Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

¿Quiénes se echaron al hombro la pelea contra la gigante Anglo Gold Ashanti?

Con $15 millones en la campaña para la consulta y un trabajo de más de 10 años seis líderes se juntaron en un propósito: decirle No a La Colosa

Por:
Marzo 27, 2017
¿Quiénes se echaron al hombro la pelea contra la gigante Anglo Gold Ashanti?

La multinacional Anglo Gold Ashanti fue una de las mineras que respondió en  2003 al llamado del Presidente Álvaro Uribe mandó mensajes al mundo estimulando la inversión en minería en Colombia. Ese año desembarcaron en Cajamarca los empresarios de la surafricana en busca de oro.

Empezaron, como cualquier minero informal colombiano, a trabajar sin ningún permiso.  Cuatro años después en el 2007 contaban con uno de los títulos mineros que otorgaba el Estado a través de la ventanilla de la hoy Agencia Nacional de minería y comenzaron formalmente a explorar, bajo el nombre de Sociedad Kedahda S.A.

Desde un primer momento especialmente los jóvenes de las veredas, colegios y la Universidad del Tolima prendieron las alarmas. Allí se creó el primer grupo de resistentes: la Reversa, que se convirtió en la semilla para que en el 2010 naciera el comité ambiental para la defensa de la vida conformado por 12 organizaciones y con el profesor Renzo García a la cabeza. Como un trabajo de hormigas explicaron de vereda en vereda, a los campesinos y a los estudiantes, el daño que la llegada de esta multinacional tendría para la tierra, el agua y sus vidas.

Anglo Gold abrió oficinas en Bogotá y Cajamarca. Contrató expertos bien conectados. Su tarea, a la par del trabajo de campo, era cuidar el frente oficial para evitar tropiezos de orden político y social. El pequeño pueblo tolimense quedó abrumado con los recursos que empezaron a llegar en arreglo de pequeñas vías, servicios médicos e incluso la compra de la ambulancia del hospital de Cajamarca.

Hasta el 2007 el proyecto de La Colosa tuvo un bajo perfil y le importaba sobre todo a los tolimenses, hasta que el entonces Presidente Uribe anunció que sería la mina de oro más grande del mundo. Una publicidad que terminó impulsando a distintas organizaciones locales que se  unieron con gente del resto del país y del extranjero a dar la pelea.

En las elecciones municipales del 2011 las cosas parecían no haberse modificado hasta cuando apareció en el escenario Julio Roberto Vargas, el candidato del Polo a la alcaldía de Cajamarca quien con  33 años tomó la bandera contra La Colosa como causa propia.  Logró 800 votos con un discurso solitario mientras la compañía sudafricana confesaba que había financiado a todos los partidos políticos, excepto al Polo y al Partido Verde.

Después del fracaso electoral de Julio Roberto en el 2011, y viendo que la empresa parecía imparable, los jóvenes concluyeron que debían intentar llegar al concejo y a otros cargos de representación para intentar frenarlos. La estrategia funcionó. En el 2015 por primera vez en la historia el Polo llegó al concejo, convirtiéndose en la lista más votada y salieron tres concejales: Stiven Báez de 24 años, Gustavo Roa de 50 y Camilo Padilla de 25, quien fue de los grandes aliados de Julio Roberto en sus campañas.

En el 2016 Camilo fue el presidente del concejo y el encargado de los debates y seguimientos al tema de La Colosa. Recuerda como la fecha de la consulta popular cambió por lo menos 6 veces por distintas razones.

Cuando todo parecía listo para que la Anglo Gold tuviera el apoyo de la alcaldía por 3 años más, el alcalde de Cajamarca William Poveda murió. El 12 de marzo del 2016 se realizaron las elecciones  atípícas para elegir su remplazo. Enfrentado a Pedro Marín por el Partido de la U y el Centro Democrático Julio Roberto con 4.477, volvió a perder, esta vez por 300 votos.

Paradójicamente la derrota se convirtió en el trampolín para consolidar la oposición a la minera en la consulta popular, con todos los esfuerzos unidos contra la empresa minera. E los catorce días que separaron las elecciones atípicas de la consulta popular,  el Comité del NO tomó el liderazgo en cabeza de  Cosajuca y los líderes alrededor del mismo Julio Roberto. El Comité del NO recibió un aporte de $ 15 millones del Comité ambiental que los había recogido de diferentes fuentes de donaciones y de los cuales $ 11  millones se emplearon en el desplazamiento de la gente de las veredas a votar a Cajamarca. Lo restante se ocupó en  publicidad.

Cosajuca cumplirá este abril 10 años. Nació en Cajamarca como iniciativa de un grupo de estudiantes de colegios y de la Universidad del Tolima, que aún se reúnen semanalmente y cuenta con líderes comprometidos como Robinson Mejía quien ha sufrido amenazas por defender la causa del No.  Últimamente se han ocupado en hablar de los inconvenientes de la explotación de La Colosa por fuera del casco urbano.

La principal estrategia para asegurar que se lograra el umbral que debía superar los 5.500 votos fue el voz a voz de los jóvenes con sus familiares adultos para que se tomaran el tiempo y bajaran a participar de la consulta. Y lo lograron: del 6.296 votantes 6.165 sufragios fueron por el NO, logrando robarle 2000 personas a la abstención que hubo para la elección del alcalde Pedro Marín quince días antes.

Por ahora los cajamarcunos y sus organizaciones celebran. Ganaron el primer round, pero deben mantenerse alerta para defender el resultado de la consulta y permanecer atentos frente al comportamiento de Anglo Gold Ashanti porque en la región se dicen que ya tienen adquiridas 10.000 hectáreas en los alrededores de los puntos donde habían empezado a explorar la que esperaban haber convertido en la mina de oro de cielo abierto más grande del mundo como había anunciado el ex Presidente Uribe, olvidándose de que la gente también cuenta y a veces se hace sentir.

Publicidad
0
5949
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Clara López: otra víctima del MOIR

Clara López: otra víctima del MOIR

El Polo Democrático ha sido víctima de los dogmas del Movimiento Obrero Internacional. La Doctora López hizo lo correcto
Lo que le hace falta a la política colombiana

Lo que le hace falta a la política colombiana

Una fuerte dosis de unidad e identidad ideológica puede ser la respuesta
Jorge Robledo y su apoyo al cuestionado Nebio Echeverry ¿Pecó por ingenuo?

Jorge Robledo y su apoyo al cuestionado Nebio Echeverry ¿Pecó por ingenuo?

Sus compañeros del Polo le quitaron el apoyo al candidato a la Gobernación del Guaviare
Cumbre de izquierda en Bogotá

Cumbre de izquierda en Bogotá

Oposición a Peñalosa y constituyente los temas que reunieron a la cúpula de la izquierda. No asistieron Robledo y Piedad Córdoba