¿Reforma a regalías, un acto personalista o un acuerdo de bancadas?

A propósito del proyecto legislativo sobre este tema que se tramita en el Congreso y al que solo le restan dos debates en el Senado

Por: JUAN CARLOS NIÑO NIÑO
octubre 23, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Reforma a regalías, un acto personalista o un acuerdo de bancadas?
Foto: Las2orillas

El proyecto de acto legislativo acumulado que modifica el Sistema General de Regalías (SGR), que esta semana fue aprobado en la Plenaria de la Cámara y que solo le restan dos debates en el Senado, se basa en el proyecto que radicó el gobierno nacional con el Centro Democrático, Cambio Radical, la U y el Partido Conservador, convirtiéndose en uno de los acuerdos de bancadas más importante del Congreso en los últimos años, en donde se incrementa porcentualmente la participación de las entidades productoras en la bolsa total de regalías.

Al parecer, esta afirmación no le ha parecido justa al representante César Ortiz Zorro y a su equipo de trabajo, quienes en privado y con altura me han expresado su inconformidad porque en mis columnas estaría desconociendo el trabajo del legislador casanareño, cuando lo único que me he limitado a señalar es que el porcentaje de participación de los municipios y departamentos productores es una fórmula tomada del proyecto del gobierno (no del proyecto de Zorro), que inició entre un 30 y 50%, y que ahora está en el 20% para departamentos productores, y un 5 % adicional para municipios productores, que responde a un acuerdo de bancadas”, mas no a “un acto eminentemente personalista”.

El aporte de Zorro

Con esto no quiero decir que el representante César Ortiz no ha sido importante en el trámite de la iniciativa. Ni más faltaba. Ha sido constante en defender la aprobación de la iniciativa. Sus intervenciones en comisiones y plenarias de Cámara y Senado han sido estructuradas, documentadas, sin temblarle la voz para denunciar que la reducción de regalías ha causado una tragedia social en Casanare, teniendo además la valentía de advertirle a su bancada verde que no iba a permitir que le dieran la espalda con este proyecto, porque al parecer estaban dispuestos a oponerse de manera rotunda, y como si fuera poco ha contribuido en salvar el proyecto cuando ha estado en cuidados intensivos, como cuando en la Comisión Primera del Senado el senador Luis Fernando Velasco no dudó en ponerle peros al proyecto.

La ponencia multipartidista

Aun así es necesario reconocer el juicioso trabajo de los ponentes en la Cámara Buenaventura León (Conservador - Cundinamarca), Álvaro Hernán Prada (Centro Democrático - Huila), Andrés David Calle Aguas (Partido Liberal - Córdoba), Alfredo de Luque (La U - Guajira), Carlos Germán Navas Talero (Polo - Bogotá), y principalmente el coordinador Ponente Jaime Rodríguez (Cambio Radical - Meta), quien ha liderado la discusión con mucha técnica y practicidad, encontrando siempre alternativas a los diferentes escollos y dificultades, lo que sin duda lo convierte en uno de los principales protagonistas del trámite legislativo.

Mea culpa, Cristancho

Y lamento mucho que no se le ha dado en Casanare el suficiente reconocimiento al representante del Centro Democrático Jairo Cristancho, quien ha trabajado de manera silenciosa pero estratégica, sin caer en la excesiva difusión y grandilocuencia de las redes sociales, participando en la estructuración del proyecto gubernamental, terminando de persuadir a los congresistas del Centro Democrático que aún no estaban tan convencidos de la reforma, siendo franco con la ministra de Minas María Fernanda Suárez, en el sentido que era necesaria la intervención del gobierno, como efectivamente sucedió, para que se aprobara en primera vuelta antes del pasado 20 de junio, cuando se vencía el plazo legal para aprobarlo en el pasado período legislativo.

La propuesta de Carreño: más recursos para productores

Esta discusión ha sido tan diversa y enriquecedora que ha dado para proposiciones tan importantes como la del representante de Arauca José Vicente Carreño, que consiste en que la participación sea entre el 21 y el 50% para los departamentos productores, y entre el 26 y el 50% para los municipios productores, cuando la producción esté entre los 400 y 600 mil barriles diarios, y el precio internacional del crudo oscile entre los 80 y 120 dólares el barril, y que quedó como constancia para que sea discutida en la Comisión Primera del Senado.

El ABC del texto en plenaria

El texto aprobado en la Plenaria de la Cámara incluye un 20% para los departamentos productores, más un 5% adicional para municipios productores; 15% para los municipios y distritos priorizados; 34% para los proyectos de inversión regional de los departamentos, municipios y distritos, con criterios de necesidades básicas insatisfechas, población y desempleo; 1% para la conservación de las áreas ambientales estratégicas y la lucha nacional contra la deforestación; y 10% para la inversión en ciencia, tecnología e innovación.

Un 2% para el funcionamiento, la operatividad y administración del sistema, la fiscalización de la exploración y explotación de los yacimientos, cartografía geológica del subsuelo, la evaluación y el monitoreo del licenciamiento ambiental a los proyectos de exploración y explotación de recursos naturales no renovables, incentivo a la exploración y a la producción; 1% para la operatividad del Sistema de Seguimiento, Evaluación y Control que velará por el uso eficiente y eficaz de los recursos, fortaleciendo la transparencia, la participación ciudadana y el buen gobierno; y la mitad de este para la Contraloría General de la República; y el remanente para ahorro, pasivo pensional y estabilización de la inversión.

Coletilla 1: El informe de ponencia para segundo debate de este proyecto de acto legislativo fue suscrito por ponentes de diferentes bancadas, a excepción del Ponente de Alianza Verde Inti Raúl Asprilla, como consta en la Gaceta del Congreso 976 de 2019 (publicada el pasado 3 de octubre), y en donde se basa mi artículo “Alianza Verde no firmó ponencia que duplica recursos de regalías para departamentos productores”.

Coletilla 2: En misiva escrita a la Secretaria General de la Cámara, el Representante Asprilla “adhiere” el martes a la ponencia (casi dos semanas después de haberse radicado la Ponencia), que no contradice en lo absoluto mi registro noticioso de que efectivamente no firmó la ponencia, y que deja abierta la discusión en el sentido de que en este caso los verbos “suscribir” y “adherir” significan lo mismo o son diametralmente opuestos.

Coletilla 3: En ningún momento he cuestionado que la firma de Asprilla no aparezca en la ponencia, porque la Constitución y la Ley le da la posibilidad de apartarse de un proyecto, aunque es necesario aclarar que el legislador siempre ha votado a favor de esta iniciativa legislativa, lo que es más que suficiente para tener la gratitud y el respeto de los departamentos y municipios productores.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
$15,6 billones se dejaron de ejecutar en regalías, anunció la Contraloría

$15,6 billones se dejaron de ejecutar en regalías, anunció la Contraloría

Nota Ciudadana
Reforma a las regalías, estuvimos a la altura de nuestro compromiso

Reforma a las regalías, estuvimos a la altura de nuestro compromiso

Nota Ciudadana
Ni rebeldía, ni tostada, ni mermelada

Ni rebeldía, ni tostada, ni mermelada

Nota Ciudadana
La dicotomía entre la política de inversión en CTI y las garantías para el desarrollo

La dicotomía entre la política de inversión en CTI y las garantías para el desarrollo