Rappi: ¿facilidad a qué costo?

Aunque son innegables las ventajas que la plataforma les ofrece a sus usuarios, no se puede dejar de lado que todavía hay asuntos por resolver

Por: Nicolás Osorio López
junio 28, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Rappi: ¿facilidad a qué costo?
Foto: Rappi

Hablar de Rappi es hablar acerca del único unicornio colombiano. La expresión unicornio es utilizada en el ámbito empresarial para referirse a una empresa que en la fase de consecución de capital logra superar más de USD 1.000 millones de dólares. Es tan raro que esa consecución de capital se dé que en Latinoamérica existen apenas once empresas que se han ganado esta denominación.

Rappi ha logrado hacer tangible aquello que enseñan en todos los cursos de emprendimiento: generar una necesidad en el consumidor, tanto que en las cuñas publicitarias que se transmiten al aire durante los partidos de la Copa América muestran de una manera cómica cómo Rappi te facilita la vida logrando que alguien haga las cosas por ti cuando lo necesites.

Es cierto, el hecho de tener al alcance del dedo un sinnúmero de restaurantes es una enorme salvación a la hora del almuerzo en la oficina cuando toca quedarse trabajando. También lo es el hecho de poder pedir a un supermercado el ajuste que tanto hace falta en la casa sin tener que moverse de la comodidad del sofá y pausar la serie en Netflix. Adicionalmente, que llegue en un tiempo razonable mucho mejor.

Lo admito, personalmente soy un usuario de esta aplicación. Es más, confieso que soy usuario de Rappi Prime.

Nadie discute las facilidades que ofrece la aplicación, tampoco las oportunidades de empleo que le ofrece a los rappitenderos. No obstante, Rappi se ha convertido en un dolor de cabeza para las alcaldías municipales, especialmente para las secretarías encargadas del tránsito y el espacio público.

Si bien Rappi no puede ser culpado por las imprudencias de los motociclistas, es indiscutible que la el modelo de negocio es un receta propenso para el desastre. Para esta receta es necesario agregar una cucharada de falta de empleo y necesidades insatisfechas, una pizca de urgencia ya que los Rappitenderos ganan por domicilio completado, y una tasa de imprudencias propias de un motociclista en Colombia, tenemos una torta de caos vial e imprudencias. Sin embargo, que esto no sea generado propiamente por Rappi no es excusa para que no se adopten medidas para corregir esta problemática.

Por el otro lado, está el problema del espacio público. La problemática puede evidenciarse fácilmente si se acercan a un parque cercano; con grandes árboles para la sombra y bancas para el descanso. Digo que se evidencia fácilmente ya que lo más seguro es que encuentren varias motos parqueadas en plena vía pública, o en su defecto encima de la acera ocupando espacio para los peatones. Lo mismo sucede ya en las bahías cerca a los centros comerciales y supermercados.

Inicialmente, esta situación no me generó objeción alguna, ya es apenas lógico que los rappitenderos se ubiquen cerca a los puntos donde deben recoger la comida o el mercado. No obstante, si se analiza esa situación desde otra perspectiva, podemos concluir que Rappi se está apoderando de parques, bahías, calles y aceras (bienes de uso público) y convirtiéndolos en lounges de descanso, parqueaderos y centros de acopio propias de esta empresa.

Sorprende también la pasividad por parte de las autoridades territoriales frente a este tema. Pero ese no es el tema de este escrito.

Es necesario hacer un llamado a Rappi para que adopte medidas para generar espacios para que sus rappitenderos tengan espacios adecuados para descansar y esperar a que aparezca un servicio. Claro está, sin el apropiamiento ilegal del espacio público como lo son las vías, aceras, parques y bahías. No es necesario reinventar la rueda para solucionar este problema, basta mirar al gremio de los taxistas, y como estos manejado los acopios oficiales.

Como lo mencioné, Rappi llegó para quedarse. Pero, que este para quedarse no puede significar el desconocimiento de normas y regulaciones vigentes.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
13120

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los domicilios por Rappi van para arriba

Los domicilios por Rappi van para arriba

En redes
El desastre de Rappi en el día de la madre

El desastre de Rappi en el día de la madre

El infierno de trabajar en Rappi

El infierno de trabajar en Rappi

Nota Ciudadana
¿Intervenir o no a Rappi?

¿Intervenir o no a Rappi?