Residente o cómo capitalizar el anticapitalismo

¿Qué nos dice todo este estallido de redes sociales en torno a la tiradera de Residente a J Balvin sobre nosotros mismos?

Por: David Gómez-Valencia
marzo 11, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Residente o cómo capitalizar el anticapitalismo
Foto: @yosoyduran

A veces puede ser interesante tomar situaciones superficiales de la farándula con alta visibilidad para cuestionarnos asuntos profundos y poco visibles sobre nosotros como sociedad.

¿Qué nos dice todo este estallido de redes sociales en torno a la tiradera de Residente a J Balvin sobre nosotros mismos?

Confundir tomar postura con tomar partido:

La forma más inmediata de ver este punto es cuando la gente llama "la pelea entre Residente y J Balvin" o "pelea de machos" —para quienes quieran darle un halo más crítico a su comentario—. Es curioso que, aunque los hechos son varios videos y una canción de Residente atacando a Balvin y este último intentando lidiar con la situación, lo interpretamos como dos personas que se enfrentan, un versus.

Luego viene lo que ya vimos: unos toman partido por el uno y otros por el otro. ¿Cómo se explican estos bandos? Fácil: a los fans de cada uno le llegan refuerzos que se alinean así: Residente a la izquierda, Balvin a la derecha.

El primero se ha ganado esta fama por sus letras y performance revolucionario, el segundo por su silencio o manifestaciones tibias ante contextos de paro en Colombia. Los que desprecian a José por supuestamente ser de derecha se alinean con Residente ("los enemigos de mis enemigos son mis amigos") y los que desprecian a este último por ser un izquierdista declarado, defienden a Balvin.

Eso es tomar partido: un acto que no requiere tiempo y que se da por adhesión a quien me simpatiza o a quien está en contra del que me repele; tomar postura en cambio requiere cierta lentitud y requiere ejercicio de reflexión.

Veámoslo con ejemplos: los valores de izquierda progresista tienen una alta preocupación por propiciar el cuidado y evitar el daño, por propiciar lo justo y evitar el abuso, por cuestionar la fuerza de lo masculino y reivindicar el dignidad de lo femenino.

En ese sentido, una postura de izquierda cuestionaría la pertinencia de viralizar un mensaje tan agresivo en medio del estrés colectivo y el deterioro de la tranquilidad mental producido por conflicto bélico en Ucrania, cuestionaría la cercanía con el bullying que tiene la sistematicidad y sobreexposición.

Una postura que se preguntaría qué tan justo es que Residente, sabiendo que tiene más talento en sus rimas y retórica, use esta superioridad para humillar públicamente a alguien que claramente —y como él mismo lo dice— no tiene este talento ni la libertad creativa para hacer una canción que neutralice dicho ataque.

Cuestionaría la demostración de potencia masculina que suele hacer René y el uso de referencias sexuales femenizantes como formas de agresión ("te la pongo sin vaselina", "meterte un bate", "Hace mamadas", "ha tragado más leche que un condón", etcétera); sobre todo se interesarían por lo que tiene que decir Tokischa, la autora detrás de la letra y el video de la canción Perra a la que René invisibiliza al responsabilizar a Balvin por lo que realmente hizo una mujer intentando reivindicar "el fuego" y "la mujer libre".

Capitalizar el anticapitalismo
Pero especialmente, una postura crítica a la mercantilización capitalista notaría como el video que Residente publica un día antes es un video promocional del lanzamiento de su colaboración con Bizarrap, en el que además lanza su marca de ropa y cerveza (al estilo de Mon Laferte con su performance topless político que era la caratula de su último single); cuestionaría cómo René hace de la rebeldía un producto de consumo y con ello apaga su potencial transformador y suplanta la acción política por el espectáculo político dándole más fuerza al sistema que dice combatir.

Miraría con recelo cómo Residente hace lo mismo que le critica a Balvin: vender. Uno un discurso revolucionario, el otro con un discurso de éxito, y que su única diferencia material es el mercado al que apunta y las estrategias de marketing que usan; las de Balvin directas ("el negocio, socio") las de René más sofisticadas como las de usar la polémica para fortalecerse como marca y la destrucción de la imagen del otro como recurso para agrandar la propia.

Posdata (para quienes confunden postura con partido): Esto no es una defensa a J Balvin, la razón por la que no lo critico es porque ya René lo dijo todo. Cualquier crítica que se le pudiera hacer ya fue capitalizada por René; él dijo lo que muchos pensábamos.

 

-.
0
200
La plantada de Maduro a Petro y el fervor de Cúcuta por un presidente por el que no votó

La plantada de Maduro a Petro y el fervor de Cúcuta por un presidente por el que no votó

La Fundación para la Libertad de Prensa regaña a Roy Barreras por violar libertad de revista Semana

La Fundación para la Libertad de Prensa regaña a Roy Barreras por violar libertad de revista Semana

Así va la primera marcha contra las reformas del presidente Petro

Así va la primera marcha contra las reformas del presidente Petro

El secretario de Transparencia de Presidencia, otro que lleva su perro al trabajo

El secretario de Transparencia de Presidencia, otro que lleva su perro al trabajo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus