Reforma política: el as de un gobierno para atentar contra la constitución

"Como ciudadano del común, tengo muchos reparos a una reforma política que se pretende introducir en el último año del Gobierno del Presidente Santos"

Por: GUSTAVO NIETO
marzo 02, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Reforma política: el as de un gobierno para atentar contra la constitución
Foto: archivo Elheraldo.co - EFE

Por medio del Ministro del Interior se mencionó la radicación de la reforma Política para el mes de Marzo, una reforma que busca entre otras cosas la institución del voto obligatorio, la reducción de edad para poder votar (16 años), la eliminación de la figura del Vicepresidente, financiación 100% estatal a las campañas electorales, unificación de periodo a 5 años del Presidente y de los altos dignatarios de las instituciones nacionales (Procurador, contralor, defensor del pueblo, entre otros).

Como ciudadano del común, si tengo muchos reparos a una reforma política que se pretende introducir en el último año del Gobierno del Presidente Santos, ya que es una jugada propia del ajedrez con el propósito de dejar en Jaque la democracia Colombiana.

Empecemos a disgregar cada uno de los principales puntos de esta reforma, en primer lugar no podemos desconocer el espíritu de la constituyente de 1991, donde se reformo la constitución con el fin de que perdurara en el tiempo, y que no se convirtiera en una norma tan flexible que se pudiera modificar al antojo de los gobernantes de turno, ya hemos visto como en el Gobierno de Uribe se introdujo la reelección, entre otras reformas constitucionales realizadas. Posteriormente se elimina la reelección por el presidente actual una vez reelecto, una reforma que atenta contra la ética y moral del pueblo colombiano, ya que se reeligió y después la elimino, como quien dice me aprovecho de la constitución y que se jodan los demás.

Si observamos la propuesta de eliminar la figura del vicepresidente, no existe nada más peligroso que gobernar solo, sin una persona que pueda confrontar algunas decisiones presidenciales con intenciones dominadoras, la historia nos ha enseñado eso, la figura del vicepresidente a impregnado al gobierno presidencialista de un contrapeso importante evitando una extralimitación del poder de un mandatario. Y también ha coadyuvado a que muchas políticas importantes se hagan realidad por el trabajo decidido de los vicepresidentes, recordemos además las agendas internacionales de los presidentes las cuales obligan a que esté mantenga un buen tiempo por fuera del país, dejando sin exagerar una vacancia temporal en las verdaderas funciones presidenciales en el país importantes para el desarrollo del pueblo. Por estas razones no podría ver con buenos ojos este tipo de eliminación.

Ahora la reducción de la edad para ejercer el derecho al voto, una decisión quizás más lejana a la realidad que vive Colombia, por ejemplo en el Derecho penal un menor de 18 años no puede ser judicializado con la normas preexistentes simplemente por la incapacidad que tienen para aplicársela a estos menores de edad, así mismo la formación académica en democracia en los colegios es precaria y por esta situación no es posible alcanzar una madurez política a las 16 años. Entonces que pretenden aumentar el clientelismo con los jóvenes mayores de 16 años, con promesas de empleos y educación de calidad en un país donde quizás para muchos gobernantes no es prioridad, y se ve menguada por los intereses en infraestructura y en otros sectores que son los que dejan un buen rédito económico. Por lo anterior se debe pensar primero en preparar nuestros jóvenes en desarrollo académico y con pautas claras en lo que tiene que ver con democracia y desarrollo político en una nación con tantos problemas sociales. No se puede aumentar el clientelismo a costa de entregar derechos políticos a una población vulnerable en estos temas.

El voto obligatorio, una institución que en contravía de las dos propuestas anteriores mencionadas puede ser positiva, toda vez que puede contrarrestar el clientelismo, la compra de votos,  el constreñimiento electoral y el abstencionismo. Recordemos que vivimos en un país donde el abstencionismo en la elecciones tiene cifras astronómicamente altas un 59% en las pasadas elecciones presidenciales y donde el presidente electo no goza de representativa absoluta del pueblo ya que fue elegido con tan solo el 25.67% de los votos de los colombianos aptos para votar, una cifra que solo representa a la 4 parte de esta población y que no entrega la representatividad mayoritaria necesaria para gobernar para todos. Por estas razones es una propuesta sana que puede ayudar a mejorar de una buena medida la representativa y la democracia Colombiana.

Financiación 100% estatal, una propuesta sana, pero que no evita el ingreso de dineros a campañas políticas del aparato privado ya que es de conocimiento público que estos dineros ingresan y jamás son contabilizados ante la entidad electoral colombiana. Las campañas son costosas por factores como el clientelismo, la compra de votos y el abstencionismo, factores que no se acabaran con la financiación 100% estatal ya que los recursos por esta índole nunca alcanzarán para las dignidades que brindan las contiendas electorales. Esperemos los mecanismos de control adicionales a la financiación estatal que luchen por evitar este flagelo foco de corrupción.

Frente a la unificación de los periodos a 5 años del presidente y los altos dignatarios colombianos es una idea adecuada que puede propender por una aplicación de políticas de largo plazo de algunos planes de Gobierno, sin embargo no todo es tan loable como se cree, ya que la ampliación de estos periodos puede otorgar más tiempo a los gobernantes para que pueden acomodar las normas a su estilo y así beneficiarlo de una manera inescrupulosa.

Finalmente no creo que el FAST TRACK, como regla excepcional para reglamentar los acuerdos de paz, se convierta en la regla general para torcer la constitución y modificarla a su antojo, desconociendo a la constituyente de 1991 y atentando contra la rigidez de la norma de normas.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
639

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La frenteada de la exdirectora del Sena a Santos: “no tapen los horrores del Sena”

La frenteada de la exdirectora del Sena a Santos: “no tapen los horrores del Sena”

Nota Ciudadana
Presidente Santos, priorice

Presidente Santos, priorice

Nota Ciudadana
“Álvaro Uribe es lo mejor que le ha pasado a este país”

“Álvaro Uribe es lo mejor que le ha pasado a este país”

Nota Ciudadana
Santos, ¿por qué le temes a la reforma pensional?

Santos, ¿por qué le temes a la reforma pensional?