Ratificada la infamia del Procurador

"Imposible que el pueblo esté equivocado"

Por: Gustavo Bolívar
enero 13, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Ratificada la infamia del Procurador

GOLPE DE ESTADO A LA DEMOCRACIA

Fallando en segunda instancia su fallo de primera instancia, figura única en el mundo, y desconociendo las revelaciones gravísimas de Emilio Tapia, en el sentido de que hubo un complot de los contratistas del aseo para llenar de basuras tres días a Bogotá, el Procurador Ordóñez ha ratificado la destitución de Gustavo Petro y su inhabilidad para ejercer cargos públicos por 15 años. Algún desprevenido que ingrese a este blog y que no conozca la realidad, puede pensar que lo actuado por Petro es terrible y que por eso le dan un trato tan drástico, como el que solo se puede dar a los peores hampones. Mentiras, este mismo procurador ha absuelto a varios parapolíticos y a Samuel Moreno, el más grande ladrón de nuestra historia, solo lo sancionó por tres meses.

Conclusión, a falta de paramilitares que eliminen la izquierda y la oposición a punta de bala, a las mafias del poder les queda la infamia jurídica basada en unas leyes diseñadas por ellos mismos a su medida. Y la están usando, también, de manera selectiva

En tiempo record, el Procurador investigó, acusó, destituyó y resolvió la apelación de destitución al Alcalde de Bogotá. Como si la permanencia de Petro en la alcaldía les quemara el alma y las cuentas bancarias a sus contradictores. La urgencia con la que se procedió fue tan evidente que hoy, a casi cinco años del descubrimiento del cartel de la contratación, aun muchos concejales no han sentido el peso de la Procuraduría y siguen campantes en sus cargos. Solo se ha actuado, por inercia, contra aquellos a los que la Fiscalía ha investigado y acusado.

La falta por la que se destituye a Petro es más cuestionable aún. El cambio de modelo en el manejo de las basuras. Es decir que se está inmiscuyendo el jefe de ese ente de control en la manera de gobernar del alcalde y confunde, peligrosa y tendenciosamente, las políticas públicas del burgomaestre con faltas disciplinarias. Como quien dice: Disciplinados alcaldes. No me pueden tocar a los contratistas privados así estos estén robando, con sobrecostos a la ciudadanía. Esa es la disciplina que quiere implantar el nefasto funcionario elegido y luego reelegido por el Congreso. Al alcalde que privatizó las basuras nunca lo investigó nadie. Al que desprivatiza el servicio lo destituyen 15 años. Eso es lo que no podemos tragar entero los ciudadanos en esta ocasión.

Pero también se intuye un afán del Procurador en la necesidad de no permitir al alcalde llegar vivo hasta la fecha del 2 de marzo, día en el cual los bogotanos se iban a pronunciar en las urnas sobre su permanencia o su retiro de la alcaldía. Lo analizaron, lo estudiaron muy bien y llegaron a la siguiente conclusión: Si dejamos llegar a Petro como alcalde a esa fecha, el pueblo lo va a ratificar, le va a dar más legitimidad de la que tiene y después será difícil expulsarlo del cargo. Porque una sola vez sí podemos pasarnos por la faja la democracia pero tal vez dos veces no. Equivocación. Ni una ni dos veces. Nunca. El constituyente primario hará respetar su voto. Bogotá vivirá jornadas pacíficas de resistencia civil como nunca se han visto. La plaza se vestirá de indignación y los ciudadanos les haremos saber a las mafias del poder que su jueguito de quitar, poner, decidir, transgredir, mangonear, hacer y deshacer con la voluntad ciudadana se acabó.

Esta afrenta a la democracia no admite tintas medias. O salimos a reclamar lo justo o seguimos coleccionando injusticias en total resignación.

Por eso tenemos que ir #AlaPlaza Preferible que a nuestros hijos les digan que fuimos mamertos, a que ellos y la historia nos tilden de pusilánimes y resignados a los abusos de las mafias del poder. Aceptar una injusticia como esta, que le puede suceder a cualquiera, nos convierte en esclavos, resignados, sin derechos, sin voz. Lo que siempre hemos sido.

Este exceso de poder, esta infamia de castigar al que lucha contra la corrupción y premiar al corrupto, merece una protesta seria y prolongada. De lo que permitamos en esta ocasión depende el respeto o el constante manoseo de parte de quienes manejan los hijos negros del poder.

Como lo indiqué en el anterior blog, no se trata de defender a Petro. Muchos no votamos por él y muchos no son petristas. Se trata de defender la razón misma de la democracia: El voto popular. Si un funcionario encarnizado por sus diferencias ideológicas y quizá por intereses oscuros decide aplastar con una firma, el voto de más de 700 mil personas y lo permitimos, renunciemos. Aceptemos que estamos en una autocracia y vayamos a casa a esperar órdenes, a seguir en la inopia otros 200 años. La otra alternativa es salir a decir: Somos sus jefes, nuestros votos se respetan.

Un político puede llenar la plaza de Bolívar una vez en la vida, una infamia la puede llenar seis veces en un mes. Imposible que el pueblo esté equivocado.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
101

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La adversidad de la cuarentena; un invierno forzado

La adversidad de la cuarentena; un invierno forzado

Nota Ciudadana
La masacre de Llano Verde y el escalamiento del fascismo en Colombia

La masacre de Llano Verde y el escalamiento del fascismo en Colombia

Nota Ciudadana
Uribe, un preso de excepción en el reino del Ubérrimo

Uribe, un preso de excepción en el reino del Ubérrimo

Nota Ciudadana
Doña Lina, entienda a los colombianos

Doña Lina, entienda a los colombianos