RCN y Caracol: desmovilícense, Colombia ya no los soporta más

'Aunque se empeñen en decir lo contrario, hacer la paz sin Uribe sí es posible'

Por: Redactores Nucleares
junio 24, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
RCN y Caracol: desmovilícense, Colombia ya no los soporta más

El 22 de junio de 2016, día histórico para Caracol y RCN por la derrota de Colombia en la Copa América, el Gobierno Colombiano y las FARC anunciaban el fin de la guerra. Para ese entonces, gran parte de la barra brava uribista huía del país para no ser víctima de la amenaza castro-chavista que su orientador había vaticinado. Con la camiseta de la selección oliendo a derrota, los que se quedaron en Colombia no tuvieron de otra que aprovechar el alcohol ya ingerido y celebrar que desde el día siguiente habría menos plomo en la patria adoptiva de Pékerman. Para acabar de ajustar, tocó ver el evento por RCN y Caracol.

El día 23 de junio, aunque Uribe había dicho que cuando se firmara la paz se abrirían los siete sellos de Tutankamón, las banderas de Colombia serían remplazadas por la banderas de Cuba y uno de los doce apóstoles lo traicionaría; el cese al fuego se firmó y no pasó nada. Lo único raro, lo verdaderamente raro, fue que los periodistas y presentadores de RCN y Caracol salieron con cara de cólico a fingir que se alegraban por la firma, como si nadie se acordara de todos los años en los que han hecho uribismo subliminal y soterrado a través de sus noticieros tendenciosos y llenos de mala leche.

Haciendo de árbitros dizque neutrales del conflicto, los periodistas de esos canales actuaron siempre sin ninguna ética, de mala fe, asumiendo el rol de azuzadores,  ‘bomberos’, 'carboneros’ y ‘cizañeros’ sin tomar ninguna responsabilidad por las veces que han omitido, confundido o desinformado a la gente que los ve. Ahora, en el escenario de paz que  jamás vieron posible --suponemos-- seguirán en lo mismo sin ninguna consecuencia, porque a eso le llaman 'libertad de expresión'.

Es más, ni bien se había firmado el fin de la guerra, todavía fingiendo que se alegraban por el avance del proceso de paz (el mismo que han saboteado diariamente durante años) los señores de Caracol fueron a buscar un senador cualquiera, a un expresidente cualquiera y convirtieron sus palabras en noticia. No en vano, todavía llaman presidente a ese senador e inventan que sin él jamás habrá paz.

Aunque los medios de comunicación se empeñen en decir lo contrario,  hacer la paz sin Uribe es posible. Lo que parece imposible es hacerla sin ellos que son los que lo sacan todo el día, disfrazando su opinión de la de él. Uribe, en efecto, es una fabricación de ellos. Que esos medios vivan detrás de él, leyendo su twitter, parafraseando cualquier cosa que dice como si fuera un oráculo, hace pensar que, además, tienen interés en que la guerra continúe.

Que un medio de comunicación privado tenga intereses económicos es normal. Que un medio de comunicación tenga interés por apoyar la continuidad del conflicto armado es sospechoso. ¿Habrá que desmovilizarlos o sentarlos a negociar?

Ahora que estamos por entrar en una nueva etapa, ¿no sería bueno replantear el periodismo? ¿No estaría bien desescalar el lenguaje, bajarle a la propaganda de guerra y dejar de disfrazar de objetividad los sesgos políticos? RCN y Caracol, desmovilícense. Colombia ya no los soporta más.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
18805

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La verdadera historia de cómo desapareció Cravis, la hermana adoptiva de Jaime Garzón

La verdadera historia de cómo desapareció Cravis, la hermana adoptiva de Jaime Garzón

María Fernanda Cabal no es bruta, se hace… como Natalia París

María Fernanda Cabal no es bruta, se hace… como Natalia París

Por uribista no me dejaron entrar a un bar

Por uribista no me dejaron entrar a un bar

Nota Ciudadana
Preguntas al aire sobre el Gral Alzate

Preguntas al aire sobre el Gral Alzate