nacional”

En la parte de la columna en que dice: “Hoy dejaron ir una gran oportunidad quienes abuchearon, insultaron y chiflaron a Santos, Parody y De la Calle. Cuando pudimos plantearle al gobierno que financiara los proyectos de la Unal, que nos tomara como referentes en el proceso de paz y posconflicto y que volviera a la Nacho una universidad pluriclasista de nuevo, una verdadera universidad pública”, en esta parte se equivoca de nuevo, pues no son los abucheos, insultos y chiclidos --razones de peso para que el gobierno deje de financiar los proyectos de la Nacional, pues esa es su obligación-- la Universidad Nacional no es una funadación sin animo de lucro a la que le están haciendo una donación para que pueda hacer sus obras. Como su nombre lo indica, es la universidad de la nación, y como tal responsabilidad del Estado, a la que en un ejercicio de lógica simple, el gobierno de turno debe acudir para apoyar tareas tan importantes como el proceso de paz y se cae de su peso que es tarea del Estado, garantizar el ingreso de cualquier colombiano, de cualquier clase, como era en el pasado, hasta mediados de los 80, antes de que los recortes en bienestar termanaran por alejar a colombiano de otras regiones distitnas al centro del país y Bogotá de la Universidad Nacional de Colombia.

Sin necesidad de citar sus palbras le digo: los chiflidos no son excusa para desfinaciar la universidad pública.

En la parte que dice: “Los estudiantes y la universidad deben demostrarle al Gobierno Nacional que aún son merecedores de recursos, que las investigaciones que manda a hacer en los Andes o La Javeriana las puede hacer acá, pero eso sólo se va a lograr si están dispuestos al dialogo: a hablar, no a gritar y a negociar, no a imponer”, yerra una vez más, pues no son los chflidos el criterio para esocger un grupo investigador, sino los resultados que estos coelctivos estén arrojando, y en este sentido, según informe reciente, los resultados siguen sinedo superiores a los de las universiades privadas que usted menciona, y si no lo fueran, el gobierno tendría que propugnar porque fuera así, porque su responsabilidad está con la universidad estatal, no con el negocio de particulares.

En mis primeros años años en la universidad, vi al doctor Fernando Sánchez Torres, rector por ese entonces, entrar a la cafetería y salir a la Plaza del Che a hablar con los estudiantes, y nunca los chifldos que en esas ocasiones recibió fueron razón para cerrar la universidad, de la que dijo, prefiero renunciar antes que tener cerrarla, como lo hizo finalmente, tras los infaustos suceso del 16 de mayo de 1984.

Contrario a su opinión, aplaudo la actitud de la estudiante que se paró a hablar, como también aplaudo la actitud del presidente y espero que esto, por el contrario, lo anime a volver para que de esta forma, logremos entender que los espacios del dialogo y la concertación, deben imponerse sobre el mantoneo mediático y lo que es peor, la matanza sitemática de quines en alguna ocasión nos han laznado un chiflido.

Con todo mi respeto y consideración.

Julio Hernán Correal Triana

Actor de profesión, tocaimuno e hijo de la nacho por convicción

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
16854

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Cómo logró Andrés Felipe Salazar destronar a Sara Abril en la U. Nacional?

¿Cómo logró Andrés Felipe Salazar destronar a Sara Abril en la U. Nacional?

Nota Ciudadana
La guerra sucia contra Sara Abril en la Universidad Nacional

La guerra sucia contra Sara Abril en la Universidad Nacional

Nota Ciudadana
Reflexiones sobre la visita de Santos a la U. Nacional

Reflexiones sobre la visita de Santos a la U. Nacional

Nota Ciudadana
Carta para Sara Abril: “De representante a representante”

Carta para Sara Abril: “De representante a representante”