¿Repetirá Jorge Iván Ospina el fenómeno de Samuel e Iván Moreno?

En torno al liderazgo de los hermanos se unificaron las fuerzas de izquierda. Y al igual que los políticos de derecha que tanto criticaron, favorecieron a sus amigos

Por: Fernando Alexis Jiménez
septiembre 13, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Repetirá Jorge Iván Ospina el fenómeno de Samuel e Iván Moreno?
Foto: Twitter @JorgeIvanOspina

El amplio favoritismo que asiste a Jorge Iván Ospina, candidato a la alcaldía de Cali, frente a Roberto Ortiz lleva inevitablemente a dos reflexiones: la primera, que si el Chontico uniera fuerzas con Alejandro Eder ganaría la contienda; la segunda, si el fortalecimiento electoral del médico no llevará a que repita el fenómeno de Samuel e Iván Moreno Rojas, en Bogotá.

La primera perspectiva —unificar a Ortiz y Eder— resulta lejana aun cuando en la baraja política nada está escrito. Coincidir en un programa para la capital vallecaucana debería girar en torno al fortalecimiento de la seguridad, la generación de empleo que está hoy en el orden del 10.7%, el desarrollo de planes de vivienda que responda a las expectativas de una ciudad que concentra el más alto número de desplazados por la violencia provenientes de todo el cinturón del Pacífico colombiano, a lo que se suman los migrantes venezolanos, y la dinamización del transporte masivo MÍO, que terminó convirtiéndose en un elefante blanco.

En lo que respecta al aspirante Ospina, los caleños de clase media y media baja no olvidan las megaobras que impulsó, de las que se programaron 21 y solo se ejecutaron 8. Los propietarios de más de 80 mil predios no han cancelado esta obligación y, dados los resultados, tampoco es que haya mucho estímulo para hacerlo. Mucho del dinero terminó esfumándose por la magia de birlibirloque: “Nada por aquí, nada por allá”.

Tampoco deja de inquietar el masivo MÍO, en el cual se entregó toda la infraestructura a un reducido número de inversionistas para el usufructo de las ganancias, pero llevaron inexplicablemente a la quiera la que en su momento miraron con avidez como la “gallina de los huevos de oro”. La ineficiencia del servicio ha llevado a mantener latente el servicio de buses y colectivos viejos, taxis que se enfrentan bajo la “guerra del centavo”, transportes piratas—que tienen muchos usuarios—y los motoratones que han cobrado particular fuerza en las zonas de ladera y el oriente de Cali.

Unificación de fuerzas de izquierda

Como ocurriera en su momento con Samuel e Iván Moreno Rojas, en torno a su liderazgo se unificaron algunas fuerzas de izquierda. En Cali igual, con Jorge Iván Ospina. El problema en unos y otros es que el caudillismo conduzca al abismo a un movimiento alternativo que hoy está más fracturado que un bulto de canela, en el cual sus dirigentes no pueden ponerse de acuerdo fácilmente, pese a que enfrentan un adversario común.

Bien dijo el lustrador de calzado con quien hablé esta mañana en la plaza de Cayzedo: “Entre la gente de izquierda hay en juego muchos egos”. El hombre no tiene una especialización en análisis político, pero sin duda tiene toda la razón. No se necesita haber ido a la universidad para llegar a una conclusión tan obvia.

Los hermanos Moreno Rojas se posicionaron, pero al igual que los políticos de derecha de los que denotaban, terminaron favoreciendo a sus propios amigos. De iguales pecado se acusó a Petro en Bogotá, y en su momento a Jorge Iván Ospina.

El peligro es que el médico, en una segunda oportunidad en la alcaldía, imponga más cargas tributarias para “generar una Cali competitiva” y él, que es de origen popular e hijo de un gran luchador social como lo fuera Iván Marino Ospina, termine catapultando a los pocos que concentran el dinero y el poder en la capital vallecaucana.

Para nadie es un secreto que cuando ocupó el primer cargo municipal, posicionó a su hermano Mauricio, quien desde el Congreso no colmó las expectativas de los electores. Para un próximo período, le pasaron cuenta de cobro. Y lo que esperan los caleños es que promocione nuevos liderazgos y no a quienes llevan su propio apellido.

Un reto grande

Frente a lo que ocurrirá con Cali el 27 de octubre, no se ha dicho la última palabra. Las encuestas que hoy se inclinan en una dirección, mañana pueden cambiar. Sea quien fuere el ganador de la contienda, el reto que tiene el próximo alcalde es grande.

El primer gran desafío, superar el estancamiento que se produjo desde que el periodista John Maro Rodríguez, gracias a su populismo, alcanzara una alta votación pero salvo discursos veintijulieros, no hiciera mucho por la capital vallecaucana. Sus sucesores pasarán a la historia sin pena ni gloria. Y Maurice Armitage, será recordado como el “alcalde llorón”, porque siempre tuvo las lágrimas a flor de piel.

Cali no ha avanzado como quisiéramos todos sus habitantes. Pero los discursos de sus aspirantes llevan a pesar que pronto estaremos viviendo en la “ciudad de las maravillas”. Ojalá y sea así, y no termine siendo que en cuatro años, al abrir los ojos, descubramos que nuevamente nos vieron la cara… de ingenuos.

 

-.
0
3603
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La perla de Ospina en el debate de los aspirantes a la alcaldía de Cali

La perla de Ospina en el debate de los aspirantes a la alcaldía de Cali

Doble reculada en la Alcaldía de Cali

Doble reculada en la Alcaldía de Cali

Nota Ciudadana
¿El negocio de Jorge Iván Ospina?

¿El negocio de Jorge Iván Ospina?

Furia entre los verdes de Cali por el colado de Cambio Radical en las listas de Cámara por el Valle: VIDEO

Furia entre los verdes de Cali por el colado de Cambio Radical en las listas de Cámara por el Valle: VIDEO